Conoce al macaco rhesus

Eugenio Fernández · 9 diciembre, 2018
Buena parte de los progresos de investigación médica en los humanos se los debemos al macaco rhesus, el cual ha tenido que soportar el uso que se le ha dado en la experimentación por parte del hombre

El macaco rhesus es una especie de primate asiático muy conocido, principalmente por el enorme uso que se le ha dado en experimentación. Aunque no está amenazado, muchos critican las malas condiciones que han sufrido estos animales para realizar avances científicos de enorme calibre.

¿Dónde vive el macaco rhesus?

El macaco rhesus es un primate haplorrino, lo que quiere decir que hablamos de un mono del Viejo Mundo. Dentro de ellos es un cercopitécido, al igual que el mono verde, pero nos referimos en este caso a un miembro del género Macaca, como es el caso del macaco de Gibraltar.

Estos animales son nativos de Asia, y son unos de los macacos con una mayor distribución: desde el Sudeste Asiático al norte de la India o Pakistán, incluida gran parte de China, donde existen casi una decena de subespecies.

Se trata de una conocida especie exótica invasora, ya que se puede encontrar en Florida, además de en las isla de Morgan. Algunos de estos animales fueron liberados, aunque en otros casos se debe a desastres naturales como huracanes.

¿Cómo es el macaco rhesus?

El macaco rhesus es un primate de tamaño medio que apenas supera los ocho kilogramos de peso. Son especies con una cola de unos 20 centímetros con pelo gris y marrón, que presentan una cara rosada. Hablamos de animales diurnos, que viven tanto en los árboles como en el suelo. Son animales que normalmente se desplazan como cuadrúpedos, aunque también pueden moverse sobre sus extremidades traseras.

Macaco rhesus: alimentación

Estos animales son omnívoros, aunque su dieta se basa en plantas en su inmensa mayoría: consumen casi 100 especies distintas, de donde aprovechan semillas, frutos, raíces o flores.

También se ha visto que estos animales consumen termitas, saltamontes, hormigas y escarabajos. Al igual que otros macacos, poseen carrillos donde pueden almacenar el alimento de forma temporal.

La inteligencia del macaco rhesus

Los macacos, al igual que otros primates, son animales que viven en grupos de 20 a 200 individuos. Normalmente, hay cuatro veces más hembras que machos, y ambos tienen jerarquías separadas. Las hembras no abandonan el grupo y su jerarquía viene dada por herencia. Curiosamente, las hembras más jóvenes suelen desplazar en la jerarquía rápidamente a sus hermanas mayores.

Un animal tan social requiere una gran inteligencia y un buen sistema de comunicación. Al igual que otros primates, el macaco rhesus usa expresiones faciales, vocalizaciones y gestos para comunicarse entre ellos a través de posiciones de sumisión o comportamientos afiliativos, como el grooming, que es cuando los monos se acicalan entre ellos.

Macaco rhesus: factor Rh

Se ha visto cómo los macacos rhesus son extremadamente inteligentes, ejemplo de ello es la capacidad de monitorizar su propio estado mental o entender reglas simples. Incluso se ha visto como un macaco intentaba despertar a otro inconsciente en las vías de un tren.

El macaco rhesus y la investigación

El macaco rhesus ha sido también una especie que ha contribuido de forma imperante en la investigación médica, por lo que se ha convertido en el primate más usado en esta disciplina.

Un ejemplo de ello es el factor Rh, una proteína de los glóbulos rojos que permite detectar los tipos de sangre en el ser humano y que fue descubierta gracias a esta especie.

Otro de los famosos estudios que se hizo con el macaco rhesus fueron los grupos de privación de la maternidad de Harry Harlow. En ellos se retiraba a los macacos de sus madres, y posteriormente se les permitía elegir entre una madre de alambre que proporcionaba leche o una de peluche que no ofrecía alimento.

Las crías elegían a la madre a la que podían abrazarse a expensas de su salud. Harlow hizo más experimentos calificados como crueles actualmente, pese a que en la época permitió cambiar todos los cuidados a niños huérfanos.

El macaco rhesus también ha contribuido al desarrollo de vacunas, tratamientos y diagnósticos para enfermedades como la rabia, la polio, el VIH o la viruela. Incluso ha viajado al espacio, por lo que debemos muchas cosas a este primate que ha sufrido por el progreso del hombre.