Los maullidos y sus significados

El maullido de los gatos es más complejo de lo que parece, pues no solo se trata de un sonido producido al azar, sino que tiene un significado único.
Los maullidos y sus significados
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 20 noviembre, 2022

Al igual que otros seres vivos, los gatos han desarrollado su propio “lenguaje” para poder comunicarse entre sí y con otros animales. Este consiste en una combinación de posturas corporales, olores y vocalizaciones que se transforman en mensajes indirectos para los demás. Entre ellos, los maullidos son quizá la forma más evidente de comunicación, aunque los significados de cada uno de ellos no siempre son obvios.

Los gatos utilizan el maullido para llamar la atención y tratar de comunicarse con sus tutores. A pesar de que no existen reglas que ayuden a traducir las vocalizaciones felinas, algunas personas han logrado descifrarlas y entienden bien el requerimiento de sus mascotas. Sigue leyendo este espacio y descubre más sobre los maullidos y sus significados.

¿Cómo se produce el maullido?

Al igual que sucede en los humanos, la “voz” o el maullido de los gatos se produce a través de las cuerdas vocales que se encuentran en la laringe. Dichas cuerdas, son en realidad un tipo de tejido en forma de pliegues que vibran con el paso del aire, lo que provoca el característico sonido del felino.

Contrario a lo que parece, la vibración de las cuerdas vocales no es aleatoria, sino que se controla a través de distintos impulsos nerviosos. De esta manera, el gato es capaz de modular su maullido y cambiar el tono o la magnitud de su vocalización. Por ello, es normal que cada gato tenga sus maullidos distintivos.

Gato maúlla mucho

El maullido es casi exclusivo de la interacción gato-humano

El maullido es en realidad una vocalización creada por los felinos para poder comunicarse con sus tutores. En su vida diaria, es raro que el gato se comunique con sus congéneres por medio de maullidos. Esto se debe a que se envían mensajes por otros medios más eficientes, como los olores o las posturas corporales.

Una excepción a esta regla son los recién nacidos, ya que es común que maúllen de manera constante para intentar obtener la atención de su madre. Sin embargo, conforme crecen, aprenden nuevas maneras de comunicarse y relegan las vocalizaciones para la comunicación con el humano.

De hecho, esta situación se puede observar mejor en los gatos ferales, pues ellos tienden a desarrollar menos vocalizaciones que las de un felino doméstico. Al no crecer con el estímulo de los tutores, los ejemplares restringen la diversidad de sus maullidos a los mínimos necesarios para su interacción entre sí.

Además, debido a la larga historia de interacción con los humanos (domesticación), los felinos han aprendido a generar maullidos llamativos. Esto facilita la comunicación entre los gatos y los humanos, pues las personas tienden a responder mejor a los estímulos auditivos.

Los maullidos y sus significados

Por lo regular, los tutores experimentados que han pasado bastante tiempo con sus gatos son capaces de interpretar la mayoría de sus vocalizaciones. No obstante, no existe un método certero que permita conocer los diferentes significados de los maullidos.

Los gatos tienen una gran habilidad y control de sus cuerdas vocales, así que es normal que su repertorio de maullidos sea bastante diverso. Los cambios en la tonalidad, la entonación, la duración y los matices, hacen que cada ejemplar sea capaz de realizar una vocalización precisa para cada situación de su vida cotidiana.

Es más, un estudio de la Journal of veterinary science menciona que los felinos domésticos son capaces de producir como mínimo 21 vocalizaciones diferentes. Sin embargo, es posible que este número esté subestimado y que en realidad puedan emitir más de 60 sonidos con significados distintos.

Esto no significa que todos los gatos emitan los mismos maullidos, sino que son capaces de asociar sus vocalizaciones con más de 60 situaciones de su vida cotidiana. Por ello, cuando se pasa mucho tiempo con la mascota, los tutores aprenden a distinguir el distintivo tono del maullido para comer o para jugar. Algunas otras situaciones en las que tienden a usar el maullido los felinos son las siguientes:

  • Para que le abran la puerta.
  • Obtener atención.
  • Celo.
  • Agresión o advertencia.
  • Señal de auxilio.
  • Saludo.
  • Descontento.
  • Incomodidad.

Los gatos se vuelven más parlanchines

Debido a que los maullidos están enfocados a la interacción con los tutores, los gatos tienden a volverse más parlanchines conforme las personas los estimulen. Visto de otra manera, mientras se platique con ellos y se demuestren reacciones positivas a sus vocalizaciones, los felinos se volverán más afines a maullar.

Si bien es cierto que los felinos no entienden las palabras, son capaces de interpretar la postura corporal de los humanos y asociar las situaciones cotidianas. Gracias a ello, se comunican de manera efectiva con sus tutores y captan sus intenciones. Aunque claro, esto no siempre significa que acaten las órdenes, puesto que también es posible que decidan ignorarlas.

A pesar de que el estudio de la interacción gato-humano es menos estudiada que la del perro-humano, es igual de interesante y compleja. Claro está, aún falta demasiado para lograr comprender al 100 % lo que la mascota quiere decir. Sin embargo, cada día se entiende un poco más sobre el comportamiento de los animales.

Te podría interesar...
Todo sobre el maullido de los gatos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Todo sobre el maullido de los gatos

Te contamos detalles sobre el maullido de los gatos, una de las diversas formas que estas mascotas utilizan para comunicarse con humanos y otros an...



  • Nicastro, N., & Owren, M. J. (2003). Classification of domestic cat (Felis catus) vocalizations by naive and experienced human listeners. Journal of Comparative Psychology, 117(1), 44.
  • Prato-Previde, E., Cannas, S., Palestrini, C., Ingraffia, S., Battini, M., Ludovico, L. A., ... & Mattiello, S. (2020). What’s in a meow? A study on human classification and interpretation of domestic cat vocalizations. Animals, 10(12), 2390.
  • Ludovico, L. A., Ntalampiras, S., Presti, G., Cannas, S., Battini, M., & Mattiello, S. (2021, June). CatMeows: A publicly-available dataset of cat vocalizations. In International Conference on Multimedia Modeling (pp. 230-243). Springer, Cham.
  • Tavernier, C., Ahmed, S., Houpt, K. A., & Yeon, S. C. (2020). Feline vocal communication. Journal of veterinary science, 21(1).
  • Yeon, S. C., Kim, Y. K., Park, S. J., Lee, S. S., Lee, S. Y., Suh, E. H., ... & Lee, H. J. (2011). Differences between vocalization evoked by social stimuli in feral cats and house cats. Behavioural processes, 87(2), 183-189.