La técnica de las serpientes voladoras

Las serpientes voladoras son un grupo de especies concretas que planean para desplazarse.
La técnica de las serpientes voladoras
Elsa M. de Arribas

Escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas.

Última actualización: 06 junio, 2022

De por sí, las serpientes llaman la atención, la cual se incrementa si se piensa en las serpientes voladoras. Esta es una de las técnicas desarrolladas y empleadas por algunas serpientes.

¿Quiénes son las serpientes voladoras?

Al pensar en las serpientes, se pueden deducir algunos aspectos básicos de las mismas. Son animales terrestres o acuáticos que reptan por el suelo, pero también por los árboles.

Además, se puede decir de ellas que gozan de una mala fama desde hace siglos. Es un animal que provoca pavor, un rasgo que el cine se ha encargado de potenciar.

Cinco de las especies del género Chrysopelea son las responsables de recibir el nombre de serpientes voladoras. Su tamaño varía según la especie, rondando los 60 cm de largo o sobrepasando el metro.

Son serpientes diurnas de cuerpo esbelto con un patrón de colores que varía según la especie. Normalmente, mantienen colores negros y verdosos, alternados con amarillo, naranja o rojo.

Poseen una cabeza alargada y ojos de gran tamaño acompañados de pupilas redondas. Sus escamas les ayudan a la hora de trepar por los árboles.

Sin embargo, el término de “serpiente voladora” está mal empleado, ya que no vuelan, planean. Para ello, la serpiente contorsiona el cuerpo y aprovecha el impulso del aire.

Chrysopelea paradisi: serpiente voladora

Hábitat y distribución

Están distribuidas desde el oeste de la India hasta el archipiélago de Indonesia. Las especies proceden de las selvas tropicales asiáticas, en concreto, las situadas al sur y sureste.

Se encuentran principalmente en zonas boscosas repletas de vegetación. Sin embargo, se las ha llegado a ver en jardines o parques de regiones habitadas.

Alimentación de las serpientes voladoras

La dieta que siguen estas serpientes voladoras varía según la región en la que se encuentren. Normalmente, entre sus presas se encuentran los ratones, las ranas, los lagartos, y en algunos casos, logran cazar pájaros o murciélagos. 

Técnica utilizada por las Serpientes voladoras

Pese a ser denominadas serpientes voladoras, en realidad no vuelan. Un estudio realizado por el investigador Jake Socha, de la Universidad de Virginia (EE.UU) recoge esta técnica.

La conformación normal del cuerpo de la serpiente no permite al animal volar. Por ello, su cuerpo ha de sufrir un cambio.

Al saltar de la rama e iniciar el despegue, entra aire en el cuerpo y provoca un cambio de forma. El cuerpo de la serpiente pasa de ser redondo a aplanarse.

En concreto, se aplana desde el final de la cabeza al inicio de la cola. Rotan sus costillas hacia la parte superior del cuerpo y hacia la columna.

Así, el cuerpo de la serpiente se ensancha y aplana, permitiendo que el animal “vuele”. Parece ser que combina la transformación del cuerpo con una danza ondulante.

La danza consiste en el movimiento de la cabeza hacia un lado y otro. De esta manera, transmite ondas al cuerpo, realizando un movimiento de S, que recuerda a la natación. 

¿Cómo se descubrió esta técnica?

Para realizar el estudio, los investigadores crearon una culebra de plástico. La peculiaridad es que el cuerpo de esta culebra artificial tiene la forma de vuelo de las serpientes.

De esta manera, los investigadores pudieron analizar las fuerzas aerodinámicas generadas por la serpiente. Además, cuentan con bastante material inédito del vuelo de las serpientes.

A la hora de iniciar el vuelo, la serpiente se desliza hasta el extremo de una rama. Allí, se cuelga de la misma y su cuerpo adopta una forma de J.

Seguidamente, el cuerpo adopta la forma de S y se produce el aplanamiento de este. Así, el cuerpo aplanado y ensanchado puede aprovechar el aire. 

Al mismo tiempo que atrapa el aire, realiza movimientos ondulantes con los que se desplaza. Asimismo, se ha observado que al aplanarse el cuerpo, las serpientes pueden ejecutar giros en el aire, modificando su dirección. 

¿Por qué hacen esto?

No se ha podido conocer la frecuencia o por qué desarrollaron esta habilidad. Los científicos barajan tres posibles opciones:

  • Una manera original de escapar de los depredadores.
  • Moverse de un árbol a otro directamente, sin necesidad de bajar al suelo.
  • Como mecanismo de caza.

Pese a que estas serpientes son venenosas, se consideran inocuas porque no afectan a los humanos. 

En los mamíferos, existe un animal que también tiene el apellido de volador, la ardilla voladora. No obstante, se ha observado que las serpientes planean mejor que las ardillas voladoras.

Te podría interesar...
Conoce la isla de las serpientes
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Conoce la isla de las serpientes

La isla de las serpientes es un lugar único: hábitat de las serpientes de cabeza de lanza dorada, unas de las criaturas más ponzoñosas del mundo.