Cuidados de las gambas de acuario

Las gambas son muy sensibles a los cambios en los parámetros del agua del acuario. Conoce aquí todo sobre sus cuidados.
Cuidados de las gambas de acuario
Georgelin Espinoza Medina

Escrito y verificado por la bióloga Georgelin Espinoza Medina.

Última actualización: 22 mayo, 2022

Los organismos que se pueden criar en una pecera son diversos, variedad de peces, los moluscos, los anfibios, las tortugas y hasta crustáceos. Unos de los más interesantes son las gambas de acuario, algunos con diseños y colores de verdad hermosos. Estos animalitos presentan ciertas ventajas de mantenimiento, pocos cuidados y bajos costos son las que más destacan.

Las gambas pertenecen a los crustáceos del orden Decapoda. Y aunque su desarrollo sea en general sencillo, existen ciertos aspectos sobre sus cuidados que debes conocer. Por ello, en este espacio te traemos todos los detalles para que no se te escape nada si deseas tener a estos lindos artrópodos en tu casa.

Características de las gambas

Como hemos mencionado, las gambas son crustáceos, por lo que presentan características propias del grupo. Poseen un cuerpo segmentado, protegido por un exoesqueleto, con varios apéndices articulados. Entre ellos 4 antenas, 6 piezas bucales (maxilípedos), 5 pares de patas, que le permiten movilizarse muy bien en el agua. Además de los pleópodos, su región abdominal tiene roles diferentes, como en la reproducción o incubación de los huevos.

El nombre Decapoda proviene del número de patas que presentan este tipo de animales. En total diez (5 pares).

Las coloraciones de las gambas son muy variadas y hermosas. Desde traslúcidos, casi transparentes, que les permiten no ser vistas con facilidad. Así, como tonos intensos, llamativos, brillantes y distintos diseños. Algunas poseen la capacidad de cambiar los colores de su cuerpo.

Una gamba transparente de acuario.

Hábitat y distribución

El hábitat de las gambas es muy diverso, ya que pueden ocupar tanto aguas marinas como dulces. En el mundo su distribución es cosmopolita, desde las zonas tropicales hasta las templadas. Se encuentran en aguas someras y con distintos valores de profundidad, por lo general, cercanos a los 500 metros. Aunque algunas viven a mayores rangos.

Acuario para las gambas o gambario

Un gambario es un acuario donde viven estos crustáceos. Es exclusivo para gambas, por lo que no se tienen dentro otras especies de animales. El tamaño suele ser variable, pero mientras más grande mejor pueden desplazarse y vivir. Además de que es más fácil mantener los parámetros del agua.

Los gambarios más empleados se denominan plantados, ya que poseen también plantas vivas que aportan muchos beneficios al acuario. Entre ellos tenemos que sirven de refugio para las gambas, proporcionan alimento y mantienen las condiciones ambientales, así como evitan la acumulación de sustancias tóxicas.

¿Qué elementos necesitan las gambas en su acuario?

Aunque resulta sencillo el mantenimiento de las gambas de acuario, es necesario colocar algunos elementos en su tanque. Estos son los que mencionaremos a continuación:

  • Plantas: se pueden incorporar vegetales vivos al gambario. Algunos empleados son el musgo de Java (Vesicularia dubyana), el helecho de Java (Microsorum pteropus), riccia (Riccia fluitans), entre otros.
  • Sustrato: debe ser nutritivo y permitir el enraizamiento de las plantas presentes. Además de compactarse de una manera adecuada, así no crea bolsas de aires que puedan convertirse en una fuente de contaminación. Se suele utilizar grava o arena como sustrato.
  • Filtro: un sistema de filtrado permite mantener nuestro acuario limpio. Sin embargo, no todos equipos son seguros para las gambas, ya que tanto adultos como crías pueden ser absorbidos y quedar atrapados. El más apropiado es el filtro de esponja, pero es necesario revisar si la capacidad de filtración es adecuada al tamaño del tanque.
  • Iluminación: también es importante añadir alguna fuente de luz. En particular, si se tienen plantas en el gambario.

Parámetros fisicoquímicos del agua del acuario

La calidad del agua es el aspecto fundamental para el correcto desarrollo de las gambas. Existen diferentes parámetros que deben monitorearse, entre ellos debemos destacar los siguientes:

  • Temperatura: por lo general pueden soportar un rango amplio de temperatura, pero lo ideal es mantenerlas entre 20 y 25 °C.
  • pH: es recomendable que se encuentre cercano a la neutralidad, en un rango de 6,5 a 7,5.
  • Nitrito: 0 partes por millón (ppm).
  • Amoníaco: 0 ppm.
  • Nitrato: se debe tener valores menores a 20 ppm para el correcto desarrollo de estos crustáceos.

Ciclado y mantenimiento del acuario

Antes de introducir las gambas, hay que instalar todos los elementos del tanque y ponerlo a funcionar por un período de alrededor de 1 mes, esto se conoce con el nombre de ciclado. Su finalidad es generar la microbiota apropiada para los animales. Además de garantizar que los parámetros se encuentren en el rango óptimo.

Es necesario chequear los valores con kits para calidad de agua, por lo menos cada 7 días, ya que se trata de seres muy sensibles a su ambiente. También es importante la limpieza del acuario, esto se logra sustituyendo solo hasta el 30 % del agua del tanque, con una frecuencia de 2 a 4 veces por semana o cuando creamos conveniente.

De igual manera, hay que chequear el funcionamiento del filtro, la iluminación y temperatura de manera regular.

¿Qué comen las gambas de acuario?

Estos crustáceos presentan una dieta omnívora, es decir, tanto de animales como plantas. Su menú es muy amplio e incorpora la carroña. Consumen las larvas de mosquito, las escamas de peces, otros crustáceos, incluyendo artemias. También se pueden proporcionar algunos vegetales cocidos.

Además, existe alimento comercial especial y nutritivo para ellos, viene en gránulos u hojuelas, se puede adquirir en una tienda de mascotas. Los gambarios sin plantas necesitan un suministro mayor de alimentos.

Enfermedades

Por lo general, las gambas son animales muy sanos y fáciles de cuidar. Las mascotas saludables son siempre activas, con un cuerpo brillante y de coloración uniforme. Además, presentan buen apetito. Si alguna de estas características cambia, hay que pedir ayuda de un experto.

La afección más común es la enfermedad de la porcelana, causada por el parásito Thelohania, que se adhiere al tejido y le cambia el color, volviéndolo blanco. Si se observa este síntoma se debe consultar al veterinario experto para suministrar el tratamiento adecuado.

Además, hay que evitar las sobrepoblaciones para no causar estrés en los individuos.

Otros detalles importantes

Aparte de todos los aspectos mencionados, es necesario tener en consideración otros datos sobre estos animalitos tan interesantes. Te los listamos a continuación:

  • Muda: las gambas son artrópodos, por lo tanto, realizan una muda periódica de su exoesqueleto. Cuando se desprenden de su cubierta, se observan con tonos más claros o transparentes y son bastante susceptibles, por lo que tienden a esconderse. Una alimentación de muchas proteínas causa problemas en la muda, lo ideal es cubrir un 35-40 % y el resto con vegetales.
  • Longevidad: poseen una esperanza de vida variable. La mayoría ronda entre los 15 y 18 meses. Sin embargo, hay ejemplares que pueden durar hasta 6 o 7 años.
  • Reproducción: son animales ovíparos, fáciles de reproducir. Las hembras suelen llevar sus huevos en los apéndices abdominales. Demoran en eclosionar alrededor de 4 semanas.
  • Tipos de gambas: Existen diferentes especies de gambas, muchas llamativas y perfectas para nuestro acuario de agua dulce. Unas de las más comunes y fáciles de cuidar son las neocaridina cereza o “red cherry” (Neocaridina davidi) y las fantasmas, entre otras.
  • Compatibilidad: por lo general todas las gambas conviven juntas sin problemas. Con relación a los peces, existen algunas especies que pueden permanecer con nuestros crustáceos, en particular, los pequeños, pacíficos y con bocas orientadas hacia arriba. Entre ellos se encuentran los anabántidos y los carácidos enanos, así como algunos peces gato pequeños. Sin embargo, lo recomendable es que se coloquen solas.

Aunque las gambas de acuario sean crustáceos fáciles de cuidar y mantener, nunca hay que dar todo por sentado. En ellos, es vital que los parámetros del agua se mantengan estables y que reciban los nutrientes necesarios para su desarrollo. Todas las mascotas ameritan responsabilidad y atenciones, por más pequeñas que sean.

Te podría interesar...
10 dudas frecuentes sobre el acuario
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
10 dudas frecuentes sobre el acuario

Tener un tanque de agua dulce es todo un desafío. Conoce con nosotros las dudas sobre el acuario más comunes y sus respuestas.



  • García, J., & Mato, A. (2015). Clase Malacostraca. Orden Decapoda. Revista IDEA-SEA, 80, 1-17.
  • Plichta, Z., Kobak, J., Maciaszek, R., & Kakareko, T. (2021). All Shades of Shrimp: Preferences of Colour Morphs of a Freshwater Shrimp Neocaridina davidi (Decapoda, Atyidae) for Substrata of Different Colouration. Animals, 11, 1071.
  • Prasertsri, S., Limsuwan, C., & Chuchird, N. (2009). The Effects of Microsporidian (Thelohania) Infection on the Growth and Histopathological Changes in Pond-reared Pacific White Shrimp (Litopenaeus vannamei). Katsetsart Journal, 43, 680-688