¿Cómo es la nutrición natural en perros?

La nutrición natural en perros no es más que la preparación casera de su alimento. Consiste en utilizar ingredientes frescos, combinarlos y cocinarlos de acuerdo a las necesidades nutricionales del animal.

A diferencia de lo que se cree, un perro acostumbrado a comer comida procesada puede cambiar su hábito de alimentación.

El primer paso para una nutrición natural en perros es acudir al especialista. En base a una evaluación el veterinario podrá formular una dieta adecuada para el animal, de acuerdo a su condición actual y necesidades.

Tras iniciar la nutrición natural el perro debe pesarse una vez al mes para ver el comportamiento del cuerpo. De esa forma se llevará a cabo un seguimiento de la evolución y de los efectos de este tipo de nutrición.

Si el animal adelgazó, es posible que esté ingiriendo menos cantidad calorías de las indicadas para su talla o tamaño. Sin embargo, si subió mucho de peso, está recibiendo más calorías de lo normal.

Cuáles son los beneficios de la nutrición natural en perros 

  1. Ayuda a controlar el peso del perro. Por tratarse de una alimentación dirigida se puede cuidar la dieta del perro. 
Perros comiendo manzanas
Autor: Miss Chien

Lo importante en este aspecto es respetar las cantidades de comida. La sobrealimentación podría generar obesidad en el perro. Además de acarrear otros problemas de salud como diabetes o problemas renales.

Lo mismo puede ocurrir si el animal recibe menos de la cantidad de comida que requiere para su desarrollo. 

  1. Mejora su condición física y emocional. Cuando se comienza la nutrición natural en perros los cambios se aprecian de forma inmediata. 

Al segundo o tercer día, el animal puede notarse más activo y animado. Asimismo, su pelaje se hace más brillante y suave.

Este tipo de alimentación mejora la digestión del perro. Se puede apreciar en el aliento. Además, sus heces serán menos olorosas y más pequeñas, porque se aprovechan más los nutrientes. También su olor corporal será menos penetrante.

  1. Alimentación sin aditivos ni conservantes. Por tratarse de productos frescos la comida carece de aditivos o preservativos comunes en los alimentos procesados.

Sin embargo, se debe asegurar que existe el balance correcto entre comidas. De esta manera se garantiza la carga nutricional que requiere el perro.

  1. No acarrea costos adicionales. A diferencia de lo que se cree la alimentación natural no resulta más costosa que el alimento procesado y, además, conlleva beneficios para la vida del perro.

La dieta BARF

Por sus siglas en inglés, la dieta BARF se traduce como Alimentación Cruda Biológicamente Adecuada. La dieta ACBA o BARF consiste en alimentar al perro de acuerdo a un porcentaje de su peso actual. Es decir, si se trata de un animal sedentario, debe recibir el 2% de su peso en comida, mientras que si es un perro activo ingerirá el 3%.

De acuerdo a la nutrición natural en perros las proteínas deben venir de carnes, bien sea de vaca, aves o pescado. Además, se les puede suministrar vísceras como hígado, riñón, corazón, entre otros.

Por su parte, los vegetales son la fuente de minerales y vitaminas, así como el aceite es el proveedor de ácidos grasos.

La dieta BARF hace algunas recomendaciones que se deben considerar al momento de cocinar el alimento:

  1. Para evitar contaminación la carne se debe congelar por un mínimo de tres días. Además, se debe cocer muy bien para eliminar cualquier parásito existente.
  2. Los huesos no se deben cocinar. Éstos siempre se deben dar al animal de forma cruda. Hay que señalar que únicamente debemos suministrar los permitidos por los especialistas.
  3. En caso de estreñimiento se debe aumentar la ingesta de vegetales. Si la condición se agudiza es recomendable asistir al veterinario.
  4. La comida natural no debe combinarse con alimento procesado. Se puede alternar, pero no mezclar.

Perro comiendo verduras

Cada especie y raza es diferente, por lo que requieren valores nutricionales acorde a sus características. De ahí la importancia de solicitar una evaluación por parte del especialista, antes de introducir la alimentación natural.

Hoy en día existen muchos negocios y marcas que se ocupan de preparar alimentos naturales para perros. Esto ayuda a los dueños en el proceso de cocinar cada comida.

Cada comida viene debidamente envasada y refrigerada. De esta forma, el beneficio es la posibilidad de almacenaje durante el tiempo que sea necesario.

Por último, cabe señalar que estos productos deben contar con el reconocimiento sobre los valores nutricionales, indispensables en este tipo de alimentación.

Fuente de la imagen principal: Armin Rodler

Te puede gustar