El cerdo como mascota: todo lo que debes saber

Francisco María García · 7 enero, 2018
Hace no mucho tiempo, los porcinos comunes y la especie de cerdo vietnamita se convirtieron en centro de atención en el mundo del espectáculo; gracias a ello, tener un cerdo como mascota parece estar nuevamente 'de moda'

Criar un cerdo como mascota no es lo mismo que tener un gato o un perro. Los porcinos necesitan cuidados específicos relacionados con su alimentación, higiene y ambiente para conservar su  estado óptimo de salud.

Adoptar un cerdo como mascota: en primer lugar, responsabilidad

Los animales son seres vivos dotados de inteligencia y emociones. Toda mascota, independiente de su especie, requiere y merece una crianza responsable, con los cuidados apropiados.

Cuando adoptamos un animal, es nuestra responsabilidad proporcionar las condiciones óptimas para su desarrollo. Incluye la adecuada medicina preventiva, el correcto acondicionamiento del ambiente, alimentación equilibrada y ejercicios regulares.

Cuidado con las modas pasajeras: una mascota no es un adorno

Infelizmente, los animales no escapan de las tendencias de la moda. Algunas especies simplemente se tornan furor en determinadas épocas.

Generalmente, este fenómeno se explica por el comportamiento de personajes célebres. No es extraño ver a famosos adoptar mascotas exóticas y protagonizar portadas de revistas.

Hace no mucho tiempo, los porcinos comunes y la especie de cerdo vietnamita se convirtieron en centro de atención en el mundo del espectáculo. Gracias a ello, tener un cerdo como mascota parece estar nuevamente ‘de moda’.

Pero debemos entender que un animal no es un juguete para los niños, ni un adorno para nuestro hogar. Tener un animal silvestre encerrado en cautiverio y privarlo de su libertad y desarrollo saludable es un acto de egoísmo. Además, representa un riesgo para su salud y el bienestar de su especie.

Por ello, siempre es recomendable preferir un gato o un perro como mascota, ya que estos animales son domesticables.

Aspectos favorables y principales características de los cerdos

–Carácter positivo

Los cerdos poseen un carácter dócil y curioso. Si tienen incentivos, suelen mostrarse dispuestos a jugar, correr y explorar nuevos territorios. Por lo tanto, un cerdo como mascota puede resultar una excelente compañía para los niños.

También se destacan por su notable habilidad de interacción. Los cerdos pueden llegar a establecer una profunda relación afectiva con sus propietarios. Son capaces de pedir mimos, pasear, ejercitarse y disfrutar de la convivencia con humanos y otras mascotas.

Adopción de perros y cerdo

–Capacidad de aprendizaje

Los cerdos son mamíferos extremadamente inteligentes y suelen aprender con mucha facilidad. Bajo orientación adecuada, pueden ser adiestrados como los perros y los gatos.

Algunos cerdos domésticos son capaces de memorizar y reproducir trucos, así como reconocer un nombre y obedecer distintas órdenes.

–Animales limpios y con pocos pelos

Es un error asociar los cerdos a la suciedad. Son animales naturalmente limpios y no les agrada vivir en ambientes sucios.  Además, pueden volverse muy cuidadosos a la hora de comer, si son bien entrenados.

Como casi todos los mamíferos, los cerdos tienen pelos, pero muy pocos si los comparamos con perros, gatos y conejos.

Cuidados básicos de un cerdo como mascota

Al adoptar un cerdo como mascota, es indispensable poner especial atención a su alimentación, higiene y actividad física.  A continuación, algunos consejos prácticos para conservar la salud de tu nuevo compañero.

  1. Alimentación

Los cerdos son omnívoros, pueden adaptarse a diversos tipos de alimentos y requieren una dieta diversificada. Cerca del 70% de su alimentación debe concentrarse en frutas, verduras y cereales frescos y, por supuesto, en buen estado.

Se debe evitar al máximo ofrecer piensos comerciales existentes para porcinos de granjas. Este producto es utilizado para engordar a los animales, y no para nutrirlos.

Como todo mamífero, los porcinos necesitan una abundante hidratación. Por ello, es fundamental dejar siempre a su alcance agua fresca y limpia.

Es importante establecer límites para su apetito, pues pueden ser glotones y volverse agresivos por la disputa de alimentos o territorio.

  1. Higiene y acondicionamiento del ambiente

Los cerdos no desprenden mal olor. En realidad, es la falta de higiene adecuada la que ensucia el animal y ocasiona un feo aroma.

Para mantener limpio a tu cerdo es indispensable asear y acondicionar su ambiente. También es importante bañarlo de dos en dos meses para conservar la salud de su piel y pelos.

Los porcinos deben mantener el hábito de excavar. Por ello, deben contar con un área libre, preferencialmente con pasto y tierra. Como son autóctonos de climas templados, el ambiente favorable para su desarrollo debe tener una temperatura entre 19ºC y 24ºC.

  1. Actividad física

Cuando viven en libertad, los porcinos suelen caminar libremente y aparearse con bastante frecuencia. Ello les permite gastar mucha energía y mantener su peso adecuado. Un cerdo como mascota va a necesitar un buen espacio libre y ejercicios regulares.

  1. Medicina preventiva

Con una buena alimentación y actividad física, difícilmente tu cerdito se enfermará. Pero es fundamental vacunarlos y realizar visitas periódicas al veterinario especializado.