¿Por qué mucha gente tiene alergia a los gatos?

Desde hace años hemos escuchado personas decir que tienen alergia a los gatos. Incluso si alguno de nuestros amigos es de estos y lo has invitado a algún lugar con nosotros, es muy probable que haya preguntado: “¿tienes minino?”. Las alergias son molestas y evitar aquello que las causa es primordial para quienes las sufren.

Ahora bien, ¿qué es lo que realmente provoca la alergia a los gatos? Te lo explicamos todo en este artículo.

Causas de la alergia a los gatos

alergias mascotas 2

Todas las alergias, sean del tipo que sean, tienen un origen: un sistema inmunológico débil. Por tanto, aquellos que tienen alergia a los gatos es porque su sistema inmunológico es más sensible a las sustancias patógenas de los mininos tales como saliva, orina o caspa.

A pesar de que muchos creen que el pelo de los gatos es el principal causante de las alergias a los felinos, esto no es así en absoluto. Es la caspa o la piel muerta de los felinos lo que provoca las alergias. El tamaño de esta es 5 veces mayor al del polvo, por lo que su presencia en el aire es más prolongada. Así crecen las posibilidades de ser inhalada.

Síntomas de un alérgico a los gatos

Como cualquier otra afección de esta clase, la alergia a los gatos es muy molesta e incómoda. Los síntomas más comunes son:

  • Hinchazón
  • Picazón
  • Enrojecimiento
  • Estornudos
  • Dolor de garganta
  • Carraspera
  • Picores en la nariz
  • Ojos llorosos
  • Congestión nasal

Debes estar alerta si nunca has tenido alergia a los gatos y presentas alguno de estos síntomas. Ojo porque a simple vista puede parecer un resfriado. Si ves que siempre aparecen cuando estás cerca de uno o más mininos, ve a un alergólogo para que te haga las pruebas pertinentes y determine si tienes o no alergia a los gatos.

No todos los felinos producen el mismo grado de alergias. Por ejemplo, los machos tienen más secreciones que las hembras. Con ellos el riesgo de sufrir una alergia a los gatos es superior. Por otro lado, si este está castrado, tendrá muchas menos secreciones, por lo que el riesgo disminuye.

Cómo tratar la alergia a los gatos

Lo más normal es que si tienes un gato y te diagnostican una alergia a los felinos, lo primero que te dirán es que te deshagas de él. Nosotros, que sabemos que un animal llega a formar parte de la familia y que nuestro amor por ellos no se puede describir, te damos unos tips para que no tengas que llegar a esos extremos.

Todo dependerá del grado de alergia que tengas. Pero si sigues estos consejos en casa, las cosas pueden mejorar mucho:

gato-goce-el-momento-del-bano

  • No dejes que el gato entre en el dormitorio. El dormitorio es uno de los lugares en el que más tiempo pasamos. No dejes que el gato entre en é para que no haya ningún resto de sustancia que te puedan producir la alergia.
  • Evita superficies donde la caspa se pegue. Esto quiere decir alfombras, moquetas y similares. Estos tejidos atrapan con mucha facilidad la caspa del gato y tendrás más posibilidad de inhalarla y empeorar tu alergia.
  • Usa mascarillas. Cuando vayas a aspiras, barrer o sacar el polvo, usa una mascarilla. Esta te protegerá de la caspa del gato. Mejor si tiene un sistema de filtrado. También puedes usarla cuando quieras sentarte y jugar con tu minino.
  • Bañar al gato y cepillarlo. Obviamente, esto deberá hacerlo otra persona y no el afectado. Cepillar al gato cada día dos veces eliminará los restos de piel muerta y acabará con el problema.
  • Si es macho, cástralo. Como hemos dicho antes, los gatos castrados tienen menos secreciones, por lo que si quieres evitar un grado superior de alergia, lo mejor es que castres a tu felino.
  • Habla con tu veterinario. Hay medicamentos que se pueden aplicar o que el gato puede tomar para que la caspa no sea tan excesiva y mejorar tu estado de salud frente a la alergia.