¿Cómo tener un minizoo privado?

Francisco María García · 22 septiembre, 2018
Para disponer de un minizoo privado es preciso prestar atención a factores como contar con un terreno apto, conocer los requisitos legales de la zona o valorar el público potencial que podría visitarlo

Algunos usuarios desean tener un minizoo privado. A lo largo de los años, esta idea se ha ido desarrollando y afianzando en un determinado sector emprendedor, sobre todo entre amantes de los animales y la naturaleza.

Para empezar… ¿Qué es un zoológico?

El zoo es un lugar creado de manera artificial por el hombre donde se exhiben especies salvajes o exóticas que no son domésticas. Además, no son comunes en el ámbito urbano.

Sin embargo, el fin del zoológico no es solo exhibir, sino también contar con un espacio de reproducción y preservación de las especies. En general, este tipo de proyectos están gestionados y coordinados por científicos y expertos que buscar recrear los espacios naturales.

También se trata de garantizarles a los animales las mejores condiciones de vida, sobre todo para aquellas especies en vías de extinción que necesitan que se les eche una mano para poder reproducirse.

Evolución del zoológico a lo largo del tiempo

En sus orígenes, el zoológico era una construcción de las personas en el siglo XVIII. Su principal objetivo era crear un espacio artificial que mostraba animales exóticos en su hábitat para ser observados por los visitantes. Los primeros zoológicos eran visitados por gente de alto poder adquisitivo y pertenecientes a la nobleza.

Actualmente, el zoo es un espacio público abierto a cualquiera que quiera conocerlo. Suelen ser extensos terrenos donde se albergan múltiples especies y animales que son conservados y protegidos unos de otros. Los zoológicos reproducen los ambientes naturales de cada especie y favorecen su sociabilidad.

Coatí de cola anillada

Cómo empezar con un minizoo privado

En la actualidad, tener mascotas y un jardín atractivo forman parte de objetivos que las personas tienen por satisfacción personal. Muchos aficionados a las mascotas sueñan con tener un minizoo privado.

En este caso se convierte en una iniciativa empresarial que está pensada para compartir con otros espacios similares. Para comenzar con un proyecto de un minizoo privado, a continuación veremos algunos pasos y aspectos importantes a considerar para el proceso y desarrollo.

Contar con un terreno apto

Esta es una de las principales cuestiones a tener cuenta para empezar. Si no se dispone de un terreno lo suficientemente grande para esta iniciativa se debe alquilar, comprar o pedir concesión de algún terreno que sirva a los propósitos de un minizoo privado. Es esencial considerar las dimensiones y las comodidades necesarias para establecer un zoológico.

Planificación de proyecto de un minizoo privado

La planificación, como en cualquier proyecto, es fundamental. Para establecer un minizoo privado hay una serie de cuestiones esenciales a planificar. En primer lugar, es necesario ver de qué manera se utilizará el espacio y cuál será la forma más adecuada de acuerdo a los planes que se tengan.

Por otro lado, se debe analizar el horario de operación del zoológico, sobre todo si está ubicado en un área turística. En este caso habrá que considerar las fechas en las que haya mayor cantidad de turistas. Es importante una buena gestión de los recursos financieros; su control permitirá una mejor gestión en el desarrollo del proyecto.

Especies de camaleones domésticos

Será preciso realizar planes detallados y específicos para administrar y operar el minizoo privado. Si se cuenta con recursos muy limitados será positiva la iniciativa de sumar uno o varios socios que sean inversores del proyecto.

Revisar requisitos legales

Como en todo proyecto importante, es fundamental verificar los requisitos legales que puede tener el establecimiento de un minizoo privado.

El ámbito legal normalmente dependerá de las normativas locales del lugar donde se quiera instalar. Se puede llegar a requerir una patente comercial o profesional, así como también un seguro contra daños, sobre todo si el espacio es abierto al público.

Análisis del público

Si el minizoo privado tiene el objetivo de recibir visitas es sumamente importante analizar los gustos de las personas que podrían llegar a visitar el zoo. El análisis para darles a los visitantes lo que quieren ver es una de claves para el éxito de un zoo.

Desarrollo de infraestructura

Tan importante como el resto, la infraestructura es fundamental en el desarrollo de un minizoo privado. Hay que evaluar las especies con las que se contará, qué cantidad de jaulas harán falta, estructuras como baños, un área de estacionamiento y un sector de bienvenida; todo ello es muy útil si se espera recibir visitas.