El abalón, un molusco muy peculiar

Aunque a simple vista el abalón podría asemejarse a una almeja, la realidad es que su estructura corporal es más similar a la de un caracol.
El abalón, un molusco muy peculiar
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 10 noviembre, 2022

El abalón es uno de los moluscos más apreciados por los pescadores y los comerciantes, ya que tiene varios usos en la gastronomía local de diferentes países. De hecho, debido a su gran demanda, se han desarrollado técnicas de cultivo que se enfocan en reproducir a los ejemplares más populares.

Contrario a lo que puede parecer, se le denomina “abalón” a más un centenar de especies distintas. Todas ellas pertenecen al género Haliotis, un grupo de gasterópodos monotípicos que se distribuyen por las aguas tropicales de todo el mundo. Sigue leyendo este espacio y descubre más acerca del peculiar abalón.

¿Cómo es el abalón?

Este molusco se caracteriza por presentar una concha larga, plana y ovalada que tiene una punta en forma de espiral. Dicha protección es dura, irregular y tiene una textura similar a la de una roca del fondo del océano. No obstante, existen algunas especies que pueden presentar colores vistosos y brillantes.

La concha presenta varios surcos que siguen el patrón en espiral, además de algunas aberturas en los márgenes que tienen contacto directo con la masa carnosa del ejemplar. Al igual que en los caracoles, detrás de su protección, el cuerpo del abalón se divide en pie (músculo de movimiento), masa visceral (órganos) y manto (secreta la concha).

A simple vista se parecen bastante a una almeja, con la gran diferencia de que solo cuenta con una valva (concha) y que su masa carnosa está expuesta del otro lado. Esto no supone un riesgo para el abalón, pues para solventarlo se adhieren al suelo con su pie y dejan expuesta su concha. De esta manera, es poco probable que un depredador pueda comérselo.

Abalón en vista superficial

Especies de abalón

El abalón, también llamado orejas de mar o abulón, tiene diferentes características, tamaño, coloración y distribución según de la especie que se hable. Entre las más importantes y conocidas en el mundo se encuentran las siguientes:

  • Abalón rojo (Haliotis rufescens): es la más grande con tamaños máximos de 30 centímetros de diámetro. Luce un color rojo ladrillo en la concha y se distribuye de manera natural por el océano Pacífico.
  • Abulón amarillo (Haliotis corrugata): mide 18 centímetros de diámetro en promedio y presenta una concha bastante arrugada con colores opacos (verdes, cafés y marrones). Se distribuye desde California hasta el sur de la Bahía Tortuga en Baja California.
  • Abulón azul o abulón verde (Haliotis fulgens): recibe su nombre porque el interior de su concha presenta coloraciones verdes y azules brillantes. Alcanza tamaños de casi 25 centímetros de diámetro. Se distribuye desde el sur de California, hasta la Bahía Magdalena en Baja California.
  • Abalón gigante (Haliotis gigantea): es uno de los ejemplares más largos que existe, lo cual da la apariencia de ser grande. Alcanza un tamaño de casi 20 centímetros de diámetro y presenta una concha con coloraciones rojas o cafés. Se distribuye por las aguas cercanas a Japón y Corea.
  • Abalón coreano (Haliotis discus): reconocido por presentar colores iridiscentes en la concha. Alcanzan un tamaño de 18 centímetros de diámetro. Se le puede encontrar desde Siberia hasta China, pero su población se concentra más en las costas asiáticas. De hecho, esta es la razón por la que es un alimento popular de la región.

Comportamiento y alimentación del abalón

El abalón pasa la mayor parte del día inmóvil en el fondo del mar adherido a alguna superficie dura. Sin embargo, en cuanto llega la noche, tienden a desplazarse con movimientos lentos para poder buscar su comida. De esta manera, evitan a la mayoría de los depredadores.

Estos moluscos son herbívoros, así que se alimentan de las diferentes micro y macroalgas que crecen en los océanos. Si bien es cierto que cada especie podría tener cierta preferencia por un tipo de alga en específico (verdes, cafés o rojas), no presentan ninguna restricción en su dieta.

¿Por qué son tan importantes para los humanos?

De las más de 100 especies de abalones que existen en el mundo, solo alrededor de 15 sirven para el consumo humano. Aunque son pocas, la demanda de este tipo de organismos es bastante alta debido a que aporta diferentes nutrientes como proteínas, carotenos, calcio, hierro, potasio, zinc y yodo. Además, el sabor de estos moluscos es dulce y delicado, con una textura firme similar a la del pulpo.

Abalón verde en vista superficial

A pesar de su gran valor nutricional y de su sabor, este producto es bastante caro y poco asequible para la mayoría de las personas. Esto se debe a que el cultivo de los ejemplares tarda entre 4 y 5 años para alcanzar la talla comercial promedio. Asimismo, requiere condiciones higiénicas precisas y bastante controladas. De lo contrario, el sabor podría verse afectado, pues depende mucho de la calidad del cultivo.

Por si fuera poco, algunas culturas asocian su consumo con ciertos efectos terapéuticos y afrodisíacos que van más allá de sus beneficios nutricionales. En consecuencia, su popularidad ha aumentado y algunos países han fomentado el desarrollo de plantas de crianza para venderlo.

Como te puedes dar cuenta, el abalón es un molusco único de gran valor económico y cultural. Es más, algunas de sus especies son consideradas como el molusco más caro del mundo, pues su costo supera el precio de otros animales similares (hasta 2000 euros por kilo). Claro está, aún es muy poco conocido en ciertos países, pero seguro que pronto se vuelve un manjar preciado y cotizado por sus beneficios nutricionales.

Te podría interesar...
8 tipos de moluscos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
8 tipos de moluscos

Los moluscos son un grupo amplio de invertebrados con características de diferentes tipos que deben contemplarse a la hora de identificarlos.



  • Suleria, H. A. R., Masci, P. P., Gobe, G. C., & Osborne, S. A. (2017). Therapeutic potential of abalone and status of bioactive molecules: A comprehensive review. Critical reviews in food science and nutrition, 57(8), 1742-1748.
  • Revollo Fernández, D. A., & Sáenz-Arroyo, A. (2012). The historical ecology of abalone (Haliotis Corrugata and Fulgens) in the Mexican Pacific. México y la Cuenca del Pacífico, 1(2), 89-111.
  • Tutschulte, T. C., & Connell, J. H. (1988). Feeding behavior and algal food of three species of abalones(Haliotis) in southern California. Marine ecology progress series. Oldendorf, 49(1), 57-64.
  • Viana, M. T. (1998). Nutrición de Abulón. Avances en Nutrición Acuicola.
  • Junta Nacional Asesora de Cultivos Marinos. (2009). Informe Global del Proyecto: “Cultivo y gestión de oreja de mar Haliotis tuberculata spp”. Recuperado el 9 de noviembre de 2022, disponible en: https://www.mapa.gob.es/app/jacumar/planes_nacionales/Documentos/88_IF_OREJA.pdf
  • Aragón, C. (2013). Identificación de especies de abulón (Haliotis spp.) con marcadores moleculares. (Tesis de grado, Instituto Politécnico Nacional).