Un veterinario de caballos de hace 3 000 años

Eugenio Fernández · 19 julio, 2018
Mediante el análisis de cráneos de un cementerio de caballos de Mongolia, se descubrió que allí serraban o extraían los dientes de los equinos

Un grupo de arqueólogos ha seguido el rastro del que puede ser el primer veterinario de caballos. Hace 3 000 años alguien extraía un diente a un caballo en la estepa de Mongolia.

Hoy en día es difícil entender nuestra vida sin esta profesión, pues los veterinarios hacen muchas más cosas de las que pensamos: son responsables de que la carne que compramos en un supermercado sea segura, de que los pasteles de tu repostería favorita no tengan bacterias, de que el agua que consumes no esté contaminada o de que peligrosas zoonosis no afecten a tu salud.

Breve historia de la veterinaria

Sin embargo, no sabemos exactamente en qué punto apareció la profesión veterinaria. Existen vestigios de trepanaciones a vacas en el Neolítico, o el famoso papiro de Kahun, que recoge la importancia de esta profesión en el Antiguo Egipto.

Posteriormente, textos del emperador budista Aśoka hablan de la necesidad de disponer de medicamentos tanto para animales como para personas, mientras que el texto Hippiatrica se considera el primer escrito de podiatría equina, el cual data del siglo V.

Fue en la Edad Media donde la veterinaria se desarrollaría a través de la figura del albeitar en España, aunque no sería hasta el siglo XVI cuando comenzaran a realizarse los primeros tratados de anatomía y se comenzase a desarrollar la disciplina.

Especialista en caballos

Un veterinario de caballos de hace 3 000 años

Sin embargo, estos restos encontrados en Mongolia nos dan nuevas pistas de los inicios de la profesión veterinaria. Un análisis de cráneos en un cementerio de caballos ha demostrado que los nómadas de la región serraban los dientes de los caballos o incluso los extraían hace 3 000 años.

Estos hechos sugieren que estas increíbles técnicas de sanidad equina surgieron junto a la equitación; en esta región se encuentran los orígenes de los caballos y especies como el caballo de Przewalski, el último caballo salvaje.

Mongolia es una región con una relación particular con los animales, y es que se cree que en este lugar se encuentra tanto el inicio de la equitación como el comienzo de la cetrería.

La domesticación de caballo, un tema polémico

Se cree que los caballos domésticos se originaron en Eurasia hace unos 5 000 años, aunque las primeras pruebas físicas aparecen en la Edad del Bronce de Mongolia, donde una cultura de hace 3 000 años cuenta con las primeras sepulturas de caballos.

Los caballos de Mongolia

Fue en este asentamiento, conocido como Deer Stone-Khirigsuur, donde el equipo del profesor Taylor decidió estudiar los dientes de los animales para comprobar si estos animales eran montados. Las pruebas confirmaron que los dientes tenían desgaste compatible con el uso de bridas, pero también encontraron señales directas de intervenciones realizadas por un supuesto veterinario de caballos antiguo.

Las pruebas de la existencia de un veterinario de caballos de hace 3 000 años

En el primer caso, dos caballos jóvenes presentan los incisivos laterales parcialmente cortados, ya que probablemente estos les estaban ocasionando problemas a la hora de alimentarse. Esta operación fue realizada por un veterinario de caballos mediante elementos de piedra, tal y como se ha podido demostrar.

En otro de los yacimientos, se ha descubierto que los pastores mongoles adoptaron hace 3 000 años una técnica que perdura en la actualidad. Esta es la extracción del llamado diente de lobo para poder montar a los animales con bridas sin causarles dolor con el bocado.

Se cree que el bocado metálico pudo ser el desencadenante de que fuese necesaria esta técnica realizada por un primer veterinario de caballos, y se responsabiliza a este bocado de una equitación más eficiente, que desembocó en las tropas mongolas a caballo, el primer gran imperio forjado gracias a estos animales de cuatro patas.

Este veterinario de caballos sería un pastor mongol, y podría cambiar el curso de la historia. Los pastores mongoles y la odontología equina podrían haber cambiado el curso de la humanidad, al ser los desencadenantes del mayor motor de guerras y conquistas.

Varios siglos después de que estos pastores comenzaran a extraer dientes, una horda de mongoles a caballo liderada por Gengis Khan asolaba media Europa. ¿Quién sabe las consecuencias que pudieron tener las ideas de un veterinario de caballos mongol?