¿Quieres que tu loro hable? Aquí te enseñaremos cómo hacerlo

Virginia Duque Mirón · 20 agosto, 2015

Es comúnmente conocido que en diferentes lugares de Centroamérica no es nada extraño llamar a una puerta y que nos responda un loro. No podemos evitar sonreír al oírlo, y si nosotros tenemos uno como mascota, seguro que deseamos que nuestro loro hable también.

Cuando planeamos adquirir un loro como mascota, todos pensamos en un animal que nos saludará por la mañana, que nos dará las buenas noches y en otros momentos nos hará pasar buenos ratos con sus palabras. Pero lo cierto es que para que tu loro hable, necesitarás saber qué pasos debes seguir. Aquí te enseñaremos cuáles.

Haz que se sienta cómodo

loro comiendo

Lo primero que debes hacer para alcanzar el objetivo de que tu loro hable, es hacerlo sentir bien en su nuevo ambiente. ¿Cómo conseguirlo? Con varios pasos muy simples.

  •  Consigue una jaula amplia. Recuerda, quieres este ave para que sea tu amigo, no tu prisionero. En un ambiente amplio en donde pueda moverse con una limitada libertad, el animal se sentirá más a gusto y ayudará a conseguir tu objetivo más rápido: que tu loro hable.
  • Olvida los mitos. No es extraño encontrar en Internet consejos tales como tapar la jaula con un trapo para conseguir que tu loro hable más rápido, o darle bebidas alcohólicas. Sí, ¡como lo oyes! Está de más decir que por favor no hagas nada de eso, pues podrás traumar al animal y es muy probable que haciéndolo, tu loro nunca hable.
  •  Hazlo formar parte de la familia. Pon su jaula en un lugar, no solo con un clima agradable, sino también en un lugar donde pueda ver el mayor tiempo posible a los miembros de la familia. Dale de comer de la mesa e incluso si puedes, algo de vuestro propio plato, como un trocito de verdura o fruta. Saludadlo y hablad con él siempre que paséis por su lado.

Cómo enseñarles palabras

loros

  •  Crea en él una rutina de palabras. ¿Qué quiere decir esto? Cuando tú o algún miembro de tu familia paséis por delante de él, decid siempre las mismas palabras pero sin dirigiros a él. Por ejemplo “Buen día” siempre en la mañana, u “Hola, ya estoy en casa“. Si no cambias ni un ápice de estas expresiones durante un tiempo conseguirás que tu loro hable.

También puedes decirle las mismas cosas cuando le pongas el agua o la comida, como por ejemplo “¿Está rica esa frutita, está rica?”

  •  No le enseñes palabras malsonantes. La vida de tu loro hablador se extenderá por encima de los ochenta años, por lo que es muy probable que te sobreviva. Piensa que lo que te resulte gracioso a ti, como que tu animal insulte al que pasa por la calle, no lo sea para la siguiente persona que deba cuidarlo. Cuando tu loro hable, él no sabrá el sentido de las palabras ya que solo imitará sonidos, y no podrás hacerle olvidar algo que ha aprendido.

Por otro lado, si le enseñas palabras que ofendan a otros, es probable que el animal se lleve una mala respuesta de alguien, y que al final termine relacionando que el hablar es algo que le trae problemas y por tanto, deje de hacerlo. Si quieres que tu loro hable y no que sea un grosero escandoloso, no le enseñes nada que no te gustaría que te dijera a ti.

  •  Recompénsalo. Cuando empiece a decir sus primeras palabras, prémialo con algo de comer o sacándolo un poco de la jaula. Eso sí, si eliges como premio la segunda opción, asegúrate de hacerlo dentro de la casa y que todas las puertas y ventanas estén debidamente cerradas. Si el animal asocia rápidamente el hablar a una recompensa, es muy probable que tu loro hable más y con mayor facilidad.

Ten paciencia

Quizá los resultados no se vean tan rápidamente como deseas, pero eso no significa que tus esfuerzos no valgan la pena. Sea como sea, no atosigues al animal, todo lleva su curso y si sigues estos prácticos consejos, estamos seguros de que conseguirás que tu loro hable.