¿Es bueno bañar a tus cachorros en la piscina?

Francisco María García 6 julio, 2018
Solo se debe sumergir en el agua a aquellos canes que hayan recibido su primer ciclo de vacunas y que hayan sido desparasitados

¿Es bueno bañar a tus cachorros en la piscina?

A muchos perros les encanta pasar horas divirtiéndose junto a sus familiares en el agua. No obstante, muchos se preguntan si es bueno bañar a tus cachorros en la piscina.

Los mayores riesgos para bañar cachorros suceden durante sus primeros meses de vida, cuando su salud es más frágil. A continuación, veremos si tus cachorros pueden disfrutar de la piscina contigo de forma saludable.

¿Todos los perros pueden disfrutar de la piscina?

En principio, todos los perros pueden disfrutar de la piscina junto a sus familiares. Por supuesto, siempre que esta actividad parezca agradable y placentera tanto para ellos como para sus dueños. Es importante que su organismo y su estado de salud le permitan entrar al agua con total seguridad.

Igual que sucede con las personas, los perros tienen diferentes personalidades, preferencias y habilidades; también, el factor de las razas es importante para analizar su preferencia por los baños.

Algunas razas, como el labrador y el golden retriever, el terranova o los perros de agua, demuestran una natural aptitud por las actividades acuáticas. Estos canes nadan con perfección, pues su cuerpo se adaptó biológica e históricamente a estar en el agua.

No obstante, para las razas braquicefálicas, por ejemplo, la natación es un desafío por su propia constitución física. Su hocico es muy ‘achatado’, lo que naturalmente dificulta su respiración y disminuye, consecuentemente, su capacidad pulmonar. Es por ello que estos perros no deben realizar ejercicios muy intensos.

Enseñar a perro a nadar

Como suele pasar, lo más importante no es la raza, el tamaño o la edad de tu perro, sino su personalidad, su estado de salud y su educación. Todo perro puede disfrutar de la piscina, siempre que esté física y mentalmente preparado para experimentar esta nueva experiencia.

¿Y pueden también estar los cachorros en la piscina?

Un cachorro recién nacido aún no está preparado para moverse de forma independiente, ni en el suelo ni en el agua. Poco a poco, tu mejor amigo se desarrollará física, cognitiva, emotiva y socialmente, y podrá comenzar a ganar mayor independencia.

Pero tu pequeño amigo solo podrá empezar a pasear en el exterior o adaptarse gradualmente al agua, tras completar su primer ciclo de vacunas y desparasitaciones. De esta manera, conseguimos garantizar que su sistema inmunológico está suficientemente fuerte para vivir estas nuevas experiencias.

Igualmente, antes de llevar tu cachorro al agua, es esencial consultar a tu veterinario de confianza. En la clínica, el profesional podrá constatar el estado de salud de tu perro y orientarte sobre este proceso de adaptación.

Consejos para aprovechar la piscina con tus cachorros

Además de consultar al veterinario, también es fundamental adoptar ciertos cuidados y medidas preventivas para garantizar la seguridad de tu mascota. Por ello, te indicamos algunos consejos para ayudarte a disfrutar los días de verano con tus cachorros en la piscina.

Piscina para perros

Nunca dejes a tu perro solo en la piscina

Aun si contamos con una piscina adaptada, jamás debemos dejar a nuestros canes solos en el agua. Los perros pueden sufrir calambres o adormecimientos, que pueden impedirles moverse correctamente y salir de la piscina. Con ello, el riesgo de un accidente grave se vuelve muy alto.

Por ello, lo ideal es que los perros siempre lleven puesta su correa cuando están jugando en el agua. De esta forma, sus dueños pueden moverlos más fácilmente y sacarlos de la piscina ante cualquier emergencia.

Hidratación y protección contra rayos solares

La exposición excesiva a los rayos solares puede ocasionar no solo quemaduras, sino otras enfermedades severas, como el cáncer de piel. En las tiendas para mascotas encontramos protectores solares especiales para perros. Es muy importante aplicarlo en toda la extensión de la piel de tu perro, con cuidado para no afectar sus ojos y mucosas.

Además, es fundamental reforzar la hidratación de nuestros perros y ofrecerles sombra durante los días más cálidos. El calor intenso puede provocar deshidratación y dar lugar a un golpe de calor.

Recuerda bañar y secar muy bien a tu perro

Después de disfrutar de un día de piscina con tu perro será esencial bañarlo con agua natural para quitarle el cloro. Tras el baño, será el momento de secar muy bien su pelaje y su piel, con especial atención a las orejas. El cúmulo de humedad favorece la proliferación de hongos, bacterias, ácaros y otros microorganismos que perjudican su salud.

Ofrecerle una adecuada medicina preventiva

Si queremos disfrutar del verano con nuestros cachorros en la piscina, es importante reforzar sus tratamientos antiparásitos con la llegada del verano. Debemos recordar que todos los perros necesitan recibir una adecuada medicina preventiva durante toda su vida.

Reforzar la higiene

Al compartir la piscina con nuestros perros, también necesitamos reforzar la higiene del agua. Generalmente, se recomienda realizar limpiezas periódicas, cada dos o tres días, para evitar la acumulación de pelos o impurezas. Además, hay que cepillar diariamente el pelaje de tu mejor amigo para evitar que acumule suciedad.

Te puede gustar