El peligro del MMS en veterinaria

Este artículo fue redactado y avalado por el veterinario Eugenio Fernández Suárez
26 diciembre, 2018
No hay ninguna base científica que pruebe la eficacia del MMS en veterinaria, una sustancia tóxica en animales y humanos

Las pseudociencias como la homeopatía se encuentran en plena expansión, también para tratar a nuestros animales de compañía. Es por ello que es vital alertar del uso del MMS en veterinaria, una sustancia que ya ha demostrado su peligro para la salud humana.

¿Qué es el MMS?

El MMS, conocido como solución mineral milagrosa, es una disolución de clorito de sodio en agua que se usa como potabilizador y blanqueante industrial, y que en grandes dosis puede resultar muy peligroso.

En problema es que a este compuesto se le han otorgado propiedades prácticamente mágicas y, según cierta gente, podría ser la cura del cáncer, el sida, o prácticamente cualquier enfermedad. Por supuesto, las evidencias son nulas y se basan en testimonios.

El descubridor del MMS es Jim Humble, un ingeniero que en 1996 aseguró que se curó la malaria con MMS. Desde entonces, Humble asegura que este compuesto cura miles de enfermedades, por supuesto de muy diversa índole, y cuyos mecanismos de acción son distintos.

Solución mineral milagrosa

Aquí tenemos dos características básicas de las pseudociencias: basar su eficacia en testimonios e ignorar los mecanismos ya conocidos por los que las enfermedades actúan: un virus, una bacteria, un cáncer o un parásito tienen formas de actuar totalmente distintas y, por tanto, sus tratamientos deben serlo también.

El problema es que el MMS es un producto con toxicidad, y es considerado como ilegal por la Agencia Española del Medicamento. Otras instituciones de todo el mundo se han pronunciado contra este producto, que ha demostrado que puede causar intoxicaciones graves en seres humanos. Incluso se plantea como sustituto de vacunas, algo que resultaría muy peligroso para la salud humana.

MMS en veterinaria

Tal vez por estos peligros se está poniendo de moda ofrecerlo en veterinaria, o mejor dicho, para los animales. Incentivados por problemas como el de las resistencias a antibióticos, ciertos ganaderos apoyados por charlatanes han comenzado a usar MMS en el ganado, lo que según ellos garantiza efectos milagrosos al igual que con las personas.

Para estas personas, los veterinarios son profesionales adoctrinados, que han aprendido una medicina oficial que únicamente sirve al beneficio económico. Sin embargo, estas personas sin ningún tipo de formación y sin presentar un solo dato fiable parecen haber dado con las soluciones que no ha encontrado una ciencia con miles de años de historia.

MMS animales

Los protocolos con los que recomiendan tratar al ganado son totalmente aleatorios y no parecen tener el menor ápice de base científica. Una dosificación por peso, independientemente de la especie, que se aumenta si la enfermedad es ‘grave’, algo que deben identificar los propios ganaderos.

Dado que este compuesto resulta tóxico para el organismo, puede tener efectos adversos, lo que para los defensores del MMS es que el supuesto medicamento está funcionando. Sin embargo, siguen sin existir estudios que alaben el uso del MMS, por lo que su fomento sigue basándose en el relato de testimonios como si de una fábula se tratase.

Cierto es que el MMS es un compuesto fácil de conseguir, y que no resulta caro. Por ello, muchos dan esto como argumento para recalcar la independencia de los defensores del uso de MMS en veterinaria y en medicina humana. Sin embargo, cuesta creerlo cuando los responsables de su fama han hecho de su empleo el vender productos naturales, libros y dar charlas. 

Cuando tu mascota enferme, nunca recurras a productos caseros o de charlatanes. Acude a tu veterinario y él sabrá cómo dar a tu mascota el tratamiento que más se adecue a la enfermedad que padezca.