Contigo al fin del mundo

Virginia Duque Mirón · 21 abril, 2017

Si tienes perro, seguro que antes de adoptar estuviste pensando muy bien qué hacer. Y también estamos seguros de que en ningún momento te arrepentiste de la decisión que tomaste, pues encontraste un amigo leal con el que compartir tu vida. Por eso hoy dirías a tu perro “contigo al fin del mundo”.

Para plasmar estos sentimientos, hemos decidido hacerlo en forma de carta de un dueño a su perro. Estamos seguros de que te encantará que la compartamos contigo.

Nunca pensé que iría contigo al fin del mundo

Cada vez que veía un perrito por la calle pensaba en la idea de tener uno. No obstante, cuando meditaba en la responsabilidad de ello, la ilusión por tener un compañero se venía abajo.

Sin embargo, algo cambió de un día para otro. Te cruzaste en mi camino. Era un día de lluvia, y nunca sentí tanta tristeza al ver a alguien bajo la lluvia. Eras tú, demasiado pequeño para ello.

Apenas eras un cachorro, nunca antes te había visto por allí. Pero un día, de camino al trabajo te encontré mojado y llorando por el frío. ¿Qué clase de persona habría sido si te hubiera dejado allí, solo y desamparado?

¡No podía hacerlo! Así que sin pensarlo, me quité la chaqueta y te arropé con ella para llevarte conmigo a casa. Estaba cenando y eso hacía que se despertara aún más mi compasión hacia ti. Cuando llegamos a casa te sentiste extraño. Me mirabas ir de un lado para otro, pero no sabías ni qué hacer.

Siento no haberte dado la bienvenida que merecías, no tenía nada donde ponerte de comer o de beber. No había una mantita especial para ti o una cama donde dormir. No obstante, no tuve ningún reparo en compartir lo que tenía contigo. Deseaba que te sintieras cómodo…

Poco a poco me di cuenta de que quería ir contigo al fin del mundo

Los días fueron pasando y empezamos a coger confianza, cada día eras más importante para mí. Y me demostrabas continuamente que yo era cada día más y más importante para ti. Empezamos a recorrer juntos un camino, el camino de la vida.

Llegaste a formar parte de mi vida y me hiciste sentir que aquel día cuando te vi desvalido y necesitado, tomé la decisión correcta. No podría haber escogido a nadie mejor y espero que tú sientas que no podría haberte escogido nadie mejor.

Gracias por todo lo que me has dado, lo que me das y lo que me seguirás dando mientras tu vida dure.

¿Por qué debes decir a tu perro “contigo al fin del mundo”?

Cualquiera que tenga un perro se puede ver reflejado en esa carta, pues aunque cada uno tenga su personalidad y carácter, los canes comparten cosas en común que nos hacen enamorarnos de ellos cada día.

  • Empatía. Ponerse en la piel del otro e intentar hacer algo por mejorar la situación es una de las características más predominantes en los perros.
  • Lealtad. Sin duda, la más predominante. Los perros siempre nos serán leales pase lo que pase y sin condiciones, incluso cuando la vida le vaya en ello.
  • Amistad. Son amigos sin condiciones. Nunca te traicionan y siempre están a tu lado, adaptándose incluso a tus hobbies para ser tu compañero.
  • Amor. No importa las veces que te enfades con él o las veces que lo regañes, su amor por ti siempre lo llevará a buscar tu cariño y tus mimos.

No lo dudes, si tienes un perro, tienes un tesoro. Cuídalo como lo que es y como se merece. Es posible que si no le regalas tu tiempo te arrepientas después. Haz que tu perro si hablara pudiera decirte “contigo al fin del mundo”.

Autor de la imagen principal: Amici con la coda.

Guardar