Faraón Hound, un primitivo perro de caza europeo

Virginia Duque Mirón · 13 diciembre, 2017

Si hay un perro peculiar en el mundo es el faraón hound, un perro de esos que dicen que, o amas, o no te gustan nada. Hoy queremos hablarte de él y de sus características y cualidades. ¿Quieres quedarte con nosotros y conocer a este animal tan especial?

Conozcamos al faraón hound

Origen e historia

Esta especie, perteneciente a la familia de los podencos de Malta y considerada la raza canina nacional de la isla, se le conoce como Kelbtal Fenek (perro conejero). Al parecer existía la teoría de que este perro procedía del Oriente Medio y que fueron importados hace unos 3 000 años.

Aun así, su nombre común, faraón hound, se debe a una leyenda que afirma que era el perro que los faraones amaban y deseaban; si esto fuera cierto, esta raza se conocería de al menos 8 000 años atrás.

En este sentido, el que conocemos hoy como faraón hound también proviene de Malta, lugar que fue conquistado por los fenicios. Estos también se cruzaron con faraones, así que la leyenda bien podría ser cierta.

Características físicas

Este perro es atlético y delgado, con cabeza triangular y ojos de color ámbar, mientras que sus orejas son puntiagudas y tiesas. A pesar de su delgadez, es musculoso y presenta una apariencia fuerte, incluidos sus lomos, que son rectos y regios. Además, su cola es curvada y por norma general está baja, aunque si está contento o alerta la levantará.

Por otra parte, su pelo es corto y muy fino, pero suave al tacto, con las siguientes tonalidades de colores admitidos para los clubes: leonado rojizo o el blanco con manchas.

En cuanto a su tamaño, hablamos de un can de mediana estatura que mide entre 55 y 63 centímetros a la cruz cuando nos referimos a los machos, y de 52 a 61 en el caso de las hembras. Así, su peso varía entre los 21 y 26 kilogramos en los machos versus los 20 a 25 de las hembras.

Carácter y temperamento del faraón hound

El faraón hound es un perro independiente, pero muy válido para ser usado como perro de compañía, por lo que le gusta tanto estar en casa tranquilamente como jugar al aire libre. Es primordial ejercitarlo para que conserve su carácter tranquilo, ya que es un perro muy activo y que podría estresarse con facilidad.

Perro faraon hound en una competicion
Fuente: Petful

Asimismo, se le considera un perro leal y valiente, inteligente y educado. Tiene mucha paciencia con los niños, si bien no es agradable con los extraños, por lo que si tienes visita en casa deberás darle un tiempo para que se habitúe a los ‘desconocidos’.

También es clave socializarlo desde que es un cachorro para que conforme crezca sea más fácil adiestrarlo, aunque por norma general esto no debería presentar complicaciones, y es que es un ‘perro esponja’, que absorbe la personalidad de su dueño. Así, aunque su carácter sea muy tranquilo, si su dueño es nervioso, el perro se volverá igual.

Como curiosidad diremos, además, que su nariz se sonroja cuando está excitado. Esto es algo bastante peculiar que le sucede a pocos perros, por no decir a ninguno.

Cuidados y salud

El faraón hound es un animal robusto y de buena salud; no se le conocen patologías comunes. No obstante, es necesario tener cuidado en el uso de medicamentos e insecticidas, ya que muestran una gran sensibilidad hacia ellos.

Como dijimos anteriormente, el ejercicio debe ser una parte esencial de su rutina diaria, pues sin él, podría cambiar su carácter. Debido a su instinto de caza podría escaparse con facilidad, por lo que no es recordable sacarlo sin correa ni dejarlo suelto a no ser que el lugar esté vallado.

Esto ha sido todo lo que te podemos aportar sobre el faraón hound, un animal muy apto para tener como mascota. ¿Será tu próximo animal de compañía?

Fuente de las imágenes: ccho y Petful