Conoce al basset artesiano de Normandía, un sabueso sorprendente

Aitana Bellido · 12 abril, 2019
Utilizado para la caza con escopeta, este pequeño perro sabueso es un fiel aliado para cualquier amante de la naturaleza

El basset artesiano de Normandía puede no ser una raza especialmente grande, pero su potencia y lealtad inquebrantables hacen de él la perfecta mascota para una excursión al campo.

Origen y morfología del basset artesiano de Normandía

El basset artesiano de Normandía no empezó a criarse de forma controlada hasta 1870. Frente a las extremidades delanteras rectas que caracterizarían el estándar denominado ‘de Artois’, se desarrolló el de extremidades delanteras torcidas o ‘de Normandía’.

En 1924 se adoptó oficialmente el nombre de basset artesiano de Normandía y se fundó el club León Verrier, encargado de controlar los estándares de raza y fomentar la crianza de este nuevo animal. Su apariencia general es alargada, de naturaleza musculosa y compacta, y posee un porte de carácter noble, representativo de la nobleza normanda.

Basset artesiano de Normandía: temperamento

La Federación Cinológica Internacional clasifica a esta raza en el grupo 6 de perros tipo sabueso. El cuello del basset artesiano de Normandía es largo y ligeramente tendente a la papada, mientras que la cola –larga y gruesa– tiende a volverse progresivamente más delgada.

El color de su manto es ámbar, con manchas negras y blancas de pelo negro y rayado. En cuanto a su peso, oscila entre los 15 y 20 kilos, con unos 30 a 36 centímetros de altura.

Temperamento y ejercicios para el basset artesiano de Normandía

Como buen sabueso, esta raza tiene un olfato impecable capaz de seguir el rastro a cualquier presa. Su pasado como cazador le convierte en un animal curioso y obediente que busca complacer a su amo en todo momento. Su naturaleza cálida y abierta, unida a su tamaño pequeño, le convierte en un buen perro de familia.

El basset artesiano de Normandía es un cazador lleno de energía. Como tal, necesita largos paseos diarios que le permitan ejercitar su musculatura y disfrutar de su entorno, ya que una de las cosas que más le gusta a este sabueso es explorar todo lo que le rodea.

Basset artesiano de Normandía: cuidados

Los estímulos intelectuales también son muy importantes en el desarrollo de este perro. Muchos dueños que no se dedican a la caza acaban participando en concursos de agilidad canina en los que el basset artesiano de Normandía brilla por su energía y astucia.

Cuidados y posibles enfermedades a tener en cuenta

Desafortunadamente, la parte inferior del cuerpo de este animal suele sufrir bastantes trastornos debido a la disposición de sus articulaciones. Las enfermedades más comunes en esta raza son:

  • La enfermedad de disco intervertebral o EDIV, producida por la rotura de un disco entre los huesos de la columna vertebral, que comprime la médula espinal. Esta enfermedad puede llegar a paralizar las extremidades inferiores del perro.
  • Displasia de cadera. Esta patología hereditaria, provocada por un mal funcionamiento de la articulación de la cadera, puede llegar a producir daños permanentes, pero es tratable, tanto con cirugía como con fisioterapia.
  • Torsión estómago, causada por acumulación de gases en el estómago del animal, que acaba haciendo que se retuerza sobre sí mismo. Suele darse de forma rápida e inesperada en animales que comen rápido. Si no se trata con carácter urgente, puede llegar a acabar con la vida del animal.