¿Cuál es el gato más tranquilo?

Francisco María García · 15 abril, 2018
A la hora de adoptar un felino, puede haber preferencias por mininos con un carácter más sosegado, si bien es preciso señalar que la educación que reciba influirá en su comportamiento

Antes de adoptar a una mascota es importante garantizar que acogemos un individuo que se pueda acostumbrar a nuestro estilo de vida. Una persona más dinámica, que disfrute una rutina activa, puede preferir un perro o un gato más enérgico.

Por lo contrario, una persona con menos tiempo disponible o amante de la calma, suele llevarse mejor con un perro o gato más tranquilo. La información siempre es importante, y conocer mejor la personalidad de las diferentes razas puede ayudarnos a adoptar a un compañero ideal.

¿Cuáles son las razas de gatos más tranquilos?

Para los que piensan adoptar un nuevo compañero, proponemos conocer las razas de felino más dóciles y calmados. Desde luego, debemos considerar que el comportamiento de cada animal depende de la educación y del ambiente al que es expuesto.

American shorthair: el gato más tranquilo

Según muchos expertos y apasionados dueños, el americano de pelo corto (o american shorthair) es el gato más tranquilo que existe. Esta raza destaca por su temperamento equilibrado, por su alta sociabilidad y por la extrema fidelidad a sus familiares. Además, gracias a su docilidad y paciencia, son considerados excelentes mascotas para los niños.

Aunque disfrutan mucho de los juegos, los gatos americanos de pelo corto suelen ser calmados y requieren cuidados simples. Ahora bien, el afecto y la compañía de sus tutores serán indispensables para darles una vida feliz y saludable.

El gato chantilly o tiffany: un auténtico mimoso

El chantilly podría compartir el primer puesto de gato más tranquilo con el americano de pelo corto; a pesar de no ser una raza muy popular, su personalidad es realmente encantadora. Se trata de un felino dócil, cariñoso y curioso, pero sin ser travieso o hiperactivo.

Gato tiffany

Es una raza muy receptiva con los abrazos y caricias por su altísimo nivel de sociabilidad. Un gato chantilly suele aprender con facilidad y su carácter es excelente para el entrenamiento. Su pelaje requiere ciertos cuidados para mantenerse limpio y saludable, evitando la formación de nudos.

Los gatos Birmanos: hermosos y dormilones

Los sagrados de Birmania también son excelentes compañeros para quien busca un felino calmado y sociable. Estos gatos tienen un carácter extremadamente dócil y suelen disfrutar de unas largas siestas diarias.

Gato sagrado de Birmania

Como esta raza surge a partir de cruces entre gatos persas y siameses, heredaron una privilegiada belleza. Además, también exhiben un carácter muy especial y encantador, que mezcla las principales características de sus antepasados.

El gato somalí: un ‘campeón’ de sociabilidad

Los gatos somalíes destacan por su nivel de sociabilidad y por su carácter muy dócil y equilibrado. De hecho, es una de las pocas razas que muestra mucha facilidad y apertura para conocer nuevas personas y animales. Estos mininos disfrutan pasando largas horas durmiendo o descansando en la compañía de sus amigos humanos.

Gato somalí

Maine coon: el ‘gigante cariñoso’

El maine coon está entre las razas de gatos gigantes más populares de nuestros días. A pesar de su imponente tamaño y contextura física, estos mininos son muy tranquilos y afectuosos. Una de sus características más peculiares es que suelen entretenerse muchísimo con el agua.

Maine coon

Hay que destacar que los maine coon suelen mostrarse más activos por la noche, principalmente cuando son cachorros. Por ello, deben vivir en un ambiente enriquecido, donde puedan gastar energía durante los días y dejarnos descansar por las noches.

Persa: el clásico gato cariñoso

El persa es el gato más popular en todo el mundo, desde hace muchas décadas. Semejante éxito no es por casualidad: estos felinos encantan no solo por su belleza, sino también por su personalidad tranquila y dócil. Un gato persa es fiel a sus amos, y suele mostrarse muy paciente con los niños y con otros animales.

Gato persa

Los gatos abisinios: juguetones, pero tranquilos

Los gatos abisinios son unos de los símbolos de la antigua civilización egipcia. Se trata de una raza alegre y juguetona, que adora jugar, pero que tiene un carácter dócil y equilibrado.

Gato abisinio: temperamento

Los abisinios requieren cuidados simples con su higiene y con la manutención de su pelaje. Por ello, su necesidad de atención puede solicitar más tiempo de sus tutores que las demás razas.

Ragdoll: un animal muy relajado

Ragdoll significa, literalmente, muñeca de trapo. Estos exuberantes mininos son tan relajados y tranquilos que, a veces, pueden parecer peluches.

Gato ragdoll

Aunque disfrutan jugando con otras mascotas y sus amigos humanos, a los ragdoll les encanta una buena siesta. Además, son muy inteligentes y fáciles de entrenar, por lo cual pueden aprender diversos trucos y tareas muy divertidas.