Consejos para perros que comen con ansiedad

Laura Huelin · 3 enero, 2018
Engullir sin masticar o de golpe puede provocar problemas digestivos, vómitos e incluso alguna enfermedad grave, como la torsión de estomago; también hay canes que se ponen agresivos y protegen la comida

Muchas familias se encuentran con el mismo problema: su perro come con ansiedad, es decir, es un tragón que engulle todo lo comestible que se pone a su alcance aunque no tenga hambre. Otros canes protegen la comida y no permiten que nadie se acerque mientras están comiendo. Si es el caso de tu amigo peludo, te damos unos cuantos consejos para perros que comen con ansiedad:

Problemas en los perros que comen con ansiedad

Comer con ansiedad no es bueno para nadie. Engullir sin masticar o de golpe puede provocar problemas digestivos, vómitos e incluso alguna enfermedad grave, como la torsión de estómago. No es agradable servirle la comida a un perro sin saber si le sentará bien, ni tampoco ver cómo el perro se pone nervioso en la presencia de un cuenco.

Po otra parte, hay casos en los que los perros que protegen la comida han llegado a agredir a sus familias o a otros animales. Esta situación afecta al bienestar y a la confianza de toda la familia; a la de los humanos porque no pueden relacionarse con normalidad con su perro, y a la del perro porque él no desea comportarse así con sus personas de confianza.

Los problemas relacionados con la comida son muchos y se les puede poner solución. Recalcamos que un perro que come con ansiedad o con preocupación no es un perro feliz, así que hay darle salida al problema.

Las causas

Para que un perro coma con ansiedad no es condición sine qua non que haya pasado hambre o se le haya maltratado. La inseguridad a la hora de comer no tiene siempre la misma raíz, y no es necesario que haya pasado por un trauma o una mala experiencia.

Podemos encontrar varias causas diferentes por las que los perros comen con ansiedad. Para solucionar el problema de manera efectiva debemos entender qué le pasa al perro para poder atajarlo desde la raíz.

Consejos para perro ansioso con la comida

Sin embargo, podemos generalizar unos pocos consejos para tratar con perros que comen con ansiedad o que protegen la comida. A veces, no están orientados a solucionar el problema, sino a poner un parche temporal.

Si con estos consejos el problema de tu perro persiste, debes acudir a un profesional que valore vuestro caso concreto y os dé una solución personalizada.

1. Cambiar la forma de comer: comer en el suelo

Los perros que comen con ansiedad pueden engullir un cuenco de comida en segundos y sin masticar. Podemos evitar que se trague toda la comida a la vez cambiando la forma en la que la presentamos.

En vez de darle de comer una o dos veces al día, se puede dividir su ración diaria en tres o cuatro más pequeñas. Aunque se las siga comiendo sin masticar, lo hará en raciones más pequeñas y es menos probable, por lo tanto, que le sienten mal.

Perro con la comida está ansioso.

Otra opción es dejar de usar un cuenco, y es que cuando usamos un recipiente para el pienso toda la comida está accesible y es fácil comérsela toda a la vez. En cambio, si prescindimos del cuenco y esparcimos la comida por el suelo, no es posible engullirla junta. El perro tendrá que poner en funcionamiento su olfato e irá comiendo grano a grano.

Le llevará más tiempo acabarse su ración y, además, hará ejercicio mental. Para un can, olisquear es un instinto necesario y le ayudará a relajarse.

2. El cuenco siempre lleno

Una de las causas por las que un perro puede comer por ansiedad es por no tener la seguridad de que luego habrá más comida; comen con ansiedad por miedo a que la comida desaparezca o no vuelva nunca más. Siempre que el veterinario no lo desaconseje, otra opción es hacer que el cuenco de comida siempre esté lleno.

Cuenco para perros ansiosos

Es probable que el perro pase dos o tres días empachado, pero pronto se dará cuenta de que no es necesario estar nervioso por la comida: resulta que siempre hay más.

3. Se llena mágicamente

Suele ser buena idea en perros que comen con ansiedad no manipular el cuenco mientras ellos lo están viendo. Es probable que aumentemos su nerviosismo, aunque sea con acciones tan rutinarias como limpiarlo o ponerle más pienso.

Entonces, aprovecha las horas en las que el perro no está pendiente del cuenco, como las horas en las que duerme o está de paseo. Rellénalo o límpialo en ese momento: de esta manera, él no lo estará viendo y no se pondrá más nervioso aún.

4. No entrar en conflicto

Sea cual sea la razón por la que tu perro tiene problemas con la comida, no es nada aconsejable entrar en discusión con él. Crear un conflicto solo aumentará su nerviosismo y sus niveles de ansiedad, por lo que solo estaremos empeorando el problema.

Maneja el cuenco cuando no esté él delante, déjale comer sin interrumpirle y en una zona tranquila de la casa. Muchos de los problemas con la comida provienen de la inseguridad, y solo puede saber que no se va a quedar con hambre demostrándole que va a tener comida cuando la quiera.

Los problemas con la comida son un problema desagradable para los perros y para los humanos. Estos afectan al bienestar y a las relaciones de toda la familia, pero tienen solución. Empieza a investigar por qué tu perro se siente inseguro con la comida para poder ponerle solución.