El lince en la península ibérica: el felino más amenazado del mundo

Si bien es cierto que los planes de recuperación de la especie están funcionando, lo cuestión es que con 500 ejemplares aún se encuentra en peligro de extinción; son muy dependientes de las poblaciones de conejos, su principal alimento

El lince en la península ibérica ha estado en peligro crítico de extinción en las últimas décadas. Te presentamos a este felino único y te contamos la historia de su recuperación.

Características del lince ibérico

El lince ibérico es un felino de tamaño mediano, aunque es pequeño comparado con otras especies de linces. Los machos adultos son un poco más grandes que las hembras: ellas pesan alrededor de 10 kilogramos y ellos crecen hasta los 13 kilos.

Tienen una cola corta, terminada en una borla negra, que siempre lleva levantada. Son de color pardo o gris moteados en blanco y negro; estas manchas pueden ser de diferentes tamaños e intensidades.

Sin embargo, el rasgo físico más característico de este lince son los pinceles que tiene en las puntas de las orejas: le ayudan a camuflarse y están hechas de pelos gruesos de color negro. Bajo la mejillas le cuelgan dos patillas de color blanco que se hacen más grandes con la edad.

En proporción, son animales de aspecto grácil y con las patas largas. Son especies inteligentes que viven en grupo. Son grandes cazadores, aunque actúan en solitario y no desarrollan estrategias colectivas, como otros ejemplares.

Te puede gustar