Dieta blanda para perros con problemas estomacales

19 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
La dieta blanda para perros es una recomendación básica que busca restablecer su sistema digestivo. Si bien los perros básicamente pueden comer cualquier cosa y estar bien, ocasionalmente, una indiscreción puede traerle consecuencias.

Si tu perro está experimentando vómitos o diarrea provocada por un virus estomacal u otros malestares intestinales, los veterinarios recomendarán alimentarlo con una dieta blanda para perros. Este tipo de dieta busca darle un ‘descanso’ al sistema digestivo y facilitar su recuperación.

¿Qué es una dieta blanda?

La dieta blanda es un remedio casero que los veterinarios recomiendan a los pacientes, ya sea que estén en edades avanzadas o que tengan malestar.

La característica que hay que resaltar en la dieta blanda es que sea fácilmente digerible. Existen muchas buenas dietas blandas producidas comercialmente, pero en este artículo nos referimos a alimentos de preparación casera.

En general, la dieta blanda consiste en un solo tipo de almidón –generalmente arroz blanco– y una sola fuente de proteína magra. La mayoría de las personas usan carne molida extramagra o pechuga de pollo picada, pero algunas personas las sustituyen por pavo molido.

¿Cuándo ofrecer una dieta blanda para perros?

Ocasionalmente, tu perro puede sufrir de malestar estomacal leve, incluidos gases, náuseas, estreñimiento, diarrea o vómitos leves. Es importante señalar que estos síntomas pudieran ser signos de un problema más grave, por lo cual debes consultar siempre con tu veterinario antes de tomar el tratamiento en tus propias manos.

Así, no debes probar una dieta blanda si observas síntomas graves como vómitos continuos, diarrea líquida continua, letargo, heces con sangre o alquitranadas, falta de apetito, fiebre y otros síntomas preocupantes que deberían justificar una visita urgente al veterinario.

Muchos veterinarios, ante un malestar estomacal leve, sugieren evitar los alimentos –no el agua– durante 12 a 24 horas antes de implementar la dieta blanda. Si tienes un cachorro muy joven o una raza pequeña propensa a la hipoglucemia canina, consulta primero con tu veterinario.

Perro con mirada triste

Opciones de dieta blanda para perros

Recuerda comenzar a alimentar a tu perro en pequeñas porciones, que incrementarás paulatinamente para no empeorar sus problemas estomacales. Aquí hay algunas recetas simples que puedes preparar para tu perro en el hogar:

Pollo y arroz

El pollo y el arroz son ingredientes principales en muchos alimentos para perros y estos alimentos suaves sientan bien en los estómagos caninos sensibles. Todo lo que necesitas son pechugas de pollo deshuesadas y sin piel y arroz.

Pollo desmenuzado

El pollo sin condimentar, hervido y desmenuzado es fácil de digerir y está repleto de vitaminas, minerales, grasas y aminoácidos esenciales, lo que lo convierte en un excelente refrigerio para los perros que se sienten mal.

Calabaza

La calabaza es rica en fibra, lo que ayuda a regular los sistemas digestivos caninos. La calabaza cocida, pelada, sin sal y sin sazonar contiene vitamina E, tiamina, niacina, vitamina B6, ácido fólico, hierro, magnesio, fósforo, fibra dietética, vitamina A, vitamina C, riboflavina, potasio, cobre y manganeso.

Puedes mezclar la calabaza con cualquiera de los otros alimentos de dieta blanda o agregarla a la comida normal de tu perro si tiene un caso muy leve de diarrea. La cantidad dependerá del tamaño de tu perro.

Perro enfermo en el sofá

Caldo de huesos

El caldo de huesos es una comida líquida muy suave que resulta ligera para los estómagos caninos en recuperación. Para prepararla, deberás colocar huesos de médula de res en una olla, cubrirlos en dos o tres pulgadas de agua y cocinar a fuego lento durante varias horas. Enfría el caldo y mantenlo en forma de gelatina en el refrigerador.

Esta es una comida ideal si tu perro tiene un estómago especialmente sensible. También es una forma nutritiva y deliciosa de agregar humedad y sabor a los alimentos secos y, así, alentar a los perros con poco apetito a comer.

Asegúrate de quitar todos los huesos del caldo antes de servirlo a tu perro, ya que pueden ser peligrosos y astillarse en su garganta.

Alimentos para bebés

Los alimentos para bebés son muy fáciles de tragar y digerir, y es que son una excelente manera de administrar medicamentos orales. Los veterinarios recomiendan alimentar alimentos para bebés a base de carne en etapa II, como pollo, cordero y pavo.

  • Murray, S. M., Fahey Jr, G. C., Merchen, N. R., Sunvold, G. D., & Reinhart, G. A. (1999). Evaluation of selected high-starch flours as ingredients in canine diets. Journal of animal science, 77(8), 2180-2186.
  • Schenck, P. (2010). Home-prepared dog and cat diets. John Wiley & Sons.