Cuidados del gluten en la comida para perros

17 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el biotecnólogo Alejandro Rodríguez
La intolerancia al gluten también afecta a nuestros amigos de cuatro patas, de ahí que desde Mis Animales queramos darte algunos consejos para que tengas en cuenta el efecto del gluten en la comida para perros

Existen trastornos genéticos que afectan en mayor o menor medida a muchas especies, incluido el ser humano. Una de ellas está en boga últimamente, y tiene que ver con la intolerancia al gluten en la dieta. Nuestros amigos de cuatro patas no escapan a este trastorno, por lo que te damos algunos datos y consejos sobre el gluten en la comida para perros.

El gluten y la enfermedad celíaca

Aunque seguro que todos estamos familiarizados a estas alturas, conviene dar unas pinceladas sobre el gluten y los trastornos relacionados con su procesamiento. El gluten es ni más ni menos que una proteína –o conjunto de proteínas–  presente en el trigo y en otros cereales como la cebada o el centeno.

Su valor nutricional es relativamente bajo y, si se excluye de la dieta diaria o se toma en poca cantidad, no hay mayor problema. Pero, desafortunadamente, existe lo que llamamos predisposición genética a padecer un trastorno relacionado con el gluten: la enfermedad celíaca, por la cual el gluten debe desaparecer de la dieta diaria.

En los perros esta sensibilidad al gluten también tiene un componente genético y, por lo tanto, pueden existir perros celíacos. Aunque a priori este trastorno afecta a cualquier raza de perro, existen estudios que confirman que algunas razas tienen más predisposición a sufrirlo, como el setter irlandés o el samoyedo.

Gluten en la comida para perros

¿Gluten en la comida para perros?

Como ya hemos comentado, la presencia del gluten en la dieta no es dañina, salvo en el caso de los perros celíacos. Esto es especialmente peligroso cuando no sabemos que nuestra mascota padece esta hipersensibilidad alimentaria, y que la presencia de gluten en la comida para perros puede traer consecuencias negativas en su salud.

Existen una serie de síntomas que pueden indicar que nuestro perro no tolera el gluten, como por ejemplo:

  • Trastornos digestivos, como diarrea persistente o vómitos.
  • Pérdida de peso, derivada de una desnutrición progresiva.
  • Pelaje escaso y deslucido.

La detección de la enfermedad celíaca en perros es relativamente fácil. Una de las pruebas más fiables es la eliminación del gluten en la dieta temporalmente.

Pasado un tiempo, se vuelve a introducir gluten en la comida, que confirmará el trastorno si se observan los síntomas de nuevo. Si, tras las pruebas, el diagnóstico del veterinario confirma el trastorno, una de las medidas que habrá que tomar de manera inmediata será eliminar el gluten en la comida para perros.

Pienso para la dieta de los perros

Gluten en la comida: alternativas

A la hora de alimentar a nuestro perro, siempre queremos lo mejor. Afortunadamente, los avances en veterinaria y alimentación especializada nos facilitan la tarea de eliminar el gluten en la comida para perros.

Si hemos optado por una alimentación a base de pienso, debemos saber que existen en el mercado piensos sin cereales. Para localizarlos, bastará con fijarnos en la etiqueta de la composición alimentaria. Si tenemos alguna duda, el veterinario puede ayudarnos a elegir el pienso más adecuado.

En el caso de alimentar a nuestro perro con una dieta casera, el proceso que hay que seguir es el mismo: evitar todos los alimentos con gluten. Es importante recalcar que el control sobre el gluten debe hacerse sobre todos los alimentos que suministremos a nuestra mascota, incluidos los premios o las ‘golosinas’. Aunque pueda parecer costoso, un buen control de la dieta sin gluten será un gran paso a favor de la salud de nuestra mascota.

  • Garden, O. A., Pidduck, H., Lakhani, K. H., Walker, D., Wood, J. L., & Batt, R. M. (2000). Inheritance of gluten-sensitive enteropathy in Irish Setters. American journal of veterinary research61(4), 462-468.