Exámenes dentales en gatos: ¿con qué frecuencia hacerlos?

Los exámenes dentales en nuestras mascotas son imprescindibles para una correcta salud dental.
Exámenes dentales en gatos: ¿con qué frecuencia hacerlos?
Elsa M. de Arribas

Escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas.

Última actualización: 27 julio, 2022

Al igual que los seres humanos, nuestras mascotas tienen que hacerse una revisión de salud de vez en cuando. De todas las revisiones, puede que las menos habituales sean los exámenes dentales en gatos.

Asimismo, la salud dental de nuestras mascotas puede generar varias dudas. Una de ellas puede ser la frecuencia con la que hay que hacerla.

Exámenes dentales en gatos, ¿por qué realizarlos?

Los animales pequeños pueden desarrollar numerosos tipos de patologías. De todas las que pueden desarrollar, las enfermedades dentales son de las más comunes. 

Por lo tanto, junto con las revisiones generales de nuestras mascotas, ha de vigilarse su salud oral.

¿Cuándo le salen los dientes a un gato?

¿A partir de qué edad se realizan?

Una duda común es dónde se realizan los exámenes dentales de los gatos. Son los veterinarios los encargados de examinarlos.

Con respecto a la frecuencia, se aconseja acudir cada 4-5 años para realizar chequeos dentales. Esto puede variar dependiendo de la alimentación de nuestro felino.

Normalmente, los gatos que se alimentan con enlatados y comida húmeda requieren limpiezas cada 4 años. Sin embargo, los que se alimentan de pienso puede que solamente acudan una vez en su vida.

Conviene saber que estos factores varían en función de la raza, la alimentación o presencia de enfermedades. Será el propio animal quien dicte la frecuencia de los exámenes dentales.

Tipos de dentición

Los gatos y los perros poseen cuatro clases de dientes diferentes. Dichas clases incluyen los incisivos, los caninos, los premolares y los molares.

Asimismo, tanto los gatos como los perros tienen dos tipos de denticiones, cada uno con distinto número total de dientes:

  • Dentición primaria: conocida normalmente como la dentición de leche. En el gato, esta dentición consta de 26 dientes.
  • Dentición secundaria: los dientes que la forman son definitivos, constituyéndola un total de 30 dientes.

Exploración oral

El diagnóstico oral se centra en dos tipos de exámenes, clínico y radiológico. Suele recomendarse apuntar los detalles observados en cada caso en su historial médico.

Por otra parte, el historial médico también contendrá datos relevantes de la historia dental y de diagnóstico. En cuanto a la exploración oral, se realiza en dos fases.

En la primera exploración oral, el animal está despierto y alerta. Por ello, se evita el uso de instrumental que pueda dañar al felino.

Además, en ella se detectan hasta un 80 % de las patologías dentales de los animales. No obstante, es necesario un segundo examen, bajo anestesia, para confirmar las sospechas.

De esta manera, se realizará una exploración oral completa. También es frecuente realizar pruebas complementarias para una evaluación adecuada de las patologías.

¿A qué patologías dentales se puede enfrentar mi gato?

Las enfermedades dentales están definidas por una serie de síntomas característicos, como son los siguientes:

  • Halitosis (mal aliento).
  • Dientes rotos o con cambio de color.
  • Cambios de comportamiento frente a la comida.
  • Babeo.
  • Comportamientos cambiantes o autolesivos.

Tipos de patologías orales

Los gatos, al igual que otros animales, pueden desarrollar enfermedades dentales si no tienen una correcta higiene. Entre las patologías orales más conocidas se encuentran las siguientes:

  • Periodontitis.
  • Dientes incluidos, impactados o supernumerarios.
  • Osteomielitis
  • Fractura dental.
  • Reabsorción dental.  La pérdida de tejido duro dental es común en perros y gatos, aunque la incidencia es mayor en gatos.

Para prevenir estas patologías, conviene que nuestra mascota siga una adecuada rutina de higiene bucal.

Cepillado de dientes

El mercado ofrece una amplia variedad de productos adaptados a la salud dental de gatos y perros. Aun así, ha de señalarse que estos animales tienen sus propias pastas dentales.

Nunca deben cepillarse los dientes de nuestras mascotas con pasta dentífrica para humanos. El motivo es el alto porcentaje en flúor y agentes espumantes que contienen.

Con respecto a la frecuencia del cepillado, se aconseja que sea varias veces a la semana. Lo ideal, sería cepillar a los gatos de 3 a 7 veces.

Detección del dolor

Las patologías dentales influyen notablemente en el bienestar, tanto de las personas como de los animales. Sin embargo, es complicado identificar el dolor en animales.

Con todo, algunos comportamientos pueden indicar problemas dentales. Entre ellos se encuentran problemas de sueño, la pérdida de apetito o la apatía.

Los dientes de un gato pequeño.

Puede concluirse que esta práctica, tan habitual en humanos, no era tan común en animales. Sin embargo, los exámenes dentales en gatos han ido cobrando fuerza en las consultas veterinarias.

No obstante, hemos de estar atentos a cualquier indicativo de dolor por parte de nuestras mascotas. Y siempre, debemos pedir la opinión de un veterinario.

Te podría interesar...
Vigila la salud dental de tu mascota
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Vigila la salud dental de tu mascota

La salud dental en las mascotas es muy importante. Encuentra en este artículo algunos consejos para preservar la salud de tu mascota.