Los 13 escorpiones más venenosos del mundo

La mayoría de los antivenenos para las picaduras de escorpiones se producen "ordeñando" el veneno de estos invertebrados e inyectando las toxinas en otros animales para producir los anticuerpos.
Los 13 escorpiones más venenosos del mundo
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 25 marzo, 2022

Los escorpiones o también llamados alacranes son un grupo de invertebrados a los que se les teme por mostrar sus temibles aguijones venenosos. Estos organismos están presenten en todos los continentes, pero son más abundantes en las regiones cercanas al Ecuador donde el clima es tropical.

A pesar de la gran semejanza en su apariencia, estos artrópodos no son insectos, pues pertenecen a la clase Arachnida en la cual se encuentran las arañas. Aunque no todos los integrantes de este grupo son peligrosos, aquellos que sí lo son han sido los responsables por la muerte de varias personas.  Sigue leyendo para conocer a los 13 escorpiones más venenosos del mundo.

¿Qué son los escorpiones?

La comunicación en el escorpión es más intrincada de lo que parece.

Cuando se habla de los escorpiones, en realidad se hace referencia al orden Scorpiones, que pertenecen al grupo de los arácnidos. De hecho, aunque sea increíble los parientes más cercanos a ellos son las arañas, tarántulas y ácaros. A pesar de ello, los ejemplares se reconocen a simple vista, pues su aspecto es tan distintivo que la sociedad les teme solo con verlos.

Estos organismos se caracterizan por presentar un cuerpo alargado con 3 pares de patas, 1 par de tenazas y una cola con aguijón, que es por donde inyecta sus toxinas. La forma en que se desplazan es peculiar, pues en todo momento mantienen su aguijón elevado para usarlo si es necesario. Aunado a ello, las coloraciones de los ejemplares varían entre especies, desde tonos café, marrón claro y hasta negros.

Contrario a lo que se piensa, solo una pequeña parte de estos invertebrados son letales para el hombre. Esto no significa que la picadura no duela, sino que las molestias que causan no ponen el riesgo la vida de las víctimas. En este mismo sentido, solo la familia Buthidae es la que agrupa a las especies de importancia médica, cuyos venenos son los más peligrosos de los escorpiones.

Los escorpiones más venenosos

El envenenamiento por la picadura de estos invertebrados es catalogado como un evento grave e incluso letal. Esta intoxicación suele ser aguda, por lo que requiere de asistencia médica inmediata con el fin de recibir el antídoto y tratamiento adecuado.

Una de las principales complicaciones en estos casos se encuentra en la identificación del animal agresor, pues esto ayuda a los profesionales a saber qué medidas tomar. Sin embargo, aunque parezca sencillo los escorpiones son tan similares que solo un especialista puede reconocer la especie. Esto aunado a la falta de expertos en el tema que provoca que casi nunca se tenga certeza de la identidad del animal ponzoñoso.

Para que se tome conciencia del peligro que representan estos animales, a continuación te presentamos una lista de las 13 especies de escorpiones más venenosas. Recuerda que no tiene la intención de servir como guía para identificarlos, pues esta labor solo debe realizarla un experto especialista. Ante cualquier emergencia por picadura, acude a los servicios médicos de tu localidad.

Escorpiones de cola gruesa (género Tityus)

Escorpión de tres bandas (Tityus trivittatus)

La coloración de este escorpión es muy distintiva, ya que se observan 3 bandas de tonos castaños en su espalda que son las responsables de su nombre común. Además de ello, su cola parece tener un doble aguijón, la cual es una característica de su género y signo también del peligro que representa.

Este invertebrado tiene un veneno neurotóxico, al cual lo acompañan síntomas como ardor y dolor intenso. Cuando los casos no son atendidos pronto esta sintomatología puede empeorar, llegando a la taquicardia y a dificultades cardíacas. En las víctimas menores de edad y algunos casos de adultos, el desenlace puede ser fatal si no se administra el suero específico.

Escorpión amarillo de Brasil (Tityus serrulatus)

Como su nombre lo indica, esta especie tiene una coloración amarilla en sus extremidades, mientras que su cuerpo es más obscuro. Para la región de Sudamérica, y en específico de Brasil, este escorpión es el que más decesos ha ocasionado y es conocido como una de las especies más peligrosas de la región.

La toxina que compone su veneno se denomina tityutoxina, cuyo efecto puede ocasionar problemas renales y cardiovasculares. Aunado a ello, los paros cardiorrespiratorios son la causa principal de los decesos, debido a que el veneno ataca de manera principal al sistema nervioso.

Tityus stigmurus

Este artrópodo se caracteriza por su patrón de color amarillo-rojizo en su cuerpo, además de una línea obscura justo en medio de su espalda. Algunos ejemplares de estos invertebrados son populares como mascotas, sin embargo, solo deben ser manejados por personas experimentadas.

Al igual que algunos de sus parientes, el veneno de este organismo es neurotóxico, por lo cual los síntomas de su picadura pueden ser simples como un eritema o complicados como una parestesia. Estos escorpiones son famosos en Sudamérica por pertenecer al grupo de ejemplares venenosos, responsables por la mayor cantidad de casos de escorpionismo.

Tityus discrepans

Esta especie es considerada un caso serio en Venezuela, capaz de ser fatal a cualquier edad. Las picaduras por este artrópodo pueden provocar fiebre, vómitos, dolor punzante y en casos graves edema pulmonar o pancreatitis. Debido a la composición de su veneno, puede viajar rápidamente por la sangre llegando al corazón, pulmón y páncreas, por lo que puede ser fatal para la víctima.

Alacranes (Centruroides)

Alacrán de Nayarit (Centruroides noxius)

Los escorpiones o alacranes de Nayarit, son uno de los ejemplares venenosos más letales de Latinoamérica. Este invertebrado tiene un cuerpo marrón obscuro con extremidades claras casi amarillas. Por otro lado, el veneno que secreta es altamente toxico, pues también se compone te una neurotoxina denominada noxiustoxina.

La picadura de este animal provoca una afectación directa al sistema nervioso, por lo que es habitual que se sienta un fuerte dolor, ardor y espasmos casi de inmediato. Además, debido a que estos compuestos tóxicos están presentes en otros organismos se usa un antiveneno polivalente, que es eficaz contra varios de ellos. De igual forma, si no se trata de manera adecuada, puede ocasionarse la muerte del paciente.

Alacrán prieto (Centruroides gracilis)

Este organismo se encuentra en zonas desérticas del norte de México, Belice, Honduras y Guatemala. Además de ser una especie introducida en países como Cuba, Panamá, Colombia, Ecuador, Jamaica, Estados Unidos, Camerún y Tenerife (isla Canaria). A pesar de lo que menciona su nombre, los colores de su cuerpo son variables con tonalidades rojizas, negras, cafés y amarillas.

El veneno de este animal es mucho menos tóxico que el de otros alacranes, pero esto no significa que no sea peligroso. De la misma forma que otros ejemplares, las toxinas que inyecta tienen capacidad neurotóxicas y cardiotóxicas, por lo que ocasiona mucho dolor, espasmos y arritmias. Es más, en los casos más complicados, aparecen síntomas críticos como edemas pulmonares, convulsiones, coma y hasta la muerte.

Alacrán de Morelos (Centruroides limpidus)

Este escorpión o alacrán es abundante en el estado de Morelos y se le considera uno de los organismos más letales de México. El cuerpo de este artrópodo se caracteriza por presentar cuatro líneas obscuras bien definidas, lo cual lo distingue de otros tipos de centruroides. De hecho, el mayor problema que existe con este alacrán es su tendencia a vivir dentro de las casas, por lo que es el causante de varias picaduras.

A parte de las toxinas neurotóxicas, este invertebrado tiene hialuronidasas, cuyo objetivo es permitir la diseminación del veneno dentro del organismo. Esta es una de las razones, por la cual el efecto de la picadura se potencializa, siendo letales para el hombre.

Alacrán de Durango (Centruroides suffusus)

Este artrópodo es conocido también como el escorpión mexicano, pues es endémico del país. Además, la coloración de su cuerpo es bastante reconocible, ya que presenta un dorso negro, mientras que sus extremidades son más claras. Las neurotoxinas de esta especie son diferentes a las de otros alacranes, ya que son más eficientes al atacar al sistema nervioso, lo cual indica un enorme riesgo para el hombre.

Alacrán de la costa de Jalisco (Centruroides elegans)

Este organismo se distribuye por varios estados de México, dentro de los cuales, los principales son Guerrero, Michoacán, Jalisco, Colima y Nayarit. El aspecto de este escorpión es más claro que el de otros alacranes con 4 líneas bien definidas que atraviesan toda su espalda.

Por otro lado, el veneno que presenta también forma parte de las noxiustoxinas, pero tiene una curiosa capacidad adicional que es la de bloquear la respuesta inmune. Esto significa que aparte de ocasionar dolor, espasmos y arritmias, evita que el cuerpo pueda sobreponerse por sí solo, haciendo más peligrosa su picadura.

Alacrán de la corteza (Centruroides infamatus)

El alacrán o escorpión de la corteza, es uno de los artrópodos venenosos distribuidos por Michoacán, Aguascalientes, Guanajuato, Durango, Jalisco, Nayarit y Zacatecas. La coloración de su cuerpo mantiene un patrón rayado, al igual que el anterior, por lo que pueden llegar a ser confundidos. Además, es capaz de habitar dentro de las casas, por lo que es común observar picaduras de este organismo.

De hecho, su veneno es un 97 % similar al del alacrán de Morelos, por lo cual los síntomas que provocan se asemejan demasiado. Ambos organismos son los responsables de la mayoría de escorpionismos, por lo que sus gobiernos locales mantienen campañas contra su picadura.

Escorpiones venenosos de África y Europa

Escorpión palestino amarillo (Leiurus quinquestriatus)

El escorpión palestino es originario del norte de África y parte del Oriente Medio. Las toxinas que se encuentran en su veneno son una mezcla de neurotoxinas letales y extremadamente dolorosas. Además, la picadura deja secuelas tras su herida, ocasionando algunos daños y provocando pancreatitis.

Escorpión de cola negra (Androctonus bicolor)

Este escorpión también se puede encontrar en África y Oriente medio, pero se distingue por su coloración negra y cola ancha. Estos organismos son muy activos a altas temperaturas, por lo que son habitantes comunes de sitios áridos y semiáridos. Es más, su veneno es igual o un poco más peligroso que el del anterior, ya que debido a su composición, puede diseminarse con mayor velocidad en el cuerpo.

Escorpión amarillo común (Buthus occinatus)

Este tipo de escorpión es quizá el más común de España, Italia, Francia y en general de gran parte de la Península Ibérica. Su color mantiene tonos amarillos a lo largo de su cuerpo, siendo más obscuros en el dorso mientras que se aclara en el resto de las extremidades. Contrario a lo que se pudiera pensar, esta especie no tiene un veneno tan letal, pero si no se recibe tratamiento puede ocasionar la muerte.

Como podrás darte cuenta, aunque sí existen escorpiones venenosos letales, siempre y cuando se reciba tratamiento médico la vida no correrá ningún riesgo. Recuerda que las toxinas de estos animales son un método de defensa contra sus agresores. Por esta razón, nunca trates de tomarlos o manipularlos, ya que ten por seguro que se defenderán. Ante cualquier picadura acude a los servicios locales de emergencia.

Te podría interesar...
10 curiosidades de los escorpiones que te sorprenderán
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
10 curiosidades de los escorpiones que te sorprenderán

Las curiosidades de los escorpiones son múltiples. Este grupo de artrópodos se ha diversificado mucho a lo largo de la historia.



  • Del Valle Luna, M. G., & Luna, M. M. (1997). Escorpionismo por Tityus trivittatus. Arch. argent. pediatr, 406-12.
  • de Sousa Alves, R., do Nascimento, N. R. F., Barbosa, P. S. F., Kerntopf, M. R., Lessa, L. M. A., De Sousa, C. M., ... & Monteiro, H. S. A. (2005). Renal effects and vascular reactivity induced by Tityus serrulatus venom. Toxicon46(3), 271-276.
  • D'suze, G., Salazar, V., Díaz, P., Sevcik, C., Azpurua, H., & Bracho, N. (2004). Histophatological changes and inflammatory response induced by Tityus discrepans scorpion venom in rams. Toxicon44(8), 851-860.
  • Borges, A., García, C. C., Lugo, E., Alfonzo, M. J., Jowers, M. J., & den Camp, H. J. O. (2006). Diversity of long-chain toxins in Tityus zulianus and Tityus discrepans venoms (Scorpiones, Buthidae): molecular, immunological, and mass spectral analyses. Comparative Biochemistry and Physiology Part C: Toxicology & Pharmacology142(3-4), 240-252.
  • ARCE, J. M. C. (2018). Efecto inmunomodulador del veneno de dos especies de escorpión, Centruroides limpidus y Centruroides noxius, en la diferenciación de linfocitos T cooperadores.
  • Espino-Solis, G. P., Estrada, G., Olamendi-Portugal, T., Villegas, E., Zamudio, F., Cestele, S., ... & Corzo, G. (2011). Isolation and molecular cloning of beta-neurotoxins from the venom of the scorpion Centruroides suffusus suffusus. Toxicon57(5), 739-746.
  • Olamendi-Portugal, T., Somodi, S., Fernández, J. A., Zamudio, F. Z., Becerril, B., Varga, Z., ... & Possani, L. D. (2005). Novel α-KTx peptides from the venom of the scorpion Centruroides elegans selectively blockade Kv1. 3 over IKCa1 K+ channels of T cells. Toxicon46(4), 418-429.