Cosas que debes evitar hacer con tu perro en invierno

Antonia Tapia · 27 febrero, 2015

Durante el invierno es importante que tomemos ciertas medidas con nuestras mascotas. El frío puede afectar gravemente la salud de tu pequeño amigo, es por eso que a continuación, compartimos algunos consejos para  que tu cachorro se sienta feliz y saludable durante esta estación del año.

Tu perro en invierno, protege sus patas

Es muy importante que durante el invierno protejas las patas de tu perro, recuerda que actúan como barreras impermeables ante los líquidos tóxicos y el frío. Es un hecho que los productos químicos que se utilizan para el deshielo de las aceras, pueden causar irritación en las patas y si tu perro se las lame, se puede intoxicar.

Además, las aceras frías pueden causar agrietamiento en sus almohadillas. Por eso debes proteger las patas de tu mascota.  En las tiendas de animales, venden pequeñas botas que pueden servir de ayuda los días que debas salir a la calle. Lo importante con este accesorio es que consigas el tamaño correcto. Por eso antes de hacer una inversión, mide los pies de tu perro para asegurar la precisión de la talla.

Como con cualquier nuevo accesorio o dispositivo de tu mascota, quizás tienda a resistirse, por eso hay que introducir las botas de forma positiva y lentamente.

Protege su cuerpo

perro manta

Por otro lado, cuando regresen a casa, luego de un paseo, limpia sus patas y vientre. De esa manera eliminas los productos que se emplean para el deshielo.

Mantén a tu perro con arnés y correa

Los perros cuando se encuentran en espacios públicos, siempre deben andar con correa y en invierno no es la excepción. Si durante un paseo dejas a tu perro suelto, puede ingerir sustancias tóxicas que suelen utilizarse para el deshielo de las aceras. En cambio, si lleva correa, puedes observarlo de cerca y de esa manera prevenir cualquier tipo de inconveniente.

Procura darle paseos cortos

Durante el invierno es aconsejable que tu perro realice paseos cortos. Y revisa si muestra signos de hipotermia, lo cual lo puedes determinar observando su piel. Por lo general, suele manifestarse en las extremidades, ,pero también en las orejas, la cola y los pies.  Pueden verse de color pálido o rojo,  se suelen hinchar y para tu mascota es muy doloroso. En caso de que tu pequeño amigo presente respiración superficial o se encuentre desorientado, verifica su pulso y recurre urgente a un veterinario.

Deja dormir a tu perro dentro de casa

El invierno puede ser muy cruel en algunas latitudes, si tienes un perro, lo mejor es que duerma dentro de tu casa. Si quieres mantener a tu mascota al aire libre, considera darle un abrigo cálido y seco, y que su lugar se encuentre protegido.

Alimentación con calorías

perros comiendo

En época invernal, los animales al aire libre comen más durante el invierno, ya que necesitan energía para mantenerse calientes. Por eso, guarda en la despensa las latas de comida fría y déjalas para el verano. En cambio, los animales de interior,  tienen diferentes necesidades dietéticas. Conservan la energía durmiendo más en el invierno, por eso es importante que ajustes la cantidad de alimento en consecuencia. Después de todo, no quieres que tu  mascota tenga sobrepeso.

Por otro lado, también es muy importante que tu perro tenga agua fresca. Mantén su cuenco de agua limpia y sin ningún tipo de insectos.

Cuidado con los automóviles

En invierno, los coches son especialmente atractivos para los animales. Les encanta acurrucarse bajo el motor caliente. Esto, como te puedes imaginar, ha llevado a muchos contratiempos a los automovilistas.

Finalmente, si tienes frío es muy probable que tu mascota también sienta al igual que tú las bajas temperaturas.  Así que mantén a tu perro en un lugar cálido y seguro para pasar el invierno lo mejor posible. Después de todo, sólo son algunos meses y antes de que os deis cuenta, volverán de nuevo las temperaturas cálidas y agradables, para que podáis retomar vuestros paseos diarios.