Gato patinegro: un felino amenazado

31 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Miguel Mata Gallego
Bajo la apariencia de un felino doméstico, el gato patinegro es un temible cazador de las llanuras del sur de África. Por desgracia, hasta el más letal de los animales puede verse amenazado por el hombre,

Con el aspecto de un adorable felino doméstico, el gato patinegro confunde a los humanos. Por esta razón, no debemos dejarnos llevar por su coqueto parecer: se trata de un voraz depredador que no tiene piedad a la hora de cazar y, aparte, está en peligro de extinción.

Son múltiples las causas que han propiciado la disminución de los números poblacionales de esta fascinante especie. Sigue leyendo si deseas saber más sobre este letal pero adorable felino.

El pequeño pero letal felino africano

El gato patinegro (Felis nigripes) es uno de esos animales que confunden por su aspecto. A primera vista, tiene la forma de un gato doméstico cualquiera: cuerpo pequeño, lomo moteado y unas características patas negras.

Sin embargo, todo aquel que esté en su presencia adivinará que no se trata de un gato cualquiera. Por ejemplo, este animal no emite maullidos: por su boca escapa una especie de rugido ronco, similar al de otros grandes felinos, como el león.

Por último, este felino es considerado el más letal del mundo, por delante de los archiconocidos leopardos, tigres o leones. Su tasa de letalidad hacia pequeños vertebrados es alucinante y puede ser debida a que suele cazar de noche, por lo que es extremadamente difícil adivinar su onerosa presencia.

Entre sus presas favoritas se encuentran las aves, reptiles u otros pequeños mamíferos. Así pues, las apariencias engañan: este «lindo gatito» es un depredador nato, por lo que es necesario ser cuidadoso a la hora de manejarlo.

Un gato patinegro en la oscuridad.

Hábitat y modo de vida del gato patinegro

El gato patinegro habita en el centro de África austral, un ecosistema de clima desértico. Debido a esto, estos animales suelen pasar gran parte del día en sus madrigueras, refugiándose del calor. Por la noche, salen a cazar por estos ambientes secos de sabanas y pastizales.

Un cazador solitario de la sabana

A pesar de que su área de distribución es amplia, los gatos patinegros tienen una densidad de población muy baja. Se los encuentra en países como Namibia, Bostsuana o Sudáfrica. Su requerimiento energético es muy alto, así que aparte de cazar con mucha eficacia, cubren enormes distancias durante la noche.

Sus hábitos de caza, como ya hemos comentado, destacan por ser extremadamente certeros, pues casi el 60 % de sus ataques hacia presas tienen éxito. Esta es una cifra claramente mayor que la del resto de felinos. Además, a pesar de su pequeño tamaño, el gato patinegro es capaz de cazar liebres del Cabo, más grandes y pesadas que él.

En cuanto a sus hábitos reproductivos , podemos destacar que las hembras suelen aparearse dos veces al año en periodos de un par de días. Por tanto, suelen tener dos camadas anuales.

Estado de conservación del gato patinegro

Por desgracia, este felino está en peligro de extinción según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), en la categoría de «Vulnerable (VU)».

Como ocurre con muchísimos animales, la pérdida de hábitats es uno de los principales problemas a los que se enfrenta. El paisaje de sabana y pastizales naturales del interior de Sudáfrica y Namibia se está transformando poco a poco en pastizales intensivos y cultivos, que limitan el modo de vida de este animal.

El peligro de las trampas ilegales

El estado de conservación de este felino —como el de otros muchos seres vivos— también sufre debido a la caza ilegal. Numerosos cepos, trampas y el uso de venenos para otros animales salvajes reducen la ya escasa población del gato patinegro.

A pesar de que en Sudáfrica está prohibida su caza, este animal  sigue amenazado por este tipo de trampas.

Programas de conservación

Dado su estatus de amenazado, el gato patinegro ha sido objeto de algunos programas de conservación. En la reserva de la Naturaleza de Bemfontein, en Sudáfrica, los investigadores estudian la ecología, comportamientos de caza y preferencia de presas de estos felinos mediante radioseguimiento.

También se han desarrollado programas de conservación en cautividad del gato patinegro. Destaca el llevado a cabo en el Zoo de Wuppertal (Alemania). Desde 1963, en este lugar se mantiene una destacada colonia de gatos, con la que se obtiene información genética para mejorar su diversidad de genes y asegurar así su supervivencia.

Un gato patinegro en posición de defensa.

Un felino único que debe ser preservado

Así pues, a modo de conclusión, podemos destacar que el gato patinegro es un felino con un gran instinto de caza y un modo de vida particular que debe ser preservado. A pesar de los esfuerzos para su conservación, debe ser limitada totalmente la caza de este animal, con el fin de mejorar sus poblaciones en peligro.

Sliwa, A.; Wilson, B. & Lawrenz, A. (2010). Report on surveying and catching black-footed cats (Felis nigripes) on Nuwejaarsfontein Farm / Benfontein Nature Reserve, 4–20 July 2010 (PDF)(Report). Black-footed Cat Working Group. Sliwa, A.; Wilson, B.; Küsters, M. & Tordiffe, A. (2016). "Felis nigripes"IUCN Red List of Threatened Species2016: e.T8542A50652196.