Coronavirus canino: síntomas y tratamiento

Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
14 febrero, 2019
El coronavirus canino causa una infección que manifiesta síntomas después de uno o dos días

El coronavirus canino afecta a perros de toda raza y edad. Los cachorros son más vulnerables al virus, ya que su sistema inmunológico está en desarrollo. También corren riesgos de contagio los canes con bajas defensas. Si bien no es una enfermedad de extrema gravedad, es necesaria una atención inmediata.

Se trata de una afección de curso agudo que no tiene posibilidad de volverse crónica. Es decir, es de origen viral y debe transitar el proceso natural.

El coronavirus provoca una infección que demora entre 24 y 48 horas en manifestar la sintomatología. Solo se hace visible después del período de incubación; es importante acudir pronto al médico para realizar el tratamiento paliativo.

¿Cuáles son los síntomas del coronavirus canino?

Es posible que el animal posea uno o varios de estos síntomas cuando se encuentre infectado:

  • Dolor abdominal
  • Alteración en el olor de la materia fecal
  • Diarrea o presencia de sangre en el excremento
  • Fiebre que supera los 40 °C
  • Letargo
  • Vómitos
  • Deshidratación
  • Falta de apetito

El proceso puede ser más leve con un diagnóstico temprano. Por tal motivo, es imprescindible estar muy atentos a los cambios en la mascota.

Coronavirus canino: síntomas

¿Es posible tratar el coronavirus canino?

No existe una cura a través de fármacos; en realidad lo que se hace es tratar los síntomas para aliviar al animal. Además, se previenen otras enfermedades que puedan ocasionarse como consecuencia del coronavirus canino. El virus se elimina a través de las heces.

Tratamiento indicado por veterinario

Según sea el caso, se aplica de forma individual o complementaria:

  • Es fundamental mantener la hidratación del perro para evitar otros males.
  • Si bien no eliminan el virus, disminuyen su capacidad de ataque.
  • Productos para estimular el apetito. Es necesario que retome su alimentación para tener energías y fortalecer.
  • Antibióticos. Se prescriben para atender otras infecciones que puedan originarse por las lesiones del virus.
  • Procinéticos. En los casos de vómitos o diarrea se suministran fármacos para mejorar el sistema gastrointestinal.

Tratamiento complementario con la alimentación

Una dieta rica en nucleótidos, inmunoglobulinas y prebióticos es muy beneficiosa. En especial en el caso de los cachorros, que pueden acelerar el desarrollo de su sistema inmune.

Los suplementos de nucleótidos generan mayor producción de anticuerpos, algo necesario para contrarrestar virus en el organismo canino. Asimismo, los linfocitos aumentan su poder frente a la presencia de infecciones.

Las inmunogloblulinas se obtienen en el calostro bovino y en las yemas de huevos. Frente al coronavirus canino su acción es evitar la unión de los patógenos a la mucosa intestinal. Así se fortalece esta última al funcionar como barrera a actores maliciosos.

Coronavirus canino: tratamiento

Los prebióticos estimulan las bacterias beneficiosas que fortalecen el sistema inmune. Si bien el organismo los produce, existen suplementos especiales.

La prevención siempre es positiva

Cuando se toma la decisión de traer a un perro al hogar aparecen nuevas responsabilidades asociadas. El cuidado del nuevo compañero es el primer paso. El can depende de su amo y, además del afecto, necesita otras atenciones.

Está claro que a nadie le gusta ver enfermar a su mascota. Por lo tanto, adoptar algunos hábitos desde su llegada evitará ciertas situaciones negativas:

  • Dieta adecuada. Los alimentos balanceados tienen los nutrientes que cada animal necesita. Asimismo, es bueno saber elegir el oportuno para cada etapa de su vida; de ello depende un desarrollo saludable.
  • Cartilla de vacunación. Seguir el calendario de vacunaciones al día es fundamental; de esa forma, el sistema inmune se mantiene alerta y fortalecido frente a virus y bacterias.
  • Controles sanitarios. Más allá de ver a la mascota en perfectas condiciones, hay que realizar los controles de rutina. Pueden existir algunas deficiencias asintomáticas que sí detecta un profesional.
  • Buena higiene. Además de los baños periódicos, hay que mantener la limpieza de los utensilios. Los recipientes de alimentos y agua deben ser lavados cada día. La desinfección de todos los espacios por los que circula nuestra mascota también es fundamental.
  • Ejercicios físicos. Mantener y exigir una rutina de ejercicios acorde a cada raza mantiene al perro en mejores condiciones. Además, compartir un paseo genera lazos afectivos importantes para el crecimiento.

Para concluir

Si a pesar de los cuidados el perro adquiere coronavirus canino, hay que enfrentar la situación. Será conveniente hacer las consultas al veterinario y seguir las indicaciones literalmente. Además, hay que acompañar al animal con paciencia y amor hasta que el virus pase.