Las particularidades de las enfermedades vectoriales

16 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la veterinaria Érica Terrón González
Las enfermedades, particularmente las transmisibles, son fenómenos dinámicos en las poblaciones. Dependen de la interacción del patógeno con el hospedador y el medio.

El éxito biológico de un agente infeccioso está muy relacionado con el mecanismo de transmisión y el mantenimiento de la infección. Y en este sentido, las enfermedades vectoriales muestran ciertas particularidades.

Además, estas enfermedades deben ser tenidas muy en cuenta. Cada vez más enfermedades emergentes son de transmisión vectorial. Y el cambio climático no hace más que favorecer la aparición y mantenimiento de nuevos vectores en la naturaleza.

Transmisión de las enfermedades. Las enfermedades vectoriales.

El concepto de «transmisión» se puede definir como el paso del agente infeccioso de un hospedador susceptible a otro. Puede ser horizontal, cuando se produce de un individuo a otro, o vertical cuando se transmite a la descendencia.

Dentro de la transmisión horizontal existen dos formas diferenciadas. La transmisión directa, por contacto físico, y la transmisión indirecta, que implica la existencia de un intermediario.

El mosquito picando.

La transmisión de los patógenos de un hospedador a otro por medio de la picadura de un artrópodo es un ejemplo de contagio horizontal indirecto y una adaptación del agente para evitar el medio externo adverso.

Ecología de las enfermedades vectoriales

La ecología tiene como objetivo estudiar las interacciones entre los patógenos, los animales o personas a los que infectan, y el entorno que comparten.

Distribución de las enfermedades vectoriales en las poblaciones

La distribución de una enfermedad en una población puede ser valorada desde dos puntos de vista: el de la distribución espacial y el punto de vista temporal.

Tendencias en la distribución espacial

Los factores que influyen en esta distribución espacial son:

  • La disponibilidad y distribución del alimento en el terreno.
  • El ratio machos- hembras, junto con el potencial reproductivo de la especie.
  • La competencia por los recursos del hábitat.
  • La densidad poblacional, que influye en la posibilidad o no de contacto directo.
  • El comportamiento de los hospedadores.

Por ejemplo, el comportamiento del zorro influye en la forma de transmisión de la rabia de la cual es portador. A lo largo del año estos animales pueden ser solitarios, estar en pareja o formar parte de una unidad familiar. De tal forma que generan dos tipos de rabia: la rabia muda, en los zorros solitarios, y la rabia furiosa.

Zorro rojo en su hábitat con crías.

Tendencias en la distribución temporal

La distribución temporal de una enfermedad puede ser:

  • Endémica: presente de formas constante en la población.
  • Epidémica: referida a un aumento repentino e imprevisible del número de casos de una enfermedad. Es decir, presente en un nivel superior al esperado, con una frecuencia inusual.
  • Pandémica: una epidemia de amplia difusión que afecta generalmente a gran parte de la población.
  • Brote esporádico: irregular, fortuito y local.

Enfermedades transmitidas por garrapatas.

Las particularidades de las enfermedades vectoriales

El vector de enfermedad

Se trata de un transmisor animado de agentes infecciosos. Se suele asociar a los invertebrados, en concreto a los artrópodos. Pero también existen vectores vertebrados, como quirópteros hematófagos y ciertas aves.

Los vectores se pueden clasificar en:

  • Mecánicos: aquellos que transportan físicamente el agente desde un hospedador infectado a uno receptivo, pero sin que exista multiplicación.
Mosca coprófaga sobre una hoja.

  • Biológicos: aquellos en los que el agente experimenta alguna fase de su ciclo biológico. A su vez pueden ser evolutivos, propagativos o ciclopropagativos, una combinación de ambos.

¿Influye el cambio climático en la distribución de las enfermedades vectoriales?

A veces las condiciones climáticas y ambientales pueden amplificar las posibilidades de desplazamientos de los vectores. Un ejemplo claro es la distribución del vector de la Lengua Azul en los países mediterráneos.

En España, en un principio, la isla de Menorca estaba continuamente afectada por la enfermedad de la Lengua Azul. Pero en los últimos años, a raíz del cambio climático, el mosquito transmisor se ha distribuido por toda la península. Y esto crea una situación epidemiológica de la enfermedad totalmente distinta.

Persona dándole de comer a una oveja doméstica.

No somos del todo conscientes, pero con el calentamiento global los ciclos biológicos de los seres vivos cambian. Y esto afecta, sobre todo, a las plagas. Aparecen nuevas, más virulentas y transmisoras de enfermedades. Su control y erradicación se hace más difícil. Su capacidad de cruzar fronteras se vuelve imparable.

He ahí algunas de las razones más egoístas para querer frenar el cambio climático. Pero si sirve para concienciar, bienvenido sea.

  • Llorca J. Enfermedades transmitidas por vectores [Internet]. Universidad de Cantabria; [cited 22 February 2020]. Available from: https://ocw.unican.es/pluginfile.php/1010/course/section/1165/TEMA17_enfermedades_transmitidas_vectores.pdf