Devon Rex, un gato que siempre necesita compañía

Pelo corto y rizado, orejas grandes de duendecillo, cuerpo alargado y ojos luminosos son las características físicas que más sobresalen en el Devon Rex, un gato que adora la compañía humana. Es un minino dócil, extrovertido, noble e inteligente que, si lo eliges para compartir tu vida, seguramente te seguirá por toda la casa, demandando tu atención.

Un felino que no quiere quedarse solo

Estos simpáticos orejudos son muy frioleros. Quizá esta característica los haya vuelto tan sociables con las personas. Aunque, en rigor de verdad, muchos gatos lo son y, cada vez más, echan por tierra con la afirmación de que son animales independientes y distantes.

Lo cierto es que a los Devon Rex les encanta sentirse cómodos, calentitos y seguros en el regazo de sus dueños, e incluso en sus hombros. Son cariñosos, activos y juguetones y se llevan muy bien, tanto con los niños como con los ancianos.

Y si bien se adaptan sin problemas a espacios cerrados, detestan quedarse solos. Así que, en caso de que no haya ningún humano en la casa en ciertas horas del día, lo ideal es conseguirles un compañero gatuno. Ten en cuenta que no son celosos, así que se acomodarán con facilidad al nuevo miembro de la familia.

Aspecto del Devon Rex

Además de esas tremendas orejas muy separadas, de base ancha y puntas redondeadas, y de ese pelaje que le da aspecto de ovejita mal esquilada, el Devon Rex presenta las siguientes particularidades:

  • Tamaño mediano.
  • Contextura delgada pero fuerte.
  • Cuerpo alargado y musculoso.
  • Cabeza pequeña y triangular.
  • Cara ovalada, con mejillas llenas y mentón bien definido.
  • Ojos también ovalados, separados y llenos de luz.
  • Nariz con un puente prominente y hocico corto.
  • Cuello esbelto.
  • Patas largas y delgadas, ligeramente torcidas en relación al cuerpo. Las extremidades delanteras son más cortas que las traseras.
  • Espalda arqueada.
  • Bigotes y cejas rizados.
  • Cola larga y fina.

Te contamos todas las características del Devon Rex, un gato de grandes orejas, pelaje rizado y aspecto desgarbado que adora la compañía humana.

Otras características de estos simpáticos felinos

Los machos de esta raza pesan entre 4 y 6 kilos y las hembras entre 3 y 5. Y, aunque su andar parezca algo destartalado, son animales ágiles, capaces de realizar las más variadas piruetas y acrobacias. La expectativa de vida se sitúa entre los 9 y los 15 años.

Ten en cuenta que el suave pelaje de los Devon Rex, además de corto, suele ser fino y menos tupido que en otras razas. Y si bien esta parece ser una ventaja para las personas alérgicas, no lo es para los mininos.

Por eso, suelen estar siempre en busca del calor que su manto no termina de proporcionarles. Lo ideal, entonces, es que sus camitas se ubiquen en lugares cálidos de las casas, para que se sientan tan a gusto como en el regazo de sus dueños.

Un minino de ascendencia inglesa

El origen de este gracioso minino se sitúa en la década de los 60 del pasado siglo. Es el resultante de una mutación genética natural, que es la responsable de su pelo rizado. Los primeros ejemplares se descubrieron por casualidad en una mina abandonada en el condado de Devon, Inglaterra. De allí proviene su nombre.

Pero, aunque tienen un aspecto similar a los Cornish Rex, el gen que muta y provoca el pelaje ondulado en ambas razas es diferente. Por eso, si se cruzan entre sí, se obtienen ejemplares de manto liso.

Por otra parte, a pesar de que su aspecto puede denotar fragilidad, son animales fuertes y sanos, que no requieren de grandes cuidados. Bastará con que se lo cepille durante la muda para arrastrar el pelo muerto y controlar si sus orejas no acumulan un exceso de cera.

Pero también se los debe acostumbrar a que tomen un baño cada tanto, ya que su pelaje suele acumular más grasa de lo aconsejable. Y hay que cuidar que no coman en exceso porque los kilos de más pueden afectar a sus delgadas patas.

 

Categorías: Animales domésticos Etiquetas:
Te puede gustar