Cuidados y tratamiento de la otitis en perros

María Eugenia Thomas · 21 enero, 2019
La otitis en perros puede ser dolorosa o presentar picazón, según la causa o la duración de la infección; uno o ambos oídos pueden verse afectados y los signos pueden ser repentinos o prolongados

El trastorno más común del canal auditivo en los perros se llama otitis externa. Esta condición ocurre cuando la capa de células que recubren el conducto auditivo externo se inflama. La otitis en perros puede ser causada por muchos factores diferentes.

Algunos de esos factores, como parásitos, objetos externos y alergias, parecen causar directamente la inflamación. Mientras que otros, como ciertas bacterias, levaduras o una infección del oído medio, perpetúan la afección. Para complicar más las cosas, la forma de las orejas o los canales auditivos pueden predisponer a estos animales a desarrollar otitis externa.

La identificación de estos factores es clave para el control exitoso de la inflamación. A menos que se identifiquen y traten todas las causas, la condición puede regresar. Basándose en estos factores, el veterinario puede determinar si la afección puede curarse o si son necesarios tratamientos a largo plazo o, incluso, de por vida.

Cómo detectar la otitis en perros

Los síntomas de la otitis externa son bastante obvios y pueden comenzar cuando tu perro sacude o inclina la cabeza con frecuencia. Asimismo, puedes verlo frotarse la oreja en tus muebles o rascarse alrededor de su oreja. Si miras dentro de su oído podrás observar:

  • Hinchazón
  • Secreciones rojizas o marrones
  • Olor fuerte
  • Cortezas o costras en el interior de la oreja
  • Rasguños
Otitis en perros

Si adicionalmente tu perro presenta movimientos inusuales de los ojos, está caminando en círculos o tiene problemas con su equilibrio, podría ser el momento de que el veterinario lo examine más profundamente para descartar una infección más aguda.

Tu perro puede requerir sedación o anestesia para permitir un examen completo, especialmente si tiene el oído sensible, si el canal está obstruido con secreción o tejido inflamatorio extendido, o si el animal no es cooperativo.

Cuidados preventivos

El mejor tratamiento de la otitis en perros es la prevención. Asegúrate de inspeccionar las orejas de tu perro con regularidad. Mantente alerta ante cambios de temperatura inusuales, cambios de color o la condición de la piel, aumentos repentinos de humedad u otros cambios.

Asimismo, resulta prudente realizar una correcta limpieza a las orejas de tu mascota. No uses nada que pueda empujar residuos u otro tipo de material hacia el interior del canal auditivo. Evita el uso de líquidos para remover la cera de los oídos de tu perro.

El veterinario puede mostrarte la forma adecuada de limpiar las orejas de tu amigo, así como el uso de accesorios de secado en los oídos de los perros que nadan con frecuencia. Y cómo evitar que el agua entre en los canales auditivos durante el baño.

Limpiar orejas de mi perro

En algunos casos, y siempre bajo la supervisión de un profesional, recortar el vello del interior del pabellón auricular y alrededor del canal auditivo mejora la ventilación y disminuye la humedad en los oídos. Este vello no debe ser eliminado si no está causando ningún problema.

Tratamiento de la otitis en perros

Para tratar la otitis en perros, el veterinario deberá identificar y corregir cualquier causa subyacente. Cualquier dolor también debe ser manejado. Por lo general, el área de pelo alrededor de la oreja será recortada para mejorar la limpieza y el tratamiento en casa.

Debido a que los tratamientos tópicos se pueden eliminar con la secreción de los oídos o con un exceso de cerumen, el veterinario probablemente los limpiará suavemente y luego los secará antes de comenzar el tratamiento.

En animales con orejas sensibles, la limpieza adecuada requiere anestesia. Sigue los consejos del especialista para continuar el tratamiento en casa. Por lo general, se te recomendará que esperes para comenzar la limpieza de los oídos en el hogar después de una nueva cita, alrededor de los siete días siguientes.

Consideraciones adicionales

Cuando se aplica correctamente, el medicamento ideal cubrirá la capa de células que recubren el conducto auditivo externo con forma de película delgada. Los medicamentos administrados por el especialista, por vía oral o mediante la inyección para tratar la otitis en perros, probablemente se incluirán en el régimen de cuidados a largo plazo.

La mayoría de los medicamentos tópicos para la otitis en perros contienen una combinación de antibióticos, antifúngicos y glucocorticoides. El veterinario recetará el más indicado según el caso particular de tu perro.

Deben evitarse agentes irritantes como remedios caseros basados en dilución de vinagre. Estos causan hinchazón del revestimiento del canal auditivo y un aumento de las secreciones glandulares, que predisponen a infecciones bacterianas o por hongos.

http://veterinarymedicine.dvm360.com/canine-otitis-treatment-advice-ear-tip-tympanic-membrane