¿La gripe también puede afectar a los animales?

30 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el biólogo Samuel Sanchez
La gripe es una afección común conocida por todos, que afecta a los humanos de manera anual, pero existen diversos virus que actúan en el reino animal. A continuación te compartimos algunos ejemplos.

En estos tiempos, el virus COVID-19 ha atraído la atención de todos a nivel mundial debido a su rápida expansión. Sin embargo, la gripe sigue siendo uno de los virus más conocidos por todos en la actualidad.

¿Alguna vez te has planteado si los animales sufren de gripe? Y si es así, ¿se podría hablar de «gripe animal» como tal? ¿Qué hay que tener en cuenta al respecto? No te preocupes, a continuación te aclararemos el tema.

Virus, agentes oportunistas

Los virus conviven con los seres vivos de forma intrínseca. Esto se debe a que son agentes infecciosos que solo puede multiplicarse dentro de las células de otros organismos. Así pues, para la supervivencia de los virus es necesaria una infección continua de otros seres vivos.

Los virus «secuestran» las células, replican su información genética dentro de ellas, y salen del cuerpo, por lo general, a través de secrecciones, para infectar otros cuerpos.

La gripe es el tipo de virus más conocido, y la especie Influeza B virus es la que presentan casi exclusivamente los humanos, ¡y también las focas!

Aunque se presenta un tanto diferente que en los seres humanos, la gripe animal existe.

Gripe animal: el caso de las aves

La gripe en aves está causada por el género Influenza A virus, y es relativamente similar a la que se presenta en seres humanos. Seguro que este virus te suena, pues fue una variante de este la que causó la pandemia de la gripe A en el año 2009.

  • El virus de la gripe aviar circula de manera natural. Se ha encontrado en más de cien especies de aves salvajes.
  • Son las aves acuáticas las que más lo presentan, desde gaviotas hasta cisnes.
  • El virus se multiplica en sus intestinos y tracto respiratorio. Sin embargo, por lo general no se enferman, por lo que simplemente actúan como reservorio.
  • Al no presentar sintomatología continúan con su ciclo natural, pudiendo infectar a otras aves que sí pueden verse gravemente afectadas.
  • Las aves domésticas, como las gallinas y pavos, son especialmente vulnerables a esta enfermedad.

Algunos de los síntomas tempranos incluyen: rizamiento de las plumas y reducción en la puesta de huevos. En formas más severas puede causar: diarrea, asfixia, e incluso la muerte del animal.

En una nota aún más tétrica, es necesario apuntar que no existe tratamiento para aves (aunque sí para la cepa humana), por lo que la eutanasia es la única opción en esos casos.

Gallinas de diferentes tamaños en el campo.

Gripe felina

La gripe felina es un término que se utiliza para describir la sintomatología típica en gatos: dificultades respiratorias y nariz tapada, entre otros. Puede producirse por dos tipos de virus o bacterias, pero en el sentido estricto, no existe un tipo de virus Influenza específico en gatosAún así, no se libran de la gripe típica:

  • Los gatos pueden infectarse por virus del tipo Influenza, sobre todo por la gripe aviar. La transmisión entre gatos es por contacto o secreciones, al igual que en seres humanos.
  • No se ha registrado infección por parte de los gatos al ser humano, pero son relativamente comunes los casos de dueños de animales infectando a su felino con la gripe común Influenza B.
  • Al no ser un hospedador específico para el virus, la gripe en gatos suele resultar en infecciones leves.

Gripe en animales salvajes

Los murciélagos pueden verse afectados por especies del género Influenza A. Múltiples estudios han predicho que estos virus tendrían que sufrir cambios masivos para suponer un peligro a los humanos.

Los cerdos se enferman por el género Influenzavirus C. Esta es la famosa gripe porcina. La tasa de contagio entre cerdos es altísima, pudiendo llegar al 100 % de animales enfermos en un espacio de manera rápida.

Aún así, la tasa de mortalidad es baja y la mayoría se recuperan sin ayuda en cosa de una semana. La gripe porcina no afecta de manera usual a los humanos, pero se han dado casos aislados.

¡Hasta las ballenas pueden verse afectadas por ciertos géneros de Influenza! Se cree que estas pueden contagiarse por las heces y contacto con aves marinas.

Ballenas jorobadas nadando cerca de la superficie.

Adaptabilidad: la mejor arma de los virus

La clave del éxito de los virus de la gripe en el reino animal es su alta adaptabilidad.

Los virus sufren mutaciones a lo largo del tiempo, confundiendo al sistema inmune y haciendo que sea cada vez más complicado luchar contra ellos. ¿Nunca te habías preguntado por qué la vacuna de la gripe es anual?

Su alta tasa de cambio y fácil adaptación permite a los virus gripales saltar entre hospedadores de distintas especies, causando desde enfermedades casi imperceptibles hasta afecciones respiratorias severas. Una cosa es clara, ¡no solo los humanos sufrimos las dolencias de esta enfermedad!