¿Cuáles son los animales más lentos del mundo?

Virginia Duque Mirón 18 mayo, 2018
Estas especies pueden invertir horas en moverse lo que las personas –que no son especialmente rápidas– harían en un santiamén

En la naturaleza hay miles de cosas y actitudes sorprendentes que en ocasiones no logramos entender, pero dicen que todo sucede de una forma u otra por algo, y así es el caso también de los animales más lentos del mundo. ¿Te gustaría conocer algunos?

Los animales más lentos del mundo

Loris lento pigmeo

Este pequeño primate que vive en países orientales como Camboya, Vietnam, Laos o China, se caracteriza por su pequeño tamaño y sus enormes ojos perfectamente redondeados. Suelen medir entre 18 y 21 centímetros, y pesar unos 500 gramos; tiene una especie de veneno que dispara en caso de verse amenazado.

Tití pigmeo: alimentación

Es tan lento que solo alcanza a caminar medio metro por minuto. Eso sí, lo hace de forma muy cautelosa, y es que ni siquiera te darías cuenta de que está ahí.

Perezoso

Su nombre viene casualmente de la lentitud de sus movimientos, pero nada más alejado de la realidad. Este animal de cara simpática, que parece estar siempre riendo, es muy trabajador e inteligente, pues tiene solo un mínimo de energía en su cuerpo que dosifica de manera magistral.

Perezoso: alimentación

Sus movimientos lentos son el secreto de la canalización de esta, pues el perezoso solo usa la energía en los momentos en que se ve atacado, momentos en los que puede actuar con la rapidez de un gato. Mientras tanto, como no tiene que moverse mucho vive y come en los árboles, cuando lo hace es con movimientos muy lentos. Por ejemplo, para cambiarse de árbol, ‘mudanza’ que solo realizan cuando bajan a defecar.

Tortuga gigante

Aquello de “eres más lento que una tortuga” es aún más cierto si esta es una tortuga gigante. Esta puede llegar a pesar unos 300 kilos y medir 1,3 metros. Con tal pesadez sobre su cuerpo, es normal que le cueste tanto moverse, unido a su ADN, el cual ya le aporta una lentitud considerable.

Ciclo de vida de las tortugas

Su velocidad alcanza los 76 centímetros por minuto, así que imagina si estuviera en tu casa, ¡cuánto tardaría de ir de un dormitorio a la cocina!

Koala

El koala siempre está durmiendo, o al menos la mayor parte del día. Y cuando no, está moviéndose muy lentamente. De hecho, solo son capaces de caminar a unos 2 km/h… ¡Seguro que tú andas más rápido en la cinta del gym!

Cuánto duerme un koala

Se especula que estos movimientos lentos se deben a la falta de visión innata que estos animales tienen, lo que les produce una inseguridad que mitigan con movimientos seguros, pero lentos. No puede decirse que duerma por cansancio…

Babosa

Sí, uno de los animales más lentos del mundo, como ya te podías imaginar, es la babosa. Puede caminar unos 300 metros por hora, así que tardaría más de tres horas en recorrer un kilómetro.

Moluscos: babosas

Su movimiento es muy similar al de un caracol, con la diferencia de que la babosa no lleva la casa a cuestas y, aun así, es más lenta que este.

Estrella de mar

Puede recorrer unos 80 centímetros por minuto, aunque se conoce una especie que solo es capaz de caminar 25 centímetros por minuto. La ventaja de este animal es que como vive bajo el mar, puede desplazarse casi a cualquier sitio dejándose llevar por las corrientes marinas. Quizá no es que no pueda ir más rápido, quizá solo es que no lo necesita. Digamos que se ha acomodado.

Anatomía de la estrella de mar

Caracol

Sabemos que cuando se habla de los animales más lentos del mundo, hablar del caracol es todo un clásico. De hecho, solo puede arrastrarse 1,3 centímetros por minuto. Llevar la casa encima parece que no es una tarea sencilla.

Alimentación del caracol

Por otro lado, algo que seguro le dificulta la tarea de moverse más rápidamente es el no tener patas, asunto que le dificultaba la vida. Ser caracol no es fácil.

Esta ha sido nuestra lista de los animales más lentos del mundo, ¿ya conocías a todos?

Te puede gustar