Conoce al mirlo acuático

Eugenio 4 agosto, 2018
Este ave veloz presenta un comportamiento veloz e hiperactivo en sus movimientos; vive en lagos y ríos limpios, en los que caza pequeños insectos gracias a su capacidad para sumergirse en el agua

El mirlo acuático es una especie poco conocida debido a su timidez y agilidad, una especie de ave que vive en nuestros ríos y que es inconfundible gracias a sus increíbles habilidades.

Conoce a los mirlos

Seguro que muchos conocen a un ave mucho más habitual, como es el mirlo común, mucho más urbano y popular, y al que podemos ver en parques de toda España correteando. Su color negro azabache y pico naranja hacen que se le reconozca muy bien.

Existen otros mirlos en España: el mirlo capiblanco y el mirlo acuático, aunque lo cierto es que el mirlo acuático no es familiar de estas otras especies.

El mirlo capiblanco es un ave negra de pecho blanco y pico amarillo que encontramos en áreas como los Pirineos, donde viene a pasar un invierno más suave que en los países del norte de Europa.

Conoce al mirlo acuático

Sin embargo, hoy hablamos del mirlo acuático, un ave veloz y con un comportamiento casi eléctrico, que podemos encontrar en ríos y lagos.

Mirlo acuático: distribución

Pero no vive en cualquier zona fluvial: necesita ríos especialmente limpios y sin mucha actividad humana, por lo que es un indicador de la salud de estos ecosistemas.

Normalmente, podemos encontrar al mirlo acuático en las zonas más altas de los ríos, en aguas claras donde puede conseguir abundante alimento.

El mirlo acuático es un ave muy parecida al resto de mirlos, con un babero blanco y un cuerpo negro, aunque en este caso el pico es negro y la cabeza es más marrón, casi achocolatada. Es un ave de medio tamaño que alcanza 30 centímetros de envergadura.

El mirlo acuático, buceador nato

El mirlo acuático recibe este nombre porque no le importa sumergirse para alimentarse: hace inmersiones de unos tres segundos, aunque puede permanecer hasta 30 segundos, por lo que es común ver cómo se sumerge a mayor profundidad.

Gracias al aumento de glóbulos rojos en su sangre puede portar más oxígeno en esta que otras paseriformes, lo que le permite alimentarse de gusanos e insectos al levantar los guijarros del río.

Mirlo acuático: alimentación

Es relativamente fácil verlo en los ríos adecuados, aunque no tanto fotografiarlo debido a su hiperactividad. Se mueve con soltura entre guijarros y piedras, tras lo cual se lanza a bucear.

Es un ave tan inquieta que incluso cuando está parada en tierra no para de parpadear, levantar la cola y realizar flexiones con las patas.

Estos animales son capaces incluso de cruzar pequeñas cascadas, y es por todo esto que anidan muy cerca del agua. Grietas, árboles o puentes son estructuras naturales y artificiales que sirven para que construyan los nidos; normalmente ponen entre cuatro y seis huevos, que son incubados por la hembra y eclosionan a las dos semanas.

El mirlo acuático, en regresión en España

Aunque la variedad europea no sale de nuestro continente, lo cierto es que se distribuye por Asia e incluso el norte de África. En España es especialmente abundante en el norte.

Debido a la contaminación de los ríos y la presencia de plástico, se considera que la especie está perdiendo efectivos en toda Europa. Aunque en España han aparecido en el sur nuevas poblaciones, se cree que está perdiendo parte de sus censos en todo el país.

Es por ello que el día que desaparezca esta bonita ave de nuestros ríos, lo más probable es que sea demasiado tarde para otras muchas especies como el martín pescador, y que sea un aviso final de la muerte de nuestros ecosistemas fluviales.

Te puede gustar