Descubren un caballo prehistórico congelado

Eugenio Fernández · 7 septiembre, 2018
Se trata del caballo de Lena, el cual vivió durante el Paleolítico y que se extinguió hace 30 000 a 40 000 años

Los animales extintos siempre nos han llamado la atención, pero lo cierto es que solo podemos conocer sobre ellos a través de fósiles y antiguas pinturas. Salvo en algunos casos, como el de este caballo prehistórico congelado.

Descubren un caballo prehistórico congelado

Ha ocurrido en Siberia, donde un grupo de científicos ha conseguido rescatar los restos intactos de un caballo prehistórico de la especie caballo de Lena (Equus lenensis), un caballo salvaje similar al caballo de Przewalski que vivió durante el Paleolítico, y que murió hace 30 000 a 40 000 años.

Este caballo prehistórico, que ronda los dos años de edad, conserva su pelaje y pezuñas intactos, y probablemente alguno de sus órganos internos. Esto se debe a que el animal permaneció en permafrost, es decir, suelo permanentemente congelado.

Estos no son los primeros restos que revela el permafrost: cachorros de león de las cavernas y mamuts son algunos de los animales que se han conservado perfectamente bajo el suelo de Siberia y otras regiones frías.

Caballo de przewalski

¿Clonar un caballo prehistórico?

Los investigadores participantes en la expedición sospechan que el caballo prehistórico encontrado pudo ahogarse, ya que el animal no presenta heridas en el cuerpo. El perfecto estado de conservación de este ejemplar abre la puerta a la clonación y gestación del embrión en un caballo actual.

Esta es una de las ramas de la ciencia más polémicas hoy en día, ya que la extinción de estas especies hace miles de años hace que probablemente los ecosistemas se hayan vuelto a equilibrar, lo que supone que la Europa actual difícilmente pueda albergar especies extintas sin desequilibrar los ecosistemas.

En ese aspecto, otras especies que no están extintas, como el el bisonte europeo, sí se están introduciendo en otros países a través de diversos proyectos. Hay que aclarar que, en realidad, el bisonte europeo no vivió en la península ibérica, y que fue un antepasado de este el pintado en Altamira.

La especie: el caballo de Lena

El caballo de Lena vivío en Beringia, que durante el Pleistoceno tardío equivaldría al norte de Canadá, Alaska y Siberia. Se cree que los animales adultos desarrollaban un grueso pelaje para evitar el incipiente frío de la zona.

Caballo en pintura rupestre

El caballo de Lena ya pertenece al género Equus, los caballos modernos que habitaban en el Pleistoceno. Se cree que los caballos descienden de un pequeño mamífero herbívoro con dedos conocido como Eohippus. Posteriormente, los antepasados de los caballos fueron aumentando de tamaño y cambiando sus dedos por pezuñas, para dar lugar hace cinco millones de años al género Equus, al que pertenecen tanto el caballo de Lena como el caballo actual.

Probablemente, el caballo de Lena, junto a otros parientes cercanos, comenzaron su extensión por el globo hace unos 15 000 años a través del puente de Beringia. Sería hace 10 000 años cuando todos los caballos, incluido el de Lena, se extinguirían de América del Norte.

El caballo de Lena es otro ejemplo de caballo salvaje, los cuales se consideran desaparecidos actualmente. En el Paleolítico, los seres humanos cazaban caballos, tal y como se puede observar en el registro fósil y las pinturas rupestres.

Posiblemente, el caballo de Lena se extinguió por la caza, aunque otras especies de caballo atravesaron un proceso de domesticación, que ha llevado a increíbles descubrimientos como el de los primeros veterinarios de caballos. Los únicos caballos considerados hoy semisalvajes son el caballo de Przewalski y el caballo mustang. Ambos son en realidad animales domesticados que se reasilvestraron en la naturaleza y han recuperado parte de su comportamiento indómito.

Boeskorov, G. G. (2004). The North of Eastern Siberia: Refuge of Mammoth Fauna in the. Gondwana Research7(2), 451-455.