¿Cómo regeneran su cola los lagartos?

Los lagartos no son los únicos que cuentan con la estrategia de autonomía caudal, pero sí son uno de los pocos grupos que son capaces de regenerar su cola.
¿Cómo regeneran su cola los lagartos?
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 30 julio, 2022

Algunos lagartos poseen una estrategia llamada autotomía caudal, la cual consiste en desprender su cola para poder escapar de sus depredadores. Esto les permite dejarles un jugoso manjar a sus enemigos, mientras que ellos escapan a un lugar seguro. Debido a que este mecanismo de defensa es tan importante y eficiente, los reptiles también regeneran su cola para poder ocuparla como señuelo en otra ocasión.

Esta curiosa capacidad es muy distintiva en varias especies de lagartos, geckos y salamandras. Además, ha llamado la atención de varios especialistas por la capacidad regenerativa que conlleva el proceso. Sigue leyendo este espacio y conoce cómo es que los lagartos regeneran su cola después de la autotomía caudal.

¿Cómo es que los lagartos se desprenden de su cola?

La autotomía es un proceso curioso que consiste en la separación de músculos, de vasos sanguíneos y de huesos vertebrales para desprender la cola y usarla como cebo. Para ello, los lagartos no necesitan “arrancarse” la estructura por sí mismos, sino que su cuerpo se encuentra preparado para que justo en la base de la cola se separe todo.

El proceso se facilita por la existencia de “planos de fractura”, los cuales separan de manera transversal diferentes secciones de la cola. Con esto, solo hace falta una ligera fuerza para que la estructura se ampute sin provocar daños importantes al ejemplar. De hecho, según un artículo del Journal of Experimental Biology, el flujo sanguíneo que llega a la cola también se detiene y evita un desangramiento mortal.

Lagarto Gallotia galloti

¿Realmente les sirve de algo soltar sus colas?

Puede parecer poco creíble que el solo hecho de amputarse la cola permita aumentar la tasa de supervivencia de una especie. Sin embargo, esto es bastante posible y real. En el momento que se desprende la cola, esta continua su movimiento como si se tratara de un ser vivo. Gracias a ello, el depredador se siente atraído hacia el “cebo” y el reptil tiene tiempo suficiente para escapar.

Para un ser vivo, este proceso es bastante costoso de soportar, pues la cola puede tener funciones fundamentales en el equilibrio, el apareamiento y el almacenamiento de recursos. Esto significa que debe ser empleado como un último recurso o podría convertirse en una sentencia de muerte para reptil.

¿Cómo solventan la pérdida de la cola los lagartos?

La pérdida de la cola les otorga a los lagartos un beneficio inmediato para escapar de los depredadores. Sin embargo, esta estructura es importante en su vida y necesitan recuperarla para evitar dificultades al moverse, al aparearse o al sobrevivir. Por ello han desarrollado un impresionante mecanismo de regeneración que les permite “reconstruirla”. El único problema es que tiene un gran costo energético.

El proceso por el cual los lagartos regeneran su cola es increíble, ya que reconstruyen toda su extremidad sin tener un “molde”. Este proceso es muy similar a lo que ocurre durante el desarrollo embrionario con las células madre. Por esta razón, ha sido uno de los temas más populares en la investigación científica.

El mecanismo detrás de la regeneración

La cola se regenera por medio de las células satélite musculares, cuya función -en cualquier organismo- es la de reparar el tejido dañado. En los lagartos, este linaje celular es capaz de “prender” genes extra y reconstruir más que solo músculo. A este proceso se le conoce también como desdiferenciación y es lo que permite la regeneración.

De manera muy general, lo que hacen las células satélites es “recuperar” genes del estado embrionario para que la “guíen”. Gracias a esto obtienen las instrucciones detalladas de cómo reconstruir la cola, lo cual incluye nervios, vasos sanguíneos, músculos y epidermis.

La regeneración es un proceso muy complicado y aún no se entiende su mecanismo por completo. No obstante, según un artículo publicado en Developmental Biology, se ha estimado que intervienen alrededor de 326 genes diferentes. Cada uno está implicado en señales distintas y actividades diferentes, de modo que es muy difícil establecer las vías de interacción y resolver los enigmas de su mecanismo.

Lagartos en Canarias

La cola no vuelve a ser lo que era

A pesar de que el proceso de regeneración produce una nueva cola, esta nunca vuelve a ser igual a la primera. Esto se debe a que las células satélites no tienen la capacidad suficiente para funcionar como una célula madre. Por lo tanto, se genera una estructura funcional, pero con diferencias evidentes.

Las colas regeneradas pueden pasar desapercibidas a simple vista, ya que suelen lucir los mismos colores y texturas externos que el resto del cuerpo. Sin embargo, su composición cambia y presenta las siguientes características:

  • Tubo de cartílago calcificado: las vértebras que se perdieron durante la autotomía caudal se regeneran pero no como hueso, sino como un tubo de cartílago endurecido (con calcio) no segmentado.
  • Músculo rudimentario: las fibras musculares se reconstruyen sin la complejidad ni el acomodo original. Esto no ocasiona un impacto importante en su función.
  • Nervios más cortos: la regeneración provoca que los nervios tengan un tamaño más reducido. Aunque también ocasiona que se vuelvan más numerosos, lo cual ayuda a evitar la pérdida del movimiento de la cola.

A pesar de que los lagartos no regeneran bien su cola, la autotomía caudal es una medida desesperada que ha probado ser bastante benéfica. Al final, solo les toma alrededor de 60 días volver a producir la estructura perdida, de modo que utilizarla como cebo es una buena inversión con tal de sobrevivir otro día.

Te podría interesar...
¿Existen los lagartos venenosos?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Existen los lagartos venenosos?

Existen numerosas especies de lagartos venenosos, desde varanos a monstruos de Gila. Todas ellas pertenecen al clado Toxicofera.



  • Clause, A. R., & Capaldi, E. A. (2006). Caudal autotomy and regeneration in lizards. Journal of Experimental Zoology Part A: Comparative Experimental Biology, 305(12), 965-973.
  • Gilbert, E. A., Payne, S. L., & Vickaryous, M. K. (2013). The anatomy and histology of caudal autotomy and regeneration in lizards. Physiological and Biochemical Zoology, 86(6), 631-644.
  • Bateman, P. W., & Fleming, P. A. (2009). To cut a long tail short: a review of lizard caudal autotomy studies carried out over the last 20 years. Journal of zoology, 277(1), 1-14.
  • Ananjeva, N. B., Gordeev, D. A., & Korost, D. V. (2021). The review of the autotomy of agamid lizards with considerations about the types of autotomy and regeneration. Journal of Developmental Biology, 9(3), 32.
  • García-Rosales, A., & Martínez-Coronel, M. (2016). Frecuencia de pérdida de la cola en un ensamble de lagartijas de Oaxaca, México. Acta zoológica mexicana, 32(2), 174-181.
  • Palade, J., Djordjevic, D., Hutchins, E. D., George, R. M., Cornelius, J. A., Rawls, A., ... & Wilson-Rawls, J. (2018). Identification of satellite cells from anole lizard skeletal muscle and demonstration of expanded musculoskeletal potential. Developmental biology, 433(2), 344-356.
  • Cooper, W. E., Pérez-Mellado, V., & Vitt, L. J. (2004). Ease and effectiveness of costly autotomy vary with predation intensity among lizard populations. Journal of Zoology, 262(3), 243-255.