La columna vertebral de tu mascota, ¿cómo funciona?

Camila O.Thomas · 28 marzo, 2019
En los mamíferos, la columna vertebral es la base estructural del cuerpo; a partir de ella surge todo el movimiento del cuerpo de tu mascota

La columna vertebral es la estructura más importante para el soporte del cuerpo en todos los mamíferos. Así, la columna vertebral es la base estructural a partir de la cual está ensamblado todo lo demás.

En los humanos, la columna vertebral nos ayuda a mantenernos erguidos y conecta todas las partes de nuestro esqueleto. Las curvas naturales de nuestra columna han evolucionado de esa manera para soportar el peso de nuestros cráneos.

En los mamíferos, la columna está compuesta de una cadena de huesos llamados vértebras. Sin embargo, las columnas pueden llegar a ser muy elásticas gracias a los ligamentos y tejidos intervertebrales.

La columna permite que un cuerpo se mueva en distintas direcciones y balancea las demás partes. A pesar de sus similitudes, las columnas de diferentes mamíferos funcionan de manera ligeramente distinta.

Uno de los rasgos que caracteriza a las columnas vertebrales de nuestras mascotas es la cola. Ya sea corta o larga, la cola es una extensión de la columna. Así como esta, la cola está compuesta por hueso unido entre sí por ligamentos, y protegido por músculos y piel.

Pero existen muchas más diferencias entre las columnas vertebrales humanas y animales. ¿Cómo funciona la columna vertebral de tu mascota?

La columna vertebral en perros

La columna de los perros está divida en tres secciones: cervical, torácica y lumbar. La sección cervical sostiene el cráneo y los hombros de tu perro. La sección torácica es la zona del torso, donde se encuentran las costillas que protegen los órganos internos.

Columna vertebral en perros

La sección lumbar aguanta las patas traseras de tu can, pero también se alarga hacia la cola.

Al igual que en muchos otros mamíferos, la cola en los perros es una extensión de su columna. En algunas razas, las colas son largas y muy flexibles, mientras que otras las tienen cortas o rizadas.

La cola de un perro es, quizás, su mejor manera de comunicación. Para un dueño atento, la cola de su perro puede indicarle mucho del estado de ánimo de su mascota. Los distintos movimientos de la cola pueden indicarnos si un perro está feliz, enojado o nervioso.

Los tendones en la cola de un perro permiten que esta se mueva de manera más o menos independiente del resto del cuerpo. Así, los tendones son responsables del alto nivel comunicativo de las colas caninas.

Las colas de los perros son increíblemente sensibles, debido a las terminaciones nerviosas que allí se encuentran. Por esta razón, nunca es una buena idea cortar la cola de tu perro. Muchos canes sufren dolor mucho tiempo después de la intervención, pues el sistema nervioso nunca se recupera por completo.

La cola no es un simple medio de comunicación. En los perros, las colas son una extremidad más: ayudan a mantener el equilibrio y alcanzar mayor velocidad al correr.

La columna de los gatos

Los gatos son animales increíblemente interesantes de observar, al igual que casi todos los felinos. Los gatos son animales extremadamente veloces, de pasos amplios, que pueden saltar alturas extraordinarias para su tamaño.

Quiropraxia en gatos

Si tienes gatos, probablemente los hayas visto apretujarse en espacios muy pequeños o dormir en las más curiosas posiciones. Existen diversas razones morfológicas que explican estos comportamientos y todas están relacionadas con su columna.

La columna vertebral de los gatos es hiperflexible, mucho más que la de otros animales. Los discos intervertebrales son mucho más flexibles y suaves que los de otros animales domésticos. Por esta razón, los gatos logran una gracilidad única.

Cuando los gatos corren, sus espaldas se estiran y contraen para darles mayor alcance en menor tiempo. Una de sus más grandes ventajas es que los omóplatos de los felinos no están unidos a su cuerpo a través de hueso. Las extremidades delanteras de los gatos se unen a sus cuerpos con músculo, lo que les ofrece aún más flexibilidad.

Aunque suene sorprendente, un gato puede saltar nueve veces su propia altura. Gracias a sus columnas hiperflexibles, los gatos pueden alinearse cuando caen desde grandes alturas. Por esta razón se cree que los gatos tienen nueve vidas.

Si tienes más dudas acerca del funcionamiento de la columna de tu mascota, no dudes en consultar a un veterinario. La atención médica profesional siempre resolverá tus preguntas específicas.

  • Sharp, N. (2006) Trastornos vertebrales de pequeños animales: diagnóstico y cirugía. Universidad Autónoma de Nuevo León, México.
  • Pérez, M. (2003) Lesiones radiográficas y participación de factores individuales en la espondilosis deformante y la esclerosis vertebral en perros. Clínica veterinaria de pequeños animales. Volúmen 23. Número 1.
  • Alonso, G. (2012) Estudio anatómico de la amplitud de los discos intervertebrales y de la zona foraminal a nivel toracolumbar en perros adultos. Revista de la facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia, Universidad Nacional de Colombia. Volúmen 59, Nùmero 2