El vídeo viral del oso en la nieve no es lo que crees

Eugenio Fernández · 20 noviembre, 2018
¿Todo lo que está en internet es lo que parece? Te presentamos la historia de un vídeo viral sobre un oso y su madre en la nieve.

Seguramente has visto más de un vídeo protagonizado por animales que te ha hecho gracia. Sin embargo, a veces este material que se difunde por internet puede ser engañoso, y esto ha ocurrido con el famoso vídeo viral de una osa y su madre por la nieve.

Un vídeo viral que no es lo que parece

El vídeo viral muestra lo que para muchos fue un ejemplo de superación: un pequeño oso pardo y su madre están rondando la montaña, y la fuerte pendiente parece separarles. La vida del pequeño osezno corre peligro, pero finalmente es capaz de volver con su madre.

El problema de este vídeo es que el motivo de su espectacularidad no es otro que la propia grabación: la madre está claramente asustada del aparato volador, y lleva a su cría por una ruta arriesgada con el objetivo de alejarle de ese supuesto peligro.

Oso pardo europeo: características

¿Exageración o riesgo?

Son muchos los que han quitado hierro a este vídeo viral, con argumentos como que la grabación parecía hecha con zoom o que el motivo del miedo era otro. Sin embargo, en el vídeo se ve a la madre notablemente afectada, e incluso parece lanzar ataques al drone cuando está más cerca.

Han sido muchos los biólogos y profesionales que han tachado el vídeo de una amenaza para la fauna silvestre. En castellano, el usuario de twitter Dr. Bioblogo ha sido el más crítico con las imágenes, lo que ha permitido que su hilo explicativo se viralice de forma similar al vídeo.

El peligro de este tipo de contenido es su viralización: no solo normalizamos situaciones dañinas para los animales, como puede ser perseguir osos con drones o tener un mono con ropa: también damos publicidad a estos vídeos, por lo que internet se convierte en una competición por ver quién molesta más a los animales.

Así, si convertimos en normales y positivas este tipo de imágenes, cualquiera irá con su drone a intentar conseguir fotografías similares para fabricar un vídeo viral. Sin embargo, si decimos que son imágenes irresponsables y peligrosas, esto tal vez no ocurra.

Oso pardo europeo: hábitat

La observación ética de fauna silvestre

Lo cierto es que no es la primera vez que se alerta del peligro de los drones para los animales: estos aparatos resultan extraños e incluso amenazadores para muchos animales, por lo que los toman como una amenaza.

Son varias las especies en las que se ha visto que los drones alertan su comportamiento, lo que vuelve a los animales más nerviosos y hace que tomen decisiones más arriesgadas, por lo que se genera un claro estrés en los animales.

Cualquier profesional te dirá, entre los consejos para observar fauna salvaje, que debes respetar distancias de seguridad, tanto para no causar estrés en los animales como por tu propia seguridad: esto no solo quiere decir que no debes acercarte a zonas de cría o a animales salvajes, sino también que no debes acercar tus drones.

Ante el auge de las redes sociales, debemos dejar claro que no todo vale a la hora de sacar un selfie o hacer un vídeo a los animales: debemos respetar a los animales si queremos verlos en libertad, o si bien no somos capaces, es mejor que vayamos a un zoo o un santuario, o incluso que veamos un documental.

El vídeo aún puede ser visto en diversas redes sociales; sin embargo, es preferible no enlazarlo para no propiciar este tipo de comportamientos a través de su viralización. Si encontráis este vídeo, podéis aprovechar para informar en los comentarios de lo negativo que es para los animales, en lugar de compartirlo para darle difusión.