El adiestramiento del pastor alemán, un perro increíble

Virginia Duque Mirón 15 mayo, 2018
A pesar de su inteligencia, se trata de una raza que precisa de un dueño con claro papel de líder, ejercicio, socialización con otros canes, firmeza y refuerzo positivo; ello con el objetivo de evitar conductas agresivas o destructivas

El pastor alemán es uno de los perros más buscados como mascota. Su carácter, inteligencia y su facilidad para aprender lo convierten en un animal muy fácil de cuidar y de enseñar. ¿Estás pensando adoptar uno? Entonces descubre todo lo que necesitas sobre el adiestramiento del pastor alemán.

Consejos para el adiestramiento del pastor alemán

Aunque es cierto que el pastor alemán es un perro noble y fácil de adiestrar, debido a su fortaleza y su gran tamaño requerirá ser entrenado desde temprana edad para que no adopte el papel de líder.

Enséñale sumisión

Este es uno de los pasos primordiales en el adiestramiento de cualquier perro. Ya te hemos comentado en muchas ocasiones que los perros necesitan un líder, y que si no lo tienen, ellos mismos adoptarán el papel poniéndote bajo ellos.

Debes enseñarle con cariño pero con firmeza y hacerle ver cuál es el papel que cumple en la familia. No solo debe verte a ti como a su líder, sino que tiene que aceptar que todos los miembros del núcleo familiar son superiores a él y, por tanto, tiene que obedecerles también.

Para conseguirlo, todos los miembros de la casa deberéis estar de acuerdo en las normas que el animal debe seguir, pues de lo contrario podríais desequilibrarlo. Una forma de lograr que acepte su papel como mascota en el hogar es no permitiendo que cruce la puerta antes que vosotros, deberá comer cuando vosotros lo hayáis hecho, tendrá su sitio en el que descansar y saldrá a la calle en los horarios marcados.

Ejercicio

Los perros de gran tamaño necesitan dosis mayores de ejercicio que otras. El pastor alemán, en particular, requiere canalizar la energía de la que dispone y paliar su aburrimiento. Si no se ejercita lo suficiente podría llegar a presentar actitudes destructivas y agresivas.

Educación del pastor alemán

Por otro lado, el ejercicio le ayudará a estar sano, pues pondrá en marcha su riego sanguíneo, fortalecerá sus músculos y articulaciones, y mantendrá fuertes sus huesos.

Socialízalo

Socializar con otros perros y otras personas será un paso vital si quieres tener un perro amable y que se relacione de forma tranquila con otros. Una de las características de los perros esta raza es su seguridad sobre sí mismos, lo cual puede llevarlos a creerse superiores a otros y tratarlos de forma agresiva.

Si en algún momento ves un ápice de esta actitud en tu mascota, córtala de raíz, pues además de que lo convertirá en un perro antisocial, te podría traer muchos quebraderos de cabeza.

Cachorritos

Sé firme y consecuente

Es cierto que el pastor alemán es un perro muy inteligente, pero eso no quiere decir que pueda aprender 10 órdenes a la vez para una misma cosa. Antes de enseñarle, piensa muy bien qué es lo que quieres de él, y dónde y cómo quieres que lo hagas.

No cambies las órdenes ni las rutinas cada dos por tres o lo volverás loco y no conseguirás el objetivo deseado, la obediencia en este caso.

Usa el refuerzo positivo

Esta raza es ideal para enseñarle órdenes como sentarse, coger o soltar algo, tumbarse, dar vueltas, dar la pata o incluso traerte las zapatillas. Claro, a pesar de su inteligencia, un adiestramiento de este tipo requerirá tiempo y paciencia. Nunca le grites, y ni mucho menos lo golpees, pues lo único que conseguirás será que el animal te tenga miedo.

Por el contrario, prémialo cuando haga algo bien y no te fijes solo en lo que no ha conseguido. El refuerzo positivo siempre funciona, y en el caso del pastor alemán no lo es menos.

Ya ves que no es tan difícil el adiestramiento del pastor alemán. Si te decides a adoptar uno, tendrás una mascota increíble que te sorprenderá día a día y alguien muy especial con quien compartir tu vida.

Te puede gustar