Cómo curar quemaduras del perro o gato en 3 pasos

Virginia Duque 13 julio, 2016

Nuestra mascota puede estar expuesta accidentalmente a quemaduras, y si esta es grave podrá incluso ocasionar su muerte. Para evitar una tragedia es necesario saber qué hacer en ese momento y sobre todo hacerlo a tiempo. Porque consideramos importante este asunto, vamos a dedicar este artículo a explicarte qué debes hacer en caso de que tu mascota sufra una quemadura.

¿Cuáles son las causas más frecuentes de las quemaduras en nuestras mascotas?

perro gato veterinario

Una quemadura en nuestra mascota presentará el mismo aspecto que una quemadura en nuestra piel, con la desventaja que el pelo del animal la cubrirá y nos puede ser más difícil reconocerla.

Las causas más frecuentes pueden ser derramamiento de agua o aceite hirviendo, quemaduras en las almohadillas de las patas por el calor extremo del suelo o por algo caliente que se haya derramado en el piso, y también una exposición desbocada al sol.

También en casos excepcionales, si tu mascota ha sido operada y tiene aún la herida curándose, la exposición al sol puede causarle una quemadura. ¿Cómo actuar en cualquiera de los casos?

Lo primero ante las quemaduras: bajar la temperatura

A pesar de que existe el mito, incluso también para las personas, de que el hielo es lo más recomendable para bajar la temperatura de la zona quemada, lo cierto es que esto solo puede empeorar las cosas.

El frío del hielo también causa quemaduras en la piel, por lo que aplicarlo sobre la dermis quemada puede empeorar en vez de mejorar la situación. Por ello lo más recomendable para reducir la temperatura corporal de la zona quemada es el agua fría, que además favorecerá a la limpieza de la zona.

Después de haber hecho esto, es recomendable aplicar una pomada para quemaduras (algo que recomendamos que siempre tengas en casa), pues esta evitará las infecciones y aliviará el dolor.

Limpiar la zona

Se recomienda que una vez aliviado el dolor y el calor con el agua y la pomada, se recorte de manera muy cuidadosa el pelo que rodea a la zona afectada, ya que este puede ocasionar molestias y transportar bacterias o parásitos que pudiera tener el animal.

Además, el pelo del animal alrededor de la zona quemada puede dificultar el siguiente paso: tapar la herida. esto se hará con el fin de evitar que la herida se ensucie y prevenir infecciones. No obstante, si el veterinario así te lo indica, deberás limpiar cada día la herida y aplicar nuevamente la pomada.

Lo normal sería que estuviera prácticamente curado entre 12 y 15 días.

Lleva a tu mascota a un veterinario

Una quemadura en nuestro animal puede causarle incluso más dolor que a nosotros debido a que su piel presenta un sinfín de terminaciones nerviosas que son muy sensibles a cualquier daño.

Por ello, si no te atreves a tocar la zona o ves que tu mascota grita en exceso cuando lo rozas, acude al veterinario, pues este podrá sedarlo mientras le limpia y cura la herida con el objetivo de que el animal no sufra.

En caso de que fuera una quemadura de carácter grave, debería recurrirse a una cirugía para retirar la piel quemada e injertar una nueva, algo que solo el veterinario podrá hacer.

¿Cómo evitar quemaduras?

recetas cocina 3

Sabemos que tu mascota te quiere y quiere estar a tu alrededor constantemente, ¡y a ti te encanta! Aun así, deberás hacer de tripas corazón y prohibir el acceso a según qué zonas de la casa en determinados momentos. Por ejemplo:

  • La cocina. No permitas que tu mascota esté a tu alrededor mientras cocinas. Un accidente podría suceder en cualquier momento y luego no habrá marcha atrás.
  • La playa. Aunque sea una playa de perros, no dejes que tu can ponga sus delicadas almohadillas en la arena cuando el sol aprieta demasiado, pues esto podría ocasionarle quemaduras.
  • Terraza. No dejes a tu mascota en la terraza en verano cuando el sol está en auge. La exposición a este o el calor concentrado en el suelo también podría causarle quemaduras.
  • Enchufes. Si tu gato o tu perro tiene una curiosidad no entendible de meter el hocico en los enchufes, pon protectores como harías con un bebé, pues una electrocución le causará quemaduras y otros problemas que pudieran ser irreversibles.
Te puede gustar