Dieta blanda para gatos con diarrea

La diarrea debe ser tratada de la mejor manera posible para poder dar con la causa y descartar enfermedades que la hayan provocado en el felino. Aprende con nosotros cómo abordarla a nivel dietético.
Dieta blanda para gatos con diarrea
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 25 agosto, 2021.

Escrito por Manuela Herrera Montoya, 25 agosto, 2021

Última actualización: 25 agosto, 2021

La diarrea puede ser un signo de muchas enfermedades diferentes a nivel intestinal o surgir como una reacción a otra causa orgánica. Una dieta adecuada es un importante pilar para solucionar los problemas digestivos que se presentan en los gatos con diarrea. 

Dicha condición tiene muchas posibles causas. Una de ellas puede ser la misma dieta que le estés proporcionando a tu gato, y por ello, es recomendable continuar cuidando este aspecto. Aquí puedes conocer en qué consiste la dieta que se sugiere en el momento de la diarrea felina. No te lo pierdas.

¿Cómo reconocer la diarrea?

Según el portal VCA Hospitals, el término “diarrea” hace referencia a las evacuaciones intestinales de materia fecal suelta o no formada, generalmente con mayor cantidad y frecuencia de lo esperado. Si tu gato comienza a defecar fuera del arenero y las heces son líquidas, la diarrea es obvia. Si por el contrario sigue usando su caja de arena y cubriendo sus heces, es posible que no te des cuenta.

En los gatos de pelo largo es más fácil identificar la diarrea, ya que el pelaje alrededor de su dorso suele quedar sucio. 

Si la diarrea persiste después de dos días tras su instauración, debes llevar a tu gato a la veterinaria. Por otro lado, si presenta otros síntomas (dolor abdominal, sangrado o vómitos) hay que acudir a la clínica de inmediato. De igual manera, es recomendable chequear a tu mascota con ayuda profesional aunque pase rápido, con el fin de descartar posibles enfermedades y desajustes. 

Las heces suelen presentarse líquidas y ya, aunque también pueden ir acompañadas de sangre, mucosidades, “tropezones” (huevos de parásitos), aromas nauseabundos y otras características atípicas. Todos estos signos accesorios indican que el animal tiene una enfermedad subyacente.

Un gato con diarrea.

Algunas de las causas de la diarrea

La diarrea puede reflejar uno o más problemas diferentes. La mayoría de ellos implican algún grado de inflamación de una o más áreas del tracto gastrointestinal, el tubo continuo que mueve los alimentos desde la boca hasta el ano del animal. Algunos de los desencadenantes comunes de los gatos con diarrea son los siguientes: 

  • Agentes infecciosos como bacterias, virus y gusanos intestinales.
  • Irritantes no infecciosos como toxinas químicas o plantas venenosas.
  • Intolerancias alimentarias.
  • Alergias a ingredientes específicos de una dieta.

Al momento de llevar a tu gato con diarrea al veterinario, es importante proporcionar un historial médico detallado desde la fecha en que notaste por primera vez el problema y la progresión de los signos. Si hubo algún cambio en la dieta, como un nuevo concentrado o alguna golosina en las últimas 1 o 2 semanas, debes tenerlo presente.

También tienes que informar al profesional de cualquier cambio en la rutina normal de tu felino o en su vida diaria en el hogar. 

Trata de identificar además qué tan frecuentes son las deposiciones, de qué color son, cuál es la consistencia, el olor y si el felino muestra otros signos como vómito, pérdida de apetito o letargo. Lo más probable es que el veterinario pida una muestra de materia fecal en la cita para descartar cualquier enfermedad y conocer la posible causa de la diarrea. 

Dieta blanda para gatos con diarrea

En caso de que tu gato sea adulto, el veterinario puede aconsejarte que no lo alimentes durante 24 horas o que le des pequeñas cantidades de una dieta ligera y fácilmente digerible (con agua en todo momento). Los mejores menús son a menudo formulados por profesionales, en específico con un equilibrio de fibras que alimentan a las bacterias buenas residentes del intestino de tu felino. 

En algunos casos, se puede recomendar una dieta blanda preparada en casa, ya sea después del ayuno o en lugar de él. Si a tu gato se le sugirió este tipo de dieta, puedes darle lo siguiente: 

  • Mucha agua. Los felinos tienen predisposición a la deshidratación, mucho más si están excretando agua de forma involuntaria. Por ello, la dieta para gatos con diarrea siempre debe ser rica en agua. 
  • Arroz hervido. Es una fuente excelente de carbohidratos y calorías y se digiere muy bien.
  • Pollo hervido sin piel. Reporta las proteínas necesarias para la salud del felino, pero con un contenido bajo en grasas.
  • Pechuga de pollo cocida. Esta es una opción suave y la preferida de los gatos que han tenido diarrea, según expertos.
  • Pescado hervido. De nuevo, una fuente esencial de proteínas para el animal.
  • Vegetales, como la calabaza. Esta es una de las verduras más recomendadas cuando hay problemas digestivos debido a su gran contenido de fibra, vitaminas y agua. De todas formas, solo se debe ofrecer en cantidades muy pequeñas.

Cambiar a una dieta simple y digerible a menudo es muy útil para controlar la diarrea, independientemente de la causa. Un menú casero como el sugerido (con carnes bajas en grasas, arroz, verduras y agua) es adecuada a corto plazo, pero para un manejo a la larga es preferible una dieta más equilibrada, la cual podrá recomendar el veterinario, afirma International Cat Care.

Los alimentos que son suaves y bajos en grasas deben administrarse durante unos días más. A medida que las heces vuelven a la normalidad, la dieta habitual del gato puede retomarse de forma gradual, siempre y cuando se ofrezca mezclada con la base recomendada por el veterinario.

Recuerda que los gatos son carnívoros estrictos. Por muy enfermos que estén, la dieta para gatos con diarrea debe basarse en proteínas animales.

Otras sugerencias para gatos con diarrea

Es probable que, además de la dieta blanda, el veterinario dé más sugerencias para realizar un tratamiento adecuado en tu gato, afirma Cats Protection. Algunas de estas recomendaciones son las siguientes:

  • Aportarle al animal prebióticos y probióticos para ayudar a equilibrar las bacterias en el intestino. Estos siempre deben ser administrados bajo vigilancia veterinaria.
  • En caso de que sea necesario, instaurar un tratamiento antiinflamatorio para aliviar la hinchazón de estómago e intestinos.
  • Usar antibióticos para el control de algunas enfermedades infecciosas, si es el caso.
  • Manejar el estrés para ayudar a controlar el intestino irritable del animal.

No uses antibióticos si el veterinario no te lo indica, pues solo conseguirás que el felino se quede como está o empeorarás su cuadro aún más. Antes de aportarle cualquier fármaco, asesórate y busca opinión profesional.

Un gato enfermo comiendo dieta blanda.

Si hay poca o ninguna mejoría en dos o tres días, si el gato no bebe agua o si su salud empeora debes notificar al veterinario de inmediato. La pérdida de líquido es uno de los aspectos más graves de la diarrea y, si además hay vómitos, la deshidratación puede avanzar rápidamente y traer otras consecuencias en tu gato. 

Te podría interesar...
¿Pueden los gatos comer pollo crudo?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Pueden los gatos comer pollo crudo?

Aunque los gatos son carnívoros, es necesario revisar si estos animales de compañía pueden ingerir pollo crudo sin ningún problema.



  • Cats Protection. (s. f.).
  • . Recuperado 22 de agosto de 2021, de
  • International Cat Care. (2018, 20 agosto).
  • Kitten Inn. (2017, 2 marzo).
  • María, F. (2019, 15 octubre).
  • . okdiario.com.
  • Williams, K. (s. f.).
  • . Vca Corporate. Recuperado 23 de agosto de 2021, de