Conoce al Sokoke, un gato africano

Alba Muñiz · 4 septiembre, 2018
Pese a sus antecedentes de vida salvaje, este felino es muy sociable y le encanta estar rodeado de compañía humana

Aunque su elegante y estilizado aspecto nos recuerde a un gato salvaje, y nos lleve a pensar que se trata de una raza híbrida, el Sokoke es un genuino representante de los Felis catus. Sociable, parlanchín y activo, es un gran escalador que necesita espacio para ejercitarse.

De África al mundo

Estamos ante un minino que desarrolló características particulares que terminaron por darle rango de raza. Es oriundo de las zonas costeras de Kenia, particularmente de los bosques lluviosos de la Reserva Forestal Arabuko Sokoke, de donde deriva su nombre.

Como durante varios siglos vivió aislado de otras poblaciones de gatos, y se reprodujo de manera natural, se fue generando un aspecto homogéneo en este minino.

Su entrada en Europa fue por Dinamarca, de la mano de una criadora, en la década de los 80 del pasado siglo. De ahí se extendió a otros países del viejo continente y del resto del mundo. Aunque aún hoy no es una raza muy popular, ha sido reconocida por las principales asociaciones felinas.

Te presentamos al Sokoke, un gato oriundo de los bosques lluviosos de Kenia y que fue introducido en Europa en los años 80 del pasado siglo.

Sokoke: características
Fuente: Facebook Scottish Fold & Sokoke

Características físicas del Sokoke

Delgado y musculoso, este minino de tamaño mediano destaca por tener muy desarrollados los sentidos de la vista, la audición y el olfato. Otras características de esta bella raza son:

  • Cabeza pequeña en comparación con el cuerpo, en forma de cuña y aplanada en la parte superior. El mentón está bien definido.
  • Ojos almendrados, grandes y ligeramente oblicuos. Los colores van del ámbar al verde.
  • Orejas de tamaño medio. Se afinan en las puntas que, igualmente, son redondeadas.
  • Patas largas y musculosas. Las traseras son de mayor tamaño que las delanteras.
  • Cola larga y delgada, con anillos oscuros y anchos.
  • Pelaje marmolado, corto y con colores que van desde el marrón claro hasta el madera oscura, con toques de arena, amarillo y ocre. Presenta, además, marcas negras que forman originales patrones.

Un gato que requiere espacio para ejercitarse

A pesar de sus antecedentes de vida salvaje, es un animal muy sociable que disfruta de la compañía de sus humanos. Se lleva muy bien con niños y otras mascotas, y se comunica con múltiples sonidos que emite con bastante frecuencia. Estamos, sin lugar a dudas, ante un minino parloteador.

Como es muy inteligente, se le puede entrenar para sacarlo a pasear con una correa. Dentro de la casa, seguramente seguirá a su dueño por todos lados.

De todas formas, es un gato independiente, muy activo y curioso que adora escalar, saltar y escurrirse por espacios estrechos. No es recomendable que viva en un apartamento, como ya te habrás percatado. Necesita espacio para jugar y correr.

También le gusta pasar tiempo en los árboles, como lo hacía en los bosques africanos. Así que si no tienes un jardín debidamente acondicionado para que el animal no se escape, puedes comprarle o construirle un árbol para gatos.

Sokoke: cuidados
Fuente: Facebook Scottish Fold & Sokoke

Cómo cuidar al Sokoke

El Sokoke tiene una esperanza de vida de entre 12 y 15 años. Es una raza muy saludable gracias a la selección natural y, de momento, no presenta afecciones características.

Igualmente, como con toda mascota, es recomendable que visite regularmente al veterinario para controlar que todo marche bien y cumpla en tiempo y forma con el calendario de vacunación. Asimismo, el profesional indicará cuál es la mejor alimentación de acuerdo a las características del minino en cada etapa de su vida.

Por otra parte, bastará con un cepillado semanal para mantener brillante y suave su pelo corto. Y, por supuesto, se le debe asegurar suficiente espacio para que se ejercite.

Fuente de las fotos | Facebook Scottish Fold & Sokoke