¿Cuáles son las enfermedades más comunes en los peces?

Yamila · 20 diciembre, 2017
Los problemas de salud que afectes a los ejemplares de tu pecera pueden acabar con la vida de tu animal y la del resto de sus compañeros con los que comparte hábitat, pues las infecciones pueden ser contagiosas

Tener un acuario no es una tarea sencilla, y si estás pensando en armar uno en casa debes tener en cuenta ciertas cuestiones, como por ejemplo cuáles son las enfermedades más comunes en los peces. Ya sean de agua fría o cálida, estos animales pueden sufrir diferentes problemas de salud. Entérate de cuáles son a continuación.

7 enfermedades más comunes en los peces

Si un pez se enferma puede contagiar a todos los demás y agravar la situación. Por eso, es muy importante prestar atención a los cambios de comportamiento o físicos de los ejemplares que habitan en el acuario. Las enfermedades más comunes en los peces son las siguientes:

1. Enfermedad ‘del medio acuático’

Cuando el pH del agua es superior a 9 o menor a 5.5 provoca la muerte de los peces. Ello es debido a que el medio acuático se llena de nitritos y amoníaco, dos componentes venenosos y mortales.

Si bien no es una enfermedad en sí, puede ocasionar problemas serios en la población de peces y, por ello, debemos tomar precauciones. ¿Cuándo se modifica el pH del agua en el acuario? Cuando hay demasiada materia orgánica descomponiéndose, cuando los filtros no funcionan bien, cuando el oxígeno no es suficiente o cuando alguien fuma cerca de la pecera.

Enfermedades comunes peces agua dulce

2. Putrefacción de la aleta

Es una de las enfermedades más comunes del acuario, pero también de las que se pueden prevenir y tratar sin problemas. La aleta del pez se vuelve opaca o blanca, se inflama y adquiere un aspecto ‘deshilachado’; en algunos casos puede presentar sangre en los bordes. Si la erosión en la aleta continúa y llega a la base de la cola es mortal para el pez.

La superpoblación, la mala calidad de los alimentos, las peleas con otros peces o la mala calidad del agua son los principales detonantes de la putrefacción de la aleta. Se trata con medicamentos antibacterianos, y se evita con cambios periódicos y limpieza del agua del acuario.

3. Intoxicación por cloro

El agua del grifo no puede ser colocada en la pecera sin antes recibir algún tipo de tratamiento que le quite la mayor cantidad de cloro posible. Este elemento, que se emplea para evitar que se pudra el agua o que proliferen las bacterias, puede ser mortal para los peces.

Los síntomas de la intoxicación son: destrucción de las branquias, ojos hundidos, decoloración o palidez de la piel, pérdida de coordinación y espasmos. Para evitarlo, se aconseja dejar reposar el agua 24 horas antes de verterla en el acuario.

4. Desorden de la vejiga natatoria

Esta enfermedad es más frecuente en los goldfish y en los betas, aunque puede aparecer en cualquier especie. Si un pez presenta el síndrome de la vejiga natatoria no podrá desplazarse correctamente, se hundirá en el fondo de la pecera o flotará al revés. Verás también que su abdomen está hinchado, y que hace mucho esfuerzo para nadar y mantener el equilibrio.

Una de las principales causas es comer en exceso: quizás le estás dando demasiado alimento o se lo está ‘robando’ a sus compañeros. Otros detonantes son la aparición de parásitos o bacterias, problemas mecánicos o defectos de nacimiento.

5. Tuberculosis

En el ámbito marino también puede desarrollarse esta enfermedad, siempre a través de un ejemplar portador de la bacteria, única vía de contagio.

Enfermedades comunes peces agua dulce

Por otra parte, la tuberculosis se puede transmitir por la ingesta de un material infectado y sus síntomas son palidez en los colores del pez, úlceras, caída de escamas, adelgazamiento y deformación de la columna vertebral.

6. Flukes

Los parásitos o gusanos pueden ocasionar varias de las enfermedades más comunes en los peces. En el caso de los flukes, estos ingresan por las branquias o se mantienen ‘pegados’ a la piel.

Si alguno de los ejemplares del acuario se rasca contra el cristal o un objeto, mueve demasiado rápido las bránquias, tiene la piel rojiza, pálida o descolorida y las aletas deshilachadas quizás se deba a este parásito.

7. Punto blanco

Otro de los parásitos causantes de enfermedades en los peces es el protozoo Ichthyophthirius multifiliis, el cual infecta la epidermis de las branquias y las aletas al alimentarse de tejidos y piel. Se conoce a esta infección como ‘punto blanco’ debido a que de ese color son las manchas que se observan en el cuerpo del pez.