Conoce el porqué pueden atacar los perros

Yamila · 6 septiembre, 2018
Problemas de salud o la falta de socialización son algunas de las razones por las que pueden atacar los perros

Los animales pueden tratar de defenderse por diversos motivos, así que en este artículo te contaremos cuáles son algunas de las principales razones por las que pueden atacar los perros.

Motivos por los cuales pueden atacar los perros

Si bien se cree –e incluso la legislación ampara esta teoría– que hay perros peligrosos que deben salir a la calle con bozal o no adoptarlos si vivimos con niños, lo cierto es que, además de la genética de la raza, la agresividad depende de varios factores, como por ejemplo la enseñanza o los traumas que haya sufrido el animal.

Ya sea a una persona desconocida, a su propio dueño o a otros animales, existen varias razones por las que pueden atacar los perros. No necesariamente tiene que ver con que sean de gran tamaño como sucede con el pitbull, el dogo o el rottweiler, y es que las razas pequeñas también pueden intentar morder, aunque las consecuencias serán menores. Estas son las principales causas de ataques:

1. Problemas de salud

Cuando un animal se siente dolorido o presenta alguna enfermedad, es probable que se vuelva algo agresivo. No es a propósito, sino que se trata de una manera de protegerse. Además, cuando no está bien de salud puede que solo esté ‘preocupado’ por los síntomas y no pueda determinar que una persona que se le acerca desea ayudarle.

2. Falta de socialización

Socializar a un perro es muy importante para su desarrollo emocional. Por ello, aquellas mascotas que no tienen contacto con otros animales pueden ser menos obedientes o más propensas a atacar o morder.

3. Territorio

Aquellos perros que son dominantes y muy territoriales suelen también ser algo agresivos cuando identifican a un intruso o a alguien que pretende pasar por sus ‘dominios’.

Perro territorial

4. Comida

Este es uno de los principales motivos por los que pueden atacar los perros. La comida para ellos es realmente importante y esa reacción la han heredado de sus primos, los lobos. Si están comiendo, puede ser que gruñan, ladren o quieran morder a quien se les acerca, ya que consideran que les quieren ‘robar’ su alimento.

5. Instinto maternal

Algunas hembras pueden volverse agresivas cuando están preñadas o acaban de dar a luz a sus cachorros. Esto se debe al instinto maternal, que las lleva a proteger a sus hijos y que aparece en la gran mayoría de los animales, principalmente los mamíferos.

6. Traumas

Los perros callejeros, por ejemplo, intentan atacar a aquellos que se les acercan y esto no es porque sean malos ni estén rabiosos, sino porque es su forma de protegerse del peligro. Imagina que durante mucho tiempo han tenido que valerse por sí mismos y luchar por comida o por refugio.

Además, es probable que hayan sufrido la violencia en sus propias carnes y no confíen en las personas. Situaciones traumáticas llevan a los animales a actuar de esa manera.

7. Fobias

Quizás tu perro se vuelve más agresivo cuando llueve y hay truenos, cuando escucha fuegos artificiales, tiene que viajar en coche, entra en la clínica veterinaria o ante cualquier situación que sea estresante para él.

Cómo actuar si un perro te ataca

Prevenir y educar para que un perro no ataque

Más allá de entender los motivos por los que pueden atacar los perros, es importante prevenir estas situaciones, e incluso evitar algunos hábitos que puedan incitar al animal a intentar protegerse. Algunas recomendaciones:

1. No te acerques cuando esté comiendo.

2. No le asustes cuando tiene juguetes a su alrededor.

3. No hagas movimientos bruscos cuando está con sus cachorros.

4. No intentes tocarlo cuando muestra los dientes.

5. Quédate quieto cuando el animal está asustado.

6. Si el perro es de otra persona, pide permiso para tocarle o acercarte.

7. Sé delicado cuando te acercas a un perro desconocido, sobre todo si es de la calle.

8. No salgas corriendo cuando el animal se muestra en posición de ataque.

Presta mucha atención a las señales que dan los perros antes de atacar y, en el caso de que sea tu mascota, haz lo posible por socializarle y enseñarle a respetarte. Recuerda que tú eres el dominante en la manada y él debe hacer caso en lo que le indiques.

Perez-Guisado, J., Muñoz-Serrano, A., & Lopez-Rodiguez, R. (2006). Perros peligrosos, la agresividad por dominancia: factores asociados dependientes del dueño. Revista Electrónica de Cínica Veterinaria RECVET.