Las migraciones masivas más sorprendentes

17 febrero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el biotecnólogo Alejandro Rodríguez
Las migraciones masivas suponen un viaje increíblemente largo y desafiante, con el objetivo de la supervivencia

Existe un fenómeno en la naturaleza cuya espectacularidad sobresale por encima de todo: las migraciones masivas. Cruzar océanos o atravesar continentes enteros en busca de mejor clima o alimento es sin duda algo admirable.

En este artículo vamos a descubrirte algunas de las migraciones masivas más sorprendentes; desde el animal que más kilómetros puede recorrer o la migración con mayor número de ejemplares jamás vista.

Las aves, esas grandes viajeras

Estamos, sin lugar a dudas, frente a los animales que realizan las migraciones más increíbles tanto en dificultad como en distancia.

Migraciones de aves

Un ejemplo de ello es el charrán ártico (Sterna paradisaea), que lidera el ranking de la migración más larga registrada. Esta pequeña ave no sobrepasa los 100 gramos de peso, y es capaz de viajar hasta 71 000 kilómetros.

En su ruta, estas aves viajan desde la Antártida, pasando por África y varias regiones de Sudamérica, hasta llegar al Ártico. Este largo camino les lleva días, durante los cuales el charrán hace paradas para alimentarse.

Si hablamos de migraciones masivas asombrosas, la aguja colipinta (Limosa lapponica) también merece una mención. Estas aves son capaces de recorrer grandes distancias sin detenerse en ningún momento.

Un ejemplar registrado de esta especie recorrió 11 500 kilómetros sin parar, desde Alaska hasta llegar a Nueva Zelanda. Este dato supone, hasta la fecha, el vuelo sin paradas más largo jamás registrado.

Las migraciones masivas marinas

Si hablamos de migraciones marinas, el premio es para la sardina (Sardinops sagax). Estamos frente a una migración que implica la movilización de animales más grandes del planeta, junto a la que realiza el ñu (Connochaetes sp.) en África.

Migraciones marinas

Durante su recorrido de más de 1 500 kilómetros, este gigantesco banco de peces llega a medir más de 10 kilómetros de largo y entre 30 y 60 metros de profundidad. Es tal el tamaño que estos bancos pueden avistarse desde avionetas o barcos.

La magnitud de este agrupamiento masivo de sardinas atrae a un sinfín de depredadores. Esto provoca lo que en biología se conoce como frenesí de alimentación.

Destaca también la migración de la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae). Estos animales ostentan el récord entre las migraciones de mayor longitud entre los mamíferos. Viajando desde el Polo Sur hasta Costa Rica, y realizando el viaje de vuelta, llegan a recorrer unos 17 000 kilómetros.

¿Y qué hay de los insectos?

En esta categoría la reina es la mariposa monarca (Danaus plexippus). Cada verano, estos insectos recorren casi 5 000 kilómetros desde México para alcanzar los bosques canadienses.

Migraciones de insectos

Algunos ejemplares son capaces, incluso, de realizar migraciones transatlánticas, por lo que pueden observarse en algunas zonas de Gran Bretaña y España.

Las libélulas son los insectos migratorios que más distancia recorren. En concreto, la libélula rayadora naranja (Pantala flavescens) es capaz de efectuar vuelos transoceánicos. Aprovechando las corrientes de aire y los vientos huracanados, estos animales pueden recorrer hasta 14 000 kilómetros.

Finalmente, destacar que existen otros muchos fenómenos migratorios que no hemos plasmado aquí. No por ello dejan de ser igualmente sorprendentes, y os animamos a que los descubráis por vosotros mismos.

Buden, D. W. (2010). Pantala flavescens (Insecta: Odonata) rides west winds into ngulu atoll, micronesia: Evidence of seasonality and wind-assisted dispersal. Pacific Science64(1), 141-143.