¿Hasta qué edad debe alimentarse con productos para cachorros?

La nutrición de los cachorros y los adultos es un factor clave para su bienestar. Por esta razón, no solo debe preocuparte la cantidad de sus raciones, sino la calidad de su alimento. Ten mucho cuidado con las marcas baratas, pues muchas de ellas no solventan por completo sus requerimientos nutricionales.
¿Hasta qué edad debe alimentarse con productos para cachorros?

Última actualización: 19 marzo, 2022

Cuando miramos al que hace unos meses llegó a casa, nuestro cachorro, nuestro amigo, nos preguntamos: ¿Cuándo creció tanto? A ninguno de nosotros nos gusta ver crecer a nuestro pequeñín, pero es ley de vida, algo inevitable. Con ese crecimiento llegan grandes cambios, en las salidas de nuestro amigo, sus dientes, su pelo y también su alimentación. ¿Cuándo dejamos de darle productos para cachorros?

Ya han pasado unos meses y no estás muy seguro de si tu perrito aún sigue siendo un cachorro en lo que a alimentación se refiere o no. En este artículo te vamos a ayudar a identificar los signos de que ya es hora de cambiar la alimentación de tu amiguito. El factor influyente y único que marca este cambio es la edad.

¿A qué edad cambiar los productos para cachorros?

comida especial para cachorros

Aunque la edad es la que marca cuándo cambiar la alimentación de los cachorros, no será la misma edad en todos los cachorros. Esto se debe a que dependiendo del tamaño, algunos siguen necesitando nutrientes que solo aporta la alimentación para cachorros. Aquí te dejamos unos tips para que sepas si debes o no cambiar la alimentación de tu perro.

  • Razas pequeñas. Tendrás que cambiar su alimentación entre los 9 y 12 meses. Esto será así en perros muy pequeños, pequeños y medianos.
  • Razas grandes. Si tu perro es de raza grande, por ejemplo un Labrador, el cambio en su alimentación sucederá entre los 12 y los 15 meses, ya que por ser grandes, necesitan fortalecer y desarrollar mucho más sus huesos.
  • Razas gigantes. Los perros de raza gigante pueden ser por ejemplo el Gran Danés. A este tipo de perros habrá que cambiarle su alimentación entre los 18 y 24 meses de edad.

La alimentación para cachorros contiene más proteínas y otros elementos favorables para el crecimiento de tu perro. Debido a que se encuentran en una etapa con alto gasto metabólico, necesitan grandes cantidades de nutrientes para solventarlo. No obstante, dependiendo del tamaño y la rapidez con la que crezca el perro, este deberá seguir alimentándose con alimento de cachorros por más o menos tiempo.

Sin embargo, hay otros aspectos respecto a la alimentación de tu perro que deberás tener en cuenta. Por ejemplo, cuántas veces debe comer o el tamaño de su ración.

La correcta alimentación para mi perro

Existe el mito de que todos los perros, sin importar raza, tamaño o edad, deben comer tres veces al día. Esto no es del todo cierto. Según los expertos en comidas para perros, según la edad del animal, la cantidad de comida también debe variar.

Esto se aplica igualmente en las personas: un bebé no come la misma cantidad que un niño, y este no come lo mismo que un adulto. Por otro lado, un adulto podría sobrevivir comiendo una vez al día, mientras que un niño difícilmente lo haría.

Las recomendaciones generales, según lo que menciona el American Kennel Club, son las siguientes:

  • Hasta los dos meses y medio, un cachorro necesita comer entre 4 y 5 veces al día. Las cantidades no serán excesivamente grandes. En el tipo de alimento que compres, por la parte de atrás de la bolsa, te dará recomendaciones que puedes seguir a la hora de determinar la cantidad.
  • Entre los dos meses y medio y los cinco, la cantidad de veces se reducirá a 3 al día.
  • Los de más de cinco meses, solo necesitarán dos comidas al día. Cuando el perro ya pase de un año podrás optar por mantenerle dos comidas al día o incluso disminuirla a solo una.

¿Cómo se le debe cambiar la comida al cachorro?

Aunque a simple vista los productos para adulto se parezcan mucho al de los cachorros, esto no significa que sean exactamente iguales. De hecho, el sabor es bastante diferente y algunos perros no se adecuan bien a este cambio tan repentino. Por esta razón, cualquier modificación en la dieta del perro debe realizarse de manera progresiva.

Para lograrlo, se mezcla un 75 % del alimento para cachorro con un 25 % de comida para adulto. Conforme pasen los días, el porcentaje del alimento para cachorro se disminuye de manera paulatina y el de adulto se incrementa para compensarlo. De esta forma, el perro no percibe tanto el cambio y se adapta más rápido a su nueva dieta.

¿Qué pasa si no se cambian los productos para cachorros?

Los veterinarios utilizan diferentes referencias como el tipo de raza, la talla y el peso para decidir si tu can está listo para la comida de adulto. Sin embargo, no pasa nada si se le modifica el alimento un par de meses más tarde. Eso sí, debe cambiársele lo antes posible para evitar problemas nutricionales a largo plazo.

Mantén un horario fijo de comidas

comida humana a perros

Lo que sí es importante es que tengas siempre un mismo horario de comidas para tu cachorro. Eso forma parte de una buena alimentación para él. Un buen consejo sería que le des de comer después que hayáis comido en casa. De ese modo, el perro se adaptará a tus horarios, sabrá cuáles son los suyos, y te marcarás ante él como su líder, mostrándole que primero comes tú y luego él. Esta táctica también te puede ayudar a evitar que tu perro pida en la mesa.

Aunque al principio tu perro no coma cuando le sirves, no te precipites en quitarle su plato. Déjalo durante al menos media hora. Hay algunos perros que son un tanto pudorosos y les gusta su intimidad a la hora de comer.

Esperamos que, como siempre, nuestros consejos te sean útiles y te ayuden a proporcionar una buena alimentación para tu perro.

Imagen cortesía de Jerry.

Te podría interesar...
Entendiendo las dietas para problemas de riñón en perros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Entendiendo las dietas para problemas de riñón en perros

Las dietas para problemas de riñón en perros deben estar adecuadamente balanceadas, pues estos canes tienen una salud delicada.