Infecciones de la pata del perro: cómo diagnosticar

4 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
¿Sabías que existen enfermedades específicas que pueden afectar a las patas de tu mascota?

Las posibles infecciones de la pata del perro son muy diversas. En ocasiones, pueden ser provocadas directamente por un microorganismo. Sin embargo, otras veces pueden derivar de patologías no infecciosas y son denominadas infecciones secundarias o subyacentes.

El diagnóstico de cualquier enfermedad o dolencia siempre debe ser dado por un profesional veterinario, pues es el único que está capacitado para ello. Además, en todos los casos es necesaria la realización de pruebas específicas que determinen el origen o tipo de infección.

No obstante, hablaremos de las infecciones de la pata del perro y sus posibles diagnósticos a modo informativo. De esta forma, conoceremos un poco más sobre este tipo de dolencias.

Infecciones de la pata del perro por levaduras

Una de las infecciones más comunes de la pata del perro es aquella causada por hongos, concretamente levaduras del género Malassezia. Estos microorganismos pueden vivir sobre la piel del perro sin causar daños, pero si por alguna razón comienzan a reproducirse, aparecen las infecciones.

Los canes que se encuentran inmunodeprimidos tienen más probabilidades de desarrollar estos hongos, sobre todo en verano, cuando el clima se vuelve cálido. Los focos de infecciones suelen localizarse en la patas de los perros, entre los dedos, donde hay mayor humedad. También es común que infecten los oídos.

El síntoma principal de esta patología es el comezón constante, por lo que veremos a nuestra mascota rascarse continuamente. Por otro lado, las zonas afectadas tendrán un tono rojizo y la piel estará dañada. Además, emite un olor muy característico que podríamos describir como rancio.

Infecciones de la pata del perro

Para diagnosticar una infección por malassezias, es necesario un raspado y una citología.

Sarna demodécica

La sarna demodécica está causada por un ácaro (Demodex canis) que vive dentro de los folículos pilosos del perro. Existen tres tipos de sarna demodécica, una de ellas conocida como pododermatitis demodécica, ya que afecta a las patas.

Debido a la presencia del ácaro y las lesiones que este crea en la piel, aparecen infecciones bacterianas secundarias, sobre todo en las almohadillas o entre los dedos.

Otros síntomas que pueden aparecer si un perro sufre sarna demodécica son las calvas en la piel, lesiones, llagas, costras, entre otras. Los perros, de forma natural, siempre tienen ácaros en el pelaje. Por tanto, solo se puede diagnosticar sarna si presenta lesiones en la piel, además de la visualización de los ácaros tras un raspado o biopsia.

Crema en la pata del perro

Pénfigo foliáceo 

El pénfigo foliáceo es una enfermedad autoinmune caracterizada por la aparición de ampollas rellenas de pus, de unos 10 milímetros de extensión. Estas lesiones suelen aparecer por primera vez en la cara y en las orejas del animal.

Sin embargo, rápidamente afectan a las almohadillas de las patas de los perros, que se agrietan y acogen infecciones bacterianas secundarias. Debido al dolor producido, el can puede dejar de andar.

Esta enfermedad solo puede diagnosticarse a través de una biopsia de piel y un test de inmunofluorescencia. Ocasionalmente, esta dolencia se desarrolla tras el uso de algunos antibióticos.

Infecciones de la pata del perro por OLS

La onicodistrofia lupoide simétrica es, realmente, una enfermedad autoinmune que afecta específicamente a las garras del perro. Provoca su debilitamiento hasta que se caen. Una vez sucede, cuando vuelven a crecer, lo hacen de forma torcida y frágiles, lo que provoca dolor al perro.

Los síntomas que se presentan suelen ser cojera crónica, sangrado de las garras, inflación de los dedos y las almohadillas e infecciones secundarias. No existe un tratamiento específico para esta enfermedad, simplemente el uso de suplementos vitamínicos entre otros complementos alimenticios. Aunque también deben tratarse las infecciones que aparezcan.

  • Bedolla Alva, M. A., Salas Garrido, G., & Constantino Casas, F. (2009). Diagnóstico inmunohistoquímico de dermatosis inmunomediadas en perros domésticos. Veterinaria México, 40(2), 181-189.
  • Dianora, S. (2017). Yeast Infection in Dogs.
  • Hechavarría, Y. L., Velázquez, J. C., Paneque, M. R., & Rivera, R. P. (2015). Actividad acaricida del aceite esencial del Azaridactha Indica en el tratamiento de la sarna demodécica del perro. Veterinaria (Montevideo), 51(197), 11-23.
  • Palumbo, M. I. P., Machado, L. H. D. A., Soares, L. M., Torres Neto, R., Fabris, V. E., Lourenço, M. L. G., & Vailati, M. D. C. F. (2010). Onicodistrofia lupoide simétrica canina: relato de caso. Clínica Veterinária, 48-52.