¿Cómo evitar que tu perro haga sus necesidades en su cama?

Francisco María García · 5 enero, 2018
Esta conducta por parte del can es responsabilidad del dueño en la mayoría de los casos, así que es necesario que el humano tenga un liderazgo sólido para evitar conductas inadecuadas por estas mascotas

Los perros son considerados las mascotas preferidas por muchas personas. Estos animales son muy emocionales y conectan muy fácilmente con sus amos, pero a veces esta relación se ve empañada, y es que a los propietarios, en ocasiones, les cuesta evitar que el perro haga sus necesidades en su cama.

El dueño es responsable

Esta conducta por parte del can es responsabilidad del dueño en la mayoría de los casos. Se suele humanizar a estos animales, si bien debe comprenderse que ellos están acostumbrados a vivir en manadas.

Los perros funcionan en sociedades jerarquizadas, donde un líder se encarga de guiar y fijar las pautas a seguir por el resto de la manada. Por tal razón, es necesario que el humano tenga un liderazgo sólido para evitar conductas inadecuadas por estas mascotas.

El hecho de adiestrar al animal con hábitos higiénicos adecuados, es una tarea que implica más al propietario. Es difícil convivir con un ser que haga sus necesidades por toda la casa, y es por eso se busca que las haga fuera de ella.

¿Qué ocasiona que tu perro haga sus necesidades en su cama?

Los motivos por los que el perro hace sus necesidades en su cama son diversos. A continuación, vemos las causas más frecuentes:

  • Cambios en la dieta.
  • Accidentes dentro de casa, lo que es más frecuente en cachorros.
  • La administración de alguna medicina que le provoque incontinencia.
  • Incontinencia ligada con conductas sumisas, lo que permite que haga sus necesidades cuando algo le atemorice o se emocione mucho.
Enseñar a un perro a hacer sus necesidades

Hay situaciones en las que los perros desconocen el sitio adecuado para orinar; estas pueden ser que esté marcando territorio –la causa más frecuente– o problemas de salud: infecciones, enfermedades o ansiedad, entre otras.

¿Qué hacer para evitar que nuestra mascota haga sus necesidades en su cama?

Para solucionar este problema, se deben establecer una serie de pautas; estas medidas pueden ser:

  • Comer siempre antes que el perro.
  • Salir siempre antes que el perro por la puerta de la casa.
  • Pasear por las calles y parques de la ciudad siempre al lado del perro.
  • El perro debe dormir en su cama y el dueño en la suya.
Educar un perro a hacer sus necesidades

Recomendaciones para que tu pero no haga sus necesidades en su cama

Se sugiere tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Lo primero que hay que hacer es no perder energía regañándolo. Es mejor corregir positivamente su comportamiento, pues de lo contrario se volverá más vulnerable y repetirá la conducta. Es recomendable premiarle y consentirle cuando haga sus necesidades en el lugar correcto.
  • Limpiar y lavar todo lo que esté sucio. Para ello se recomienda el uso de limpiadores a base de enzimas, directamente sobre la mancha. Posteriormente, se deben lavar las sabanas y el cojín usado como cama.
  • Visitar al médico veterinario, sobre todo si la incontinencia es por un medicamento, modificaciones dietarias o si se sospecha de problemas de salud.
  • Hacer rutinas de paseos fijos, sin mucho espacio entre cada salida. Esto es de suma importancia, porque se puede aprovechar para premiar cuando realice sus necesidades fuera de casa.
  • Al llegar a casa, saludarle con paciencia y tranquilidad. Esto puede solventar el problema, fundamentalmente si es un cachorro.
  • Establecer estilos de vida saludables. Ofrecer una alimentación balanceada y fomentar la práctica de ejercicios: correr, caminar, jugar, etc.
  • Proporcionarle una estimulación mental adecuada. Con esto se pretende dar más tranquilidad, lo que disminuya la ansiedad y el estrés. El uso de juguetes como el Kong reduce el estrés y la ansiedad, según recomendaciones de los veterinarios.

Tradiciones ancestrales

Los lobos y los perros, desde cachorros, poseen el instinto de dejar la madriguera para hacer sus necesidades. De esta forma, mantiene su aposento siempre limpio, además de que les permite evadir a sus enemigos al disminuir los olores característicos de los excrementos.

Estas costumbres centenarias deben utilizarse por parte del dueño. Hay que aprovechar que ese instinto perruno garantizará una conducta adecuada, pues prevendrá y reducirá la conducta de que haga sus necesidades en su cama.

Para que el perro aprenda conductas adecuadas, se requiere más participación por parte del propietario. El perro no hace sus necesidades en su cama por enfado, venganza, ni nada similar; entre otras cosas, porque simplemente los perros no tienen ese tipo pensamientos.

La cuestión de que el cachorro haga las necesidades en su cama representa un problema complejo, cuyas causas son muy diversas. A pesar de que algunos casos son de difícil de resolución, con paciencia, constancia y trabajo se pueden solucionar.