4 cosas a las que los perros tienen mucho miedo

Aunque uno de nuestros principales motivos de orgullo sea que “nuestra mascota es la más valiente del mundo”, hay ciertas cosas que lo pueden hacer temblar del susto. En este artículo te contamos cuáles son las cosas a las que los perros tienen mucho miedo, así sabrás cómo ayudarle o reducir su angustia en esas situaciones.

Ataques de pánico y miedos en los perros

Aunque creamos que los animales no sufren igual que las personas, eso no es verdad. Los peludines también padecen fobias, ataques de pánico y miedo. Ni que hablar del estrés o la ansiedad que le provocan ciertas situaciones o cambios.

Para saber que un perro está muerto del susto podemos prestar atención a ciertas señales:

  • Ladra demasiado y en un tono agudo
  • Busca la manera de escapar o evadir
  • Se acuesta lo más “pegado” al suelo posible
  • Se desespera por encontrar un sitio para guarecerse
  • Orina o defeca en lugares prohibidos (incluso en su cama)
  • Tiembla
  • Gruñe y muestra los dientes
  • Pone las orejas hacia atrás
  • Abre bien los ojos y sus pupilas se dilatan
  • Coloca la cola entre las patas traseras

¿Cómo ayudar a un perro asustado?

Muchas veces queremos hacer algo para que pueda superar la crisis y conseguimos el efecto contrario: ¡que tenga más miedo! Por ello te recomendamos en primer lugar que no lo castigues ni hables en tono imperativo. En estos momentos lo que menos precisa es un grito o algo que aumente su desesperación.

Tampoco es bueno acariciarle para tratar de consolarle, ya que el animal lo puede entender como una situación fuera de lo normal y que existe algún tipo de peligro. Otro consejo que te puede ayudar es no retenerlo contra su voluntad. Esto quiere decir no abrazarle ni oprimirle hacia ti, porque lo pondrá aún más nervioso e incluso puede volverse peligroso e intentar atacarte.

Por último, no cambies tu rutina ni le demuestres que hay un problema. Trata de actuar como si nada ocurriese y el can por su cuenta se tranquilizará y volverá a la normalidad.

Los perros tienen mucho miedo a…

Si bien cada animal es diferente y hay algunas razas o mascotas considerados como “miedosos” en comparación a otros ejemplares, lo cierto es que en mayor o menor medida los perros tienen mucho miedo a:

1. Los ruidos muy fuertes

Esto incluye los truenos, las tormentas, los fuegos artificiales, los gritos, las aspiradoras, las cortadoras de césped, los secadores de cabello, las sirenas de los bomberos, ambulancia o policía, etc. La audición de los perros es superior a la nuestra (hasta 4 veces más sensible) y tienen la capacidad para registrar… ¡35 mil vibraciones por segundo! Imagina lo que debe ser para ellos oír una lluvia fuerte golpeando en la ventana.

2. Los demás perros

Aunque se haya criado con mascotas en casa, el perro suele sentirse algo incómodo cuando está en frente de otro peludo. No se trata de celos sino que no desea compartir espacio con alguien de su especie. En la mayoría de los casos un animal que tiene miedo a los demás es porque no ha tenido una buena socialización de pequeño o fue separado muy chiquitito del lado de su madre.

Si a eso le sumamos el hecho que las personas solemos humanizar a nuestras mascotas y tratarlas como hijos, no son muy amantes de la vida al aire libre ni de interactuar con otros similares.

3. Las personas

Todo depende de cómo han sido sus experiencias desde que era cachorro. Si por ejemplo fue maltratado en el pasado, es más probable que le tenga miedo a alguien que o bien sea similar o tenga algo que le recuerde ese momento traumático (un palo de escoba, un cinto, un zapato, etc). Los perros no guardan rencor, pero les cuesta mucho volver a confiar.

4. Los cambios

Si el animal está demasiado mimado y no sale a la calle a menudo es probable que le tenga miedo a las nuevas experiencias como por ejemplo pasear en coche, estar con un niño pequeño o mudarse.

A estas cosas son a las que los perros tienen mucho miedo. Trata de evitarlas y corregirlas en la medida de tus posibilidades.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar