¿Cuáles son los cuidados de un periquito?

Tres periquitos en una rama

Es el tercer animal que más gusta como mascota después del perro y el gato. Se lo considera una excelente compañía e incluso es posible adiestrarlo. No consume grandes gastos, pero es importante darle la atención necesaria para que se sienta a gusto. A continuación, detallamos cuáles son los cuidados de un periquito. ¿Qué tipo de jaula, ambiente y alimentación es la más adecuada?

El periquito en el hogar

El periquito es un ave cuya vida promedio es de 11 años. Es ideal como mascota porque se integra en la vida familiar si se le otorga el lugar. Puede, incluso, aprender a decir ciertas palabras.

En Australia, de donde proviene, vive en bandada. Por ello acostumbra a estar acompañado, y si es con otros de su especie, mejor.

Cuidados de un periquito: las claves

  • Elección de la jaula

Es un animal que necesita espacio y vuela principalmente de manera horizontal. Por ello, las dimensiones ideales de la jaula no deben ser menores a los 70 cm de longitud. En el ancho, de unos 40 cm. Esto facilita su movimiento y la posibilidad de jugar, actividad que disfruta.

Debe, además, elegirse una de forma rectangular. Los periquitos son aves que, ante situaciones de temor, buscan refugio en las esquinas. Si se compran jaulas circulares, perderán estas referencias.

Se debe tener en cuenta que son animales que defecan cada 15- 20 minutos. Por ello es recomendable buscar una jaula con doble fondo. De esta manera se facilita la limpieza sin molestar al animal.

  • El interior de la jaula

Comedero, bebedero y un hueso de jibia para que el pájaro afile su pico y uñas. Esos son los elementos básicos en los cuidados de un periquito. Primando siempre su seguridad y comodidad.

Son recomendables los comederos con boca superior abierta y los recipientes de plástico que hacen más fácil la limpieza.

Además, es bueno incorporar barrotes transversales para que pueda posarse y ejercitar sus patas. Los de materiales naturales como madera son la mejor opción.

Juguetes de diversos tamaños y colores estimulan a la mascota, así como las bañeras. Les encanta refrescarse y es una manera de que mantengan ellos mismos su higiene. Es importante tener en cuenta cambiarle el agua diariamente.

  • Espacio ideal

Un punto importante a considerar para los cuidados de un periquito es decidir dónde ubicar la jaula.

Se recomienda buscar sitios donde tenga suficiente luz, pero no esté expuesto al sol directo. Evitar espacios donde haya cambios bruscos de temperaturas o corrientes de aire. Es el caso de cocinas o junto a puertas o ventanas abiertas.

Es recomendable, además, no modificar continuamente la ubicación de la jaula.

  • Higiene

Hay que limpiar la jaula a diario. Extraer el fondo con los restos de comida y desechos. Una vez por semana, rociarla con agua o jabón muy suave. Nos aseguraremos de utilizar productos que no sean tóxicos.

Hay que cambiar los barrotes naturales cada cierto tiempo y cuidar la higiene de los recipientes de comida y bebida.

  • Alimentación

Debe ser variada. Una mezcla de semillas, frutas y verduras es lo ideal. Dentro de éstas últimas, al periquito le encanta la lechuga fresca, lavada y seca. También come frutas, como la manzana.

Hay que consultar siempre al veterinario ante cualquier duda respecto a la mejor alimentación. Ten en cuenta, eso sí, que alimentos como la patata, el aguacate y el perejil, pueden ser dañinos para la salud del animalito.

  • Crear el mejor ambiente

Una vez decidido el lugar y confirmado que se encuentra a gusto, se prepara el ambiente para la hora de descanso. Y se tapa la jaula con un paño dejando entrada de oxígeno.

También hay que lograr, poco a poco, una interacción con el pajarito. Ten en cuenta que es beneficioso soltarlo, siempre que sea en una habitación cerrada. Con las medidas de seguridad adecuadas y sabiendo que puede ensuciar, no hay problema.

  • Controlar su salud

Como toda mascota, necesita que se cuide su salud. Para ello, es importante estar atento a posibles cambios en su comportamiento o tamaño.

  • Reproducción

Es recomendable que el periquito conviva con otros de su especie. Se pueden unir dos machos o machos y hembras en la misma jaula. Y evitar la convivencia de dos hembras.

Por último, se aconseja no cortarle las alas ni las garras si no se realiza a través de un profesional.