Cuidados de los cachorros Boston terrier

Yamila · 11 abril, 2019
El Boston terrier es un perro muy popular, de pequeño tamaño y orejas puntiagudas; si tienes pensado llevar uno a casa, tienes que saber cuáles son los principales cuidados desde que es cachorro

Originario de Estados Unidos, el Boston terrier es un perro de pequeño tamaño, conocido por sus orejas puntiagudas y su hocico achatado. En este artículo te informamos sobre los principales cuidados cuando son cachorros.

¿Cómo cuidar a un cachorro de Boston terrier?

Como primera medida debes saber algunas características propias de la raza. Por ejemplo, que se trata de una mascota muy cariñosa, ideal para casas con niños, y que le encanta jugar hasta cansarse.

El Boston terrier es de pequeño tamaño, por lo cual es apto para pisos en la ciudad, y no requiere demasiados cuidados debido a que presenta pelaje corto. Ten en cuenta algunos consejos si deseas adoptar un cachorro de esta raza:

1. Alimentación

No necesita de una gran cantidad de comida diaria, aunque sí que esta sea variada. Consulta con el veterinario para que te indique cuáles son las dosis adecuadas. Una recomendación es que su dieta esté compuesta por un 50 % de pienso, un 25 % de carnes y un 25 % de hortalizas.

Recuerda que los perros no pueden comer ni grasas ni azúcares –como el chocolate– y no te olvides de cambiarle el agua todos los días, sobre todo cuando hace calor.

2. Paseos

Los cachorros de Boston terrier son muy activos, por lo que desde el momento en que tienen permitidas las salidas al exterior te recomendamos que los saques a pasear al menos una vez por día. Con el paso de los meses, aumenta la cantidad de caminatas diarias a tres, aunque sean cortas (de 10 minutos por lo menos).

Boston terrier: alimentación

Además del paseo, tendrás que jugar bastante con tu cachorro. Puedes comprarle juguetes o bien hacer sus propios mordedores con trapos viejos o sogas. Trata de que se canse lo suficiente como para que no destruya nada en casa, sobre todo si se queda solo.

3. Cepillado

Como el Boston terrier tiene pelaje corto, no es necesario cepillarlo todos los días; con una vez a la semana bastará para quitarle pelo muerto y suciedad.

Si quieres bañar a tu perro, hazlo una vez al mes con champú especial para mascotas. Asegúrate de limpiarle bien las orejas y el hocico, dos áreas ‘conflictivas’ en la raza. Además, un corte de uñas hecho por un profesional evitará heridas o infecciones.

A su vez, puedes llevarle al veterinario para que le practiquen una limpieza profunda de dientes. Así se evitarán problemas dentales, típicos en los Boston terrier. Esto se recomienda a partir del año de vida.

4. Salud

Existen algunos problemas médicos que pueden afectar a tu perro Boston terrier, incluso desde pequeño. Por ejemplo, es una raza propensa al hipotiroidismo, a los problemas respiratorios debido al tamaño y forma de su hocico, y a la aparición de tumores cutáneos.

Boston terrier: salud

Para poder evitar o tratar a tiempo estas patologías, es necesario llevarle al veterinario por lo menos dos veces por año. Las revisiones completas harán que al menor indicio de enfermedad puedan encontrarse métodos adecuados para controlar o curar. Ten en cuenta que hasta el año de vida un cachorro –de cualquier raza– debe visitar al especialista todos los meses, con el fin de administrarle las vacunas obligatorias en tiempo y forma.

Por otra parte, debido a la forma de sus ojos (saltones), los Boston terrier son propensos a infecciones y problemas oculares. Evita que saque la cabeza por la ventana en el coche o que juegue cerca de ramas o arbustos en el parque.

5. Enseñanza

Los cachorros de Boston terrier se pueden adiestrar fácilmente, aunque en ocasiones puede ser algo difícil que aprendan a hacer sus necesidades fuera de casa. La enseñanza temprana es fundamental para que puedan incorporar ciertos hábitos y mantenerlos en el tiempo.

Te recomendamos que uses una forma de entrenamiento positiva. Es decir, que no le grites cuando no cumple con una indicación y que lo premies cuando lo hace correctamente. Ten paciencia hasta que aprenda a dominar ciertos instintos y permite la socialización temprana, para evitar conductas peligrosas o destructivas.

Siguiendo todos estos consejos, tu cachorro Boston terrier crecerá sano y fuerte y será más que obediente y feliz.

  • Bell, J., Cavanagh, K., Tilley, L., & Smith, F. (2014). Boston Terrier. In Veterinary Medical Guide to Dog and Cat Breeds. https://doi.org/10.1201/b16185-35