Estos gatos sin hogar piden socorro a pareja para que los dejen entrar a su casa y poder tener sus bebés

Los gatos sin hogar tuvieron un final feliz hermoso, tras tocar a la ventana correcta. Esta pareja ha prometido amarlos para siempre.
Estos gatos sin hogar piden socorro a pareja para que los dejen entrar a su casa y poder tener sus bebés

Última actualización: 21 febrero, 2023

Dos gatos sin hogar, que parecían ser pareja, pidieron auxilio a unos novios para que los dejaran entrar a su nuevo apartamento y así poder tener a sus bebés en un espacio seguro.

Su historia es tan tierna que se ha viralizado y ha enternecido a muchas personas. Si quieres dejarte dominar por el sentimiento más puro de ternura, entonces sigue leyendo.

Los gatos sin hogar llegaron al apartamento de una pareja de novios

Estos dos gatos sin hogar protagonizan una historia hermosa al lado de una pareja de novios que comprendió su llamado. Tomo empezó cuando Gianna Llewelly y Rob se mudaron a Brooklyn, Nueva York, en agosto.

Ellos estaban muy felices por su nueva aventura, pero jamás esperaron que estos felinos se acercaran a ellos con un propósito tan noble. Los recién mudados estaban desempacando y arreglando sus cosas, cuando un gato naranja y una gata de color negro se acercaron a ellos por medio de la ventana de su apartamento.

Se quedaron allí mirándolos hacer sus cosas y Rob creyó que tenían hambre, así que les ofreció alimentos, afirmando su sospecha. Ellos se comieron la comida en un abrir y cerrar de ojos, luego se fueron. No obstante, empezaron a ir todos los días a este apartamento.

Además de saber que allí los alimentaban, sabían que también les ofrecían amor y caricias. “Comenzaron a regresar todas las noches después de eso. Maullaban, esperaban en la puerta y dormían en el alféizar de la ventana”, le dijo Gianna a The Dodo.

La pareja de gatos sin hogar se gana la confianza de la pareja de novios recién mudada.
La pareja de gatos sin hogar se gana la confianza de la pareja de novios recién mudada.

Miso y Suki, como fueron bautizados, pidieron ingresar al apartamento

Tras varios días de visitas, alimentación y caricias a través de la ventana, la relación se fortaleció entre estas dos parejas. Pronto, Miso y Suki, como fueron llamados los felinos, se hicieron entender y pidieron que los dejaran entrar al lugar.

“Se posaban en el alféizar de la ventana mientras Miso (gato naranja) acicalaba a Suki (gata negra). Siempre estaban a la vista. Incluso nos seguían cuando estábamos afuera”, contó la mujer.

Según contó la pareja sobre estos gatos sin hogar, el más sociable de los dos es Miso, el cual se caracteriza por maullar bastante. Fue así como les hizo saber a Gianna y a Rob que deseaban ser adoptados.

Los gatos estaba muy delgados porque estaban sin hogar, pero algo era raro

No se sabe cuánto tiempo estos gatos estuvieron sin hogar, pero lo cierto es que estaban bastante delgados. Sin embargo, había algo en Suki que le parecía extraño. “Ambos eran bastante pequeños cuando los conocimos. Suki era muy delgada, pero por alguna razón, su barriga parecía estar un poco grande. Así que pensamos: ‘Está embarazada o es algo peor’”, aseveró Gianna.

Ante la sospecha de que algo podría estar mal con ellos, la mujer compró unas cajas de cartón en la tienda de mascotas para poder trasladar a los felinos. Mientras el veterinario revisaba a la gatita, su pareja se desesperó al nivel de romper la caja para ver qué le hacían. “Siguieron maullando entre sí desde las cajas de cartón, asegurándose de que el otro estuviera bien”, contó la humana.

Durante esta visita, el profesional confirmó las sospechas, la gatita está embarazada y estaba a punto de dar a luz a sus crías, faltaban unas cuántas semanas.

La adopción de los gatitos se selló con esa noticia

La gatita tuvo siete bebés hermosos y si pareja la cuidó todo el tiempo. Después, cada gatito encontró un hogar amoroso.
La gatita tuvo siete bebés hermosos y si pareja la cuidó todo el tiempo. Después, cada gatito encontró un hogar amoroso.

En busca de ayuda y asesoría, Gianna acudió al centro de rescate Little Wanderers NYC. Allí castraron y vacunaron a Miso, mientras Siku se dedicaba a cuidar a sus bebés. Fue así como se selló la adopción oficial de los mininos.

Confiando en la pareja de novios, los gatos indagaron el apartamento, habitación por habitación, y luego se echaron a descansar en el lugar que les asignaron. De una noche a otra, Suki apareció con cuatro hermosos recién nacidos, pero aún faltaban más, en total fueron 7 cachorritos.

“Cada vez que gritaba por una contracción, Miso corría para estar junto a ella. Son la pareja perfecta”, contó Gianna. Luego, mientras la madre amamantaba a sus crías, su pareja los contemplaba y olía. Tras pasar los primeros meses juntos, los gatitos fueron dados en adopción a familias amorosas. Gianna y Rob conservaron a Miso y Suki para toda la vida.


Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.